Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Por qué ha subido el gas LP y qué puede hacer el gobierno?

El incremento acelerado de los últimos meses depende más de factores internacionales que del mercado local. “Nadie puede controlar el precio del gas”, dice un analista.
mié 07 julio 2021 04:03 PM
El gas LP ha aumentado su precio de manera acelerada a raíz de una baja en la producción global de hidrocarburos y un aumento en la demanda de los clientes, principalmente industriales.
El gas LP ha aumentado su precio de manera acelerada a raíz de una baja en la producción global de hidrocarburos y un aumento en la demanda de los clientes, principalmente industriales.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha reconocido este miércoles que no ha podido cumplir su promesa de mantener los precios del gas licuado de petróleo, uno de sus principales compromisos de campaña.

Y es que el precio del energético, de gran uso en los hogares mexicanos, depende más de factores internacionales que del mercado local. “Nadie puede controlar el precio del gas”, dice un analista.

El presidente anunció esta mañana la creación de una nueva compañía estatal de gas y un próximo precio máximo para la venta del hidrocarburo, pero los analistas dudan de la eficacia de este plan para ofrecer precios más bajos.

Publicidad

Las acciones gubernamentales pueden tener incidencia en el precio al consumidor, pero éstas serán de impacto mínimo en un mercado que está regido por la demanda internacional y un precio de referencia que ha alcanzado en los últimos días máximos desde hace más de siete años.

El precio del Mont Belvieu, la referencia internacional para la venta de gas LP, ha aumentado de manera acelerada desde los primeros meses de este año. El viernes pasado el hidrocarburo se cotizó en 1.055 dólares por galón –equivalente a 5.33 pesos por litro–, su precio más alto desde octubre de 2014.

“A nivel internacional ha habido un cambio muy importante en los precios de referencia del gas, que son en los que se basan los diferentes productores de gas para fijar el precio”, dice Víctor Gómez Ayala, un analista del sector.

Este precio impacta directamente al mercado mexicano, que importa cerca del 80% del gas LP que se consume en el país y del que la estatal Pemex es responsable en cerca del 15%, de acuerdo con datos de consultoras entrevistadas. “Siempre que quieras poner una solución local para un problema global te vas a quedar corto. Nadie puede controlar el precio del gas, ni Estados Unidos, que es autosuficiente en gas LP, o Argentina (que tiene Vaca Muerta, un gran yacimiento), que está ‘nadando’ en gas LP, tienen precios diferentes a la referencia internacional, que es lo que está subiendo”, dice un analista que no puede ser citado por motivos comerciales.

Un seguimiento al índice de Mont Belvieu indica un despunte a partir de febrero, como consecuencia de dos principales factores: un efecto tardío en la ralentización de la producción estadounidense de gas, que se vio afectada por la pandemia de coronavirus –los productores de Estados Unidos hicieron una reducción gradual, pero con un fuerte impacto hasta finales del año pasado–, y un aumento considerable en la demanda industrial del continente asiático.

Y en este último punto, China juega un papel importante. El país asiático, que logró revertir más rápidamente los efectos económicos de la pandemia, aumentó en manera significativa su demanda de gas LP para su consumo en plantas petroquímicas, a niveles incluso más altos a los registrados antes de la emergencia sanitaria que continúa moviendo la dinámica económica.

A esto, se une un aumento en la importancia del gas como commodity. Tras la pandemia, los inversionistas han comenzado a apostar más por estos activos para la seguridad de su portafolio.

¿Cuánto ha aumentado el costo del gas LP?

Los precios en los que se vende el energético a los consumidores mexicanos tienen un comportamiento similar, aunque un poco más moderado. El precio del gas LP alcanzó su punto más alto en la primera quincena de marzo pasado, cuando se vendió en promedio al público en 13.02 pesos por litro, de acuerdo con los datos reportados por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), que reporta a su vez los precios de las empresas comercializadoras.

Publicidad

En datos más recientes, durante la segunda quincena de mayo pasado –el último precio reportado por el regulador–, el gas LP se comercializó en 12.66 pesos por litro, un aumento interanual de 32.7%. En la misma quincena del año pasado el precio se cotizó en 9.54 pesos por litro.

Y en el mismo periodo de comparación, el comportamiento del hidrocarburo a nivel internacional, con base en el índice Mont Belvieu, ha tenido un incremento mayor, de 80.6%.

El tipo de cambio también ha sido un factor importante en el aumento del precio, coinciden las fuentes, aunque la paridad peso dólar se ha mantenido prácticamente estable en lo que va del año. Durante el año, el peso acumula una pérdida de 0.3%, con una cotización máxima de 20.93 pesos por dólar en marzo pasado. El precio de referencia se calcula en dólares, de ahí el impacto en la cotización de la divisa, explican los analistas.

Esto explica la razón por la cual todos los consumidores a nivel internacional han experimentado una alza en el precio del combustible. Otros países latinoamericanos, como Chile, Colombia y Brasil, han experimentado subidas en sus precios locales, similares a las del mercado mexicano.

Incluso una fracción política de Chile ha pedido la investigación por prácticas monopólicas en el mercado de comercialización de gas LP, por considerar que esto ha influido de manera importante en los precios. Algo similar a lo ocurrido en México.

La Comisión Federal de Competencia (Cofece) tiene abiertas tres investigaciones en el mercado de gas LP, para determinar si el sector opera en condiciones de competencia y si los jugadores han establecido acuerdos para aumentar en conjunto el precio del hidrocarburo.

Y los analistas no descartan que exista colusión entre participantes del mercado, pero aseguran que los factores internacionales son el principal punto del aumento en el precio del gas LP.

“Esa volatilidad que se ve en el precio del gas (en México), es la misma volatilidad que está vigente en todos los mercados de gas alrededor del mundo. Aunque es cierto que una parte de los niveles de precio se explica por cuestiones de falta de competencia en el sector. Lo que hacen ellos (las empresas), dado su poder de mercado, es traspasarlo directamente al consumidor”, explica Gómez Ayala.

La poca competencia en el sector tiene un efecto grande en los consumidores: las compañías aprovechan su predominancia en el mercado y así aumentan casi de manera directa cualquier fluctuación en el mercado internacional, pues tienen poca probabilidad de perder participación en las ventas. Y en la falta de competencia, dicen los especialistas, es en donde el gobierno federal podría tener una incidencia, aunque difícilmente podrá ser a través de una nueva compañía.

Las fuentes coinciden en que una regulación que fomente la entrada de nuevos participantes y un incremento en la inversión para construir infraestructura en comunidades con pocas opciones de compra podría ser la salida más viable.
La nueva compañía anunciada esta mañana por el presidente vendrá acompañada de un precio máximo determinado por el Estado, del cual no se dio más detalles. Pero éste no podrá controlar la tarifa más allá del dictado por el mercado internacional.

Y aunque la nueva empresa estatal, que dependerá de Pemex, podría traer más competencia al mercado, los analistas dudan que su incidencia pueda ser de gran diferencia en la dinámica de las ventas al público, debido al alcance que tendrá Gas Bienestar, sobre todo en los primeros meses de su próxima operación.

Publicidad
Publicidad
Publicidad