Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las aerolíneas reducen la oferta de vuelos de EU y Canadá hacia México

Las compañías son más cautelosas con la oferta de asientos luego de que Estados Unidos empezó a solicitar una prueba de COVID-19 negativa para ingresar, y de que Canadá suspendió vuelos hacia México.
mar 09 febrero 2021 05:00 AM
Aerolíneas
A pesar de las restricciones de vuelo, las aerolíneas estadounidenses esperan que la demanda se recupere a medida que la oferta de pruebas de COVID-19 se amplíe.

Las medidas implementadas por los gobiernos de Estados Unidos y Canadá para mitigar los contagios de COVID-19 están llevando a las aerolíneas a ser más cautelosas con su oferta de asientos. Desde el 26 de enero, Estados Unidos solicita la presentación de una prueba de COVID-19 negativa para ingresar al país vía aérea –tanto para ciudadanos como extranjeros–, mientras que Canadá suspendió todos los vuelos con México durante tres meses, hasta el próximo 30 de abril.

Esto ha frenado la oferta de asientos, que, tras haber recuperado más de 70% de los niveles previos a la pandemia al inicio del año, comenzó a contraerse para los vuelos programados para la primera quincena de febrero, mostrando un descenso a índices de 67%.

“En la tercera quincena del año (…) se resienten los efectos de las medidas restrictivas de ingreso a Estados Unidos y Canadá, al observarse el inicio de la desaceleración en la programación de vuelos internacionales”, indicó el Centro de Investigación y Competitividad Turística (Cicotur) Anáhuac en un análisis.

Publicidad

Volaris, por ejemplo, espera una compresión en su curva de reservaciones para un el primer trimestre, que de por sí ya pintaba retador, debido a las medidas restrictivas. “Volaris opera aproximadamente un 30% de su red de rutas de México hacia los Estados Unidos y espera una reducción en la demanda de corto plazo en vuelos transfronterizos como resultado de regulaciones recientes”, dijo la aerolínea en su reporte de tráfico de enero.

“Como resultado, los planes en la red de rutas para el primer trimestre del 2021 serán más conservadores, enfocándose en desplegar niveles apropiados de capacidad para alinear con el entorno de demanda cambiante”, agrega el documento.

Para las aerolíneas estadounidenses, las expectativas apuntan a una recuperación de la demanda conforme mejore la disponibilidad para aplicar las pruebas de COVID-19.

“(La medida) ciertamente tuvo un impacto en la demanda y los clientes deben presentar una prueba negativa para viajar. Lo hemos visto particularmente en los viajes internacionales de corta distancia, como México y el Caribe, y ahora entre Estados Unidos y el Caribe”, dijo Doug Parker, CEO de American Airlines, en una llamada con inversionistas el pasado 28 de enero.

Esta contracción de capacidades tiene que ver con un intento de las aerolíneas de maximizar sus ingresos ante las expectativas de reducción de la demanda, presionadas por una temporada invernal que era, en términos relativos, prometedora.

Publicidad

“Poco más del 75% del tráfico internacional (que llega a México) es de Estados Unidos y Canadá, y el invierno es una temporada alta”, explica Roberto Montalvo, académico de la Universidad Iberoamericana.

Para los hoteles, agencias y operadores turísticos que operan en México, estas medidas –particularmente la cancelación total de vuelos provenientes de Canadá– abre un panorama incluso “peor que 2020”, sobre todo por el golpe a la imagen del país como destino. Pero no es tarde para poner manos a la obra.

“No va a ser difícil recuperar esos pasajeros si se trabaja desde ahora en ello. En el caso de Canadá, ya hay una fecha para su regreso. Hay que hacer mucho trabajo en la imagen, y valorar cosas como los pasaportes de salud (…) Hace falta esta visión de branding para la marca México”, advierte Montalvo. "Pero, hasta ahora, no hay una campaña para contrarrestar los efectos negativos de las restricciones", concluye.

Publicidad
Publicidad
Publicidad