Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La crisis de los chips también afecta al precio de los autos seminuevos

La escasez de inventarios de vehículos nuevos debido a la falta de semiconductores y a los problemas logísticos está subiendo los precios del segmento de segunda mano.
lun 28 junio 2021 04:19 PM
Precio de autos seminuevos
Los autos usados ​​son muy escasos, lo que ha provocado un aumento vertiginoso de los precios en México.

Comprar un vehículo usado se ha vuelto una alternativa para aquellos que requieren un vehículo, ya sea para conseguir una movilidad segura por la pandemia o para trabajar en el transporte de personas o haciendo entregas de última milla. Pero en medio de la escasez de inventario de autos nuevos, los compradores de automóviles usados también están encontrando precios más altos y poca oferta.

“Estamos viendo un incremento en los precios, tanto por una mayor demanda, como porque no hay vehículos nuevos en el mercado. Normalmente, los incrementos son inflacionarios, pero este año, estamos viendo un show distinto", dijo Alejandro Guerra, director general de Kavak, empresa, dedicada a la compraventa de autos seminuevos, que fija los precios a partir de un algoritmo que los actualiza constantemente a partir de información de más de 30 fuentes distintas.

Los consumidores retrasaron la compra de automóviles durante la mayor parte de la pandemia, pero con el aumento de las tasas de vacunación y el levantamiento de las restricciones, eso está cambiando.

Publicidad

“La gente quiere conducir e ir a lugares. O necesita un vehículo para trabajar luego de la ola de desempleo del año pasado”, afirmó Gerardo San Román, director de Jato Dynamics.

La producción de vehículos nuevos ha sido lenta debido a una escasez global continua de semiconductores y a irrupciones logísticas debido a la falta de contenedores. Esto ha ocasionado incrementos de 9% en los precios de los autos nuevos y menores incentivos para la compra. Y, como consecuencia, los de los seminuevos están aumentando en un porcentaje similar.

“Esta agresividad con la que está saliendo el consumidor a transaccionar conforme hemos vuelto a la calle ocurre en un momento de déficit de vehículos nuevos", explicó Guerra.

El mercado de automóviles usados ​​es significativamente más grande que el de nuevos: cada año se realizan entre seis y siete millones de transacciones, según datos de Kavak y de OHL Autos, en comparación con el millón de unidades nuevas que se venden cada año. Pero ambos mercados operan en conjunto. Las existencias en el mercado usado provienen de clientes que cambian autos viejos por otros nuevos o entregan vehículos arrendados, y también de empresas de alquiler de autos.

El efecto de la pandemia en la industria del alquiler de coches también ha sido enorme. Por lo general, las empresas del sector venden sus coches una vez que tienen entre 12 y 18 meses de antigüedad. Esa es una gran fuente de autos usados.

Antes de la pandemia había un promedio diario de entre 2,500 y 3,000 solicitudes de renta de unidades, por hasta cinco días, según datos de la Asociación Mexicana de Arrendadoras de Vehículos (AMAVe). Pero cuando el coronavirus comenzó a limitar los viajes, las empresas de alquiler de automóviles sufrieron un gran impacto y rápidamente vendieron una gran parte de sus flotas sin comprar reemplazos.

Además, la gente está cambiando sus autos usados ​​a un ritmo más lento.

Se espera que los precios de los autos usados ​​aumenten en los próximos meses. “Si no puede aumentar la oferta, lo único que puede suceder es que los precios suben”, dijo San Román, de Jato Dynamics.

Publicidad
Publicidad
Publicidad