Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La milla extra en seguridad de los hoteles premium

Para ofrecer las mismas experiencias, algunas marcas hoteleras han implementado sus propios estándares para minimizar los riesgos de la pandemia.
jue 27 agosto 2020 05:00 AM
Mayakoba
Todos los hoteles de cualquier categoría están obligados a obtener distintas certificaciones para poder operar tras la alerta sanitaria decretada por el gobierno federal desde finales del mes de marzo.

A raíz de la pandemia de COVID-19, muchos se estarán preguntando no solo cuándo, sino de qué manera van a poder viajar. Por un lado, el semáforo epidemiológico del gobierno federal limita las posibilidades de embarcarse en un viaje de placer; por el otro, a la gente le preocupa correr riesgos innecesarios a la hora de tomarse unas vacaciones. Conocer las medidas que están aplicando los establecimientos hoteleros de alta gama para garantizar la seguridad sanitaria en sus instalaciones es una precaución altamente recomendable.

Publicidad

Expansión ha recorrido cuatro hoteles en uno de los destinos más exclusivos de la Riviera Maya, Mayakoba, para conocer de primera mano las experiencias que van a vivir sus visitantes en esta temporada. Se trata de Rosewood, Fairmont, Andaz y Banyan Tree, que son parte de la oferta de RLH Properties. “La experiencia puede ser distinta en algunas cosas; en otras, incluso mejor. Tenemos que seguir reinventándonos para ofrecer lo mejor a nuestros huéspedes” explica Borja Escalada, CEO de la empresa, que gestiona activos hoteleros de lujo, tanto en México como en España.

Todos los hoteles de cualquier categoría están obligados a obtener distintas certificaciones para poder operar tras la alerta sanitaria decretada por el gobierno federal desde finales del mes de marzo. Algunos obtienen, además, sellos internacionales al pertenecer a cadenas hoteleras con presencia en varios países, y también han desarrollado sus propios estándares, como marcas premium, que sirven de benchmark para las normas que luego adoptan los destinos. Ese es el caso de Rosewood, que creó el programa Commitment to Care; de Banyan Tree, con Safe Sanctuary; de Farimont, con All Safe; y de Andaz con Global Care & Cleanliness Commitment.

Para eso, la mayoría de estos hoteles aprovecharon los meses de cierre al que se vieron obligados en un inicio, para capacitar a todo su personal, adquirir los equipamientos y realizar las modificaciones necesarias a sus instalaciones.

“En seguida quise conocer todos los detalles para convertirnos en un hotel piloto para la región. Es una manera ideal de mostrar a nuestra gente cómo podemos hacerlo de manera exitosa, no sólo para generar confianza en nuestros huéspedes, sino también entre nuestros colaboradores” afirma Robert-Jan Woltering, gerente general de Fairmont Mayakoba, para quien el trato personalizado y cercano es una de los diferenciadores más relevantes para los hoteles de alta gama.

¿Cómo será el turismo después del coronavirus? | #CómoReactivarMéxico

Estos programas implican medidas intensificadas de higiene y seguridad en todas las áreas de los hoteles. La primera de ellas es el aumento en la frecuencia de limpieza y desinfección de las áreas públicas y puntos de contacto habitual. Se ha limitado la capacidad en espacios comunes para garantizar el distanciamiento de las personas, algo que en Mayakoba se ha visto favorecido gracias a sus 250 hectáreas de extensión. Además, se ha reforzado el mantenimiento de todos los filtros de aire y sistemas de aire acondicionado, y la esterilización de amenidades en las habitaciones y el equipaje a la llegada. Las habitaciones permanecen 24 horas entre cada huésped para permitir su sanitización.

Publicidad

Una de las cosas a las que deberán acostumbrarse los huéspedes es a los continuos controles de temperatura y uso de geles antibacteriales, tanto a la llegada al hotel, como a la entrada de sus restaurantes, tiendas y áreas deportivas o recreativas.

Todas estas medidas son también de cumplimiento obligatorio para todo el personal de servicio, además del uso de caretas tanto en el interior como en el exterior, en su caso. Los asociados están sujetos, incluso, a revisiones constantes de salud.

Las albercas, los spa, los gimnasios e instalaciones deportivas están disponibles, atendiendo las limitaciones de aforo.
Las albercas, los spa, los gimnasios e instalaciones deportivas están disponibles, atendiendo las limitaciones de aforo.

El uso de los campos de golf, las canchas de tenis y los deportes acuáticos son considerados como actividades con un nivel alto de seguridad, según los estándares internacionales, ya que no conllevan contacto físico.

“Con todos los esfuerzos que estamos haciendo las distintas empresas y nuestros socios en la cadena de valor del turismo, podemos ofrecerles una enorme seguridad para que sigan disfrutando del mismo modo que antes, o incluso más”, asegura Borja Escalada.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad