Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las cadenas hoteleras retrasan sus aperturas en Riviera Nayarit por la pandemia

Firmas como Marriott o Iberostar han postergado algunas aperturas para 2021, pero el destino alista una segunda fase de crecimiento que ha atraído al segmento de lujo.
mié 25 noviembre 2020 05:00 AM
Hoteles de lujo
Entre 2020 y 2025, Riviera Nayarit tiene proyectada la apertura de 19 proyectos hoteleros que, en conjunto, suman inversiones por 3,300 millones de dólares.

El turismo ha sido uno de los sectores más afectados por la pandemia. Las medidas impulsadas para evitar los contagios han provocado una caída en el número de turistas y hoteles funcionando a un tercio de su capacidad. Como resultado, en Rivera Nayarit varias cadenas hoteleras han retrasado aperturas proyectadas para este año y 2021. Sin embargo, a mediano plazo el destino ve un alto potencial para crecer, sobre todo en el segmento de lujo.

Marc Murphy, director general de la Oficina de Visitantes y Convenciones de la Riviera Nayarit, explica que el estado apenas transitó de un semáforo epidemiológico COVID-19 naranja a fase amarilla, con un tope a la capacidad hotelera de 30%. Esto ha provocado que se tengan que rechazar algunas reservaciones y, pese a que la previsión es que este índice ascienda a 50% en los próximos días, ya afectó las fechas de algunas aperturas planeadas para este año.

“La mayoría de nuestros hoteles y desarrollos turísticos que estaban pronosticados para abrir en 2020 lo han logrado. Por ejemplo, el Conrad by Hilton abrió en septiembre en vez de junio, y el One&Only Mandarina (de RLH Properties) de 104 lujosas villas, con una inversión de más de 150 millones de dólares, abrió el 1 de noviembre”, explica.

Publicidad

Entre 2020 y 2025, la región tiene proyectada la apertura de 19 proyectos, de cadenas como la estadounidense Marriott, la española Iberostar y la empresa mexicana Grupo Vidanta, entre otros, que en conjunto suman inversiones por 3,300 millones de dólares.

A la fecha, algunos retrasos previstos son de firmas como Auberge Resorts y AM Resorts, con aperturas postergadas para el segundo trimestre y noviembre de 2021, respectivamente, aunque no ha habido cancelaciones de proyectos, afirma Murphy.

Además, la construcción de la segunda propiedad de la cadena española Iberostar en el Pacífico –en Litibú– se retrasó por la caída del mercado europeo, aunque la previsión es que esté lista en diciembre de este año, mientras el complejo Ritz Carlton Resort de Costa Canuva se encuentra sin una fecha definida, explica el directivo.

Apuestan al segmento premium

Sin embargo, esto no ha detenido las proyecciones de crecimiento en la región. Incluso se habla de una segunda fase de desarrollos en el municipio de Compostela, punto en el que se encuentra el complejo Mandarina de One&Only, y donde empezará la construcción de un hotel de Rosewood Resort & Spa, cuya apertura está prevista para 2022. Aquí, el segmento de lujo parece haber encontrado su lugar.

“Lo que estamos viendo es un interés de las marcas de lujo en Riviera Nayarit, en Costa Canuva, que es el segundo centro integralmente planeado (CIP) del Fonatur, donde también se anunció un Fairmont Hotels & Resorts y un Ritz Carlton Reserve”, indicó Murphy.

Publicidad

A corto plazo, Marriott pareciera tener el plan de crecimiento más ambicioso en este segmento, pues para 2021 pondrá en marcha la ampliación del complejo Grand Matlali Hills Resort & Spa para adoptar el concepto all inclusive bajo la marca Delta, el primero de la cadena estadounidense a nivel mundial.

Además, la compañía tiene previsto la construcción de otros cuatro proyectos bajo las marcas Marriott, Westin, Autograph Collection y Ritz Carlton que en conjunto suman 1,440 habitaciones en la región, previstas entre 2023 y 2025.

Parte de esta tendencia también se ha visto en desarrollos que no son meramente turísticos, sino habitacionales, como torres condominales y casas habitacionales de lujo que buscarán atraer a huéspedes de mediana estancia, principalmente del segmento de jubilados de Estados Unidos y Canadá. A la fecha, la oficina tiene identificadas 5,000 unidades de renta vacacionales en la región.

“Es un buen indicador que grandes cadenas estén buscando durante una pandemia oportunidades para crecer su marca. Están viendo que Riviera Nayarit es un destino resiliente, y tiene una ubicación geográfica que les permite un retorno de inversión a largo plazo”, concluye Murphy.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad