Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Dar la libertad de tarifas a Telmex "dañará la competencia", dicen los expertos

Los expertos califican como anticonstitucional y apresurada la decisión del regulador de telecomunicaciones y afirman que devuelve al sector a los niveles que tenía en 2013.
vie 06 agosto 2021 12:46 PM
Libertad tarifaria Telmex y Telcel
Al cuarto trimestre de 2020, América Móvil domina 49.4% del mercado de telefonía fija a nivel nacional, seguido de Televisa con 23.7%. En banda ancha fija, la empresa de Carlos Slim posee 45.64% del mercado, mientras que el grupo de Emilio Azcárraga le sigue con 24.7%, según el IFT.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) acaba de dar el primer paso para regresar a la industria de las telecomunicaciones a la misma situación en la que se encontraba antes de 2013 y está a punto de otorgar la libertad tarifaria a Telmex y Telnor en 52 municipios de México.

¿Qué es la libertad tarifaria?

Esto significa que las empresas de América Móvil, propiedad de Carlos Slim, tendrán la independencia para aplicar sus propias tarifas en servicios de banda ancha, debido a que el órgano regulador determinó que no son preponderantes en estas localidades.

Los especialistas del sector advierten que la decisión generará efectos negativos en la competencia del mercado, fortalece las estructuras monopólicas y, además, va en contra de la constitución. “El IFT abrió la puerta para jugar con la definición de mercados, que es lo que quería evitar la figura de preponderancia, y volvió a la definición de poder sustancial de mercado cuando se le ocurrió decir que Telmex tiene competencia en 52 municipios", menciona Gerardo Soria, presidente del Instituto del Derecho a las Telecomunicaciones (IDET).

"Es muy paradójico que un instituto creado por la reforma desnaturalice a la principal figura establecida por la misma reforma”, agrega el también abogado especialista en sectores regulatorios. "El problema es que este es el primer movimiento de un juego perverso".

Publicidad

En marzo pasado, el órgano regulador sometió a consulta pública los criterios y para determinar la libertad tarifaria del Agente Económico Preponderante (América Móvil) en el sector de las telecomunicaciones. En un comunicado, el órgano regulador aseguró que esto era resultado de las modificaciones realizadas en la segunda revisión bienal que estableció para terminar si existía la posibilidad de determinar si Telmex y Telnor podrían determinar sus tarifas en 63 municipios del país.

El IFT dijo en ese entonces que América Móvil tenía una participación menor a 50% en esas localidades (que terminaron siendo 52), además hay tres o más operadores ofreciendo servicios de banda ancha fija, al menos dos a través de fibra óptica, y uno de ellos –diferente a la empresa de Carlos Slim– cuenta con una participación mayor a 20%.

Pero relajar las medidas en ciertas localidades va en contra del la constitución, señalan los expertos. De acuerdo con lo establecido en la reforma de Telecomunicaciones, la figura de preponderancia se le otorga al operador que tenga más de 50% de participación en todo el sector, incluyendo todos los servicios (telefonía móvil y fija, banda ancha móvil y fija, tv restringida y satelital), por lo que se le debe regular en todo el país, no por regiones ni localidades.

Michel Hernández, director general del Observatorio de Telecomunicaciones (Observatel), explica que, con esta decisión, el instituto está fragmentando una medida que está pensada para ser aplicable al actor preponderante en todo el territorio nacional, “lo que hizo fue agarrar ciertos mercados basándose en un análisis muy geográfico y determinar que no era necesaria, por lo tanto libera al preponderante en esa regulación”.

“El IFT está violando la definición de preponderancia, eso es inconstitucional y les importa poco”, asegura Gonzalo Rojón, director y senior partner de la consultora The CIU.

Cifras del Instituto Federal de Telecomunicaciones indican que, al cuarto trimestre de 2020, América Móvil domina el 49.4% del mercado de telefonía fija a nivel nacional, seguido de Televisa con 23.7%. En lo que respecta a banda ancha fija, la empresa de Carlos Slim posee 45.64% del mercado, mientras que el grupo de Emilio Azcárraga le sigue con 24.7%.

Publicidad

Falta de análisis

Incompleta, apresurada y superficial. Así califica Elena Estavillo, directora del Centro-i para la Sociedad del Futuro, la decisión del IFT de otorgar libertad tarifaria a América Móvil. Para la también excomisionada del órgano regulador, si bien el instituto tiene facultades para modificar el esquema de obligaciones a los preponderantes, en este caso no ha demostrado que haya un beneficio a la competencia.

“Simplemente se pasó un requisito indispensable, que es hacer un análisis de las condiciones de competencia para justificar que esa obligación que impuso ya no es necesaria, o que las condiciones hayan cambiado tanto que necesitan modificar las obligaciones del preponderante”, refiere Estavillo.

“Es tomar una decisión a ciegas y con una esperanza incomprensible de que, de pronto, una competencia que no ha existido, que no existía antes de la regulación y todavía no existe, de una manera espontanea vaya a quitar una regla, es la parte que no se entiende”, añade.

Otras de las críticas que el sector hace al IFT sobre la decisión de libertad tarifaria a Telmex y Telnor tiene que ver con el tiempo y el momento en el que se encuentra la industria, pues aseguran que los siete años que han transcurrido desde que se implementó la medida de agente preponderante en México son pocos para declarar que el mercado está equilibrado en sentido de competencia.

“No queda claro que el sector ofrezca condiciones de competencia, sino todo lo contrario. Esta medida tenía que haber madurado mucho más antes de pensar en relajarla, con esto los efectos que se pueden ser contrarios a la competencia”, advierte el director general de Observatel.

La decisión del IFT va a tener como principal consecuencia la limitación de la competencia en el mercado. Gonzalo Rojón asegura que esto también se traducirá en un aumento de tarifas para el consumidor final. “Si el preponderante ahora va a definir, entonces puede aumentar los precios para meterse al mercado mayorista, generando un mayor costo a los otros operadores, de alguna forma ellos van a absorber ese impacto, pero llegará un momento en que lo transfieran al consumidor”, menciona. "Ahí es donde empiezan las afectaciones".

En este sentido, Víctor Pavón Villamayor, presidente de Oxford Economics Competition, confía en que el órgano regulador mantenga una revisión constante en estos 52 municipios para evitar que el riesgo aparezca. “Hay que cuidar que no discrimine o no genere afectaciones en el mercado para los competidores”, dice.

Publicidad

¿Por qué la urgencia?

Para los expertos en telecomunicaciones no es coincidencia que el IFT haya otorgado libertad tarifaria a América Móvil, mientras que la empresa cada vez muestra más seguridad en que este 2021 va a recibir la autorización del órgano regulador para ofrecer servicios de televisión de paga.

“Digamos que América Móvil está muy echado para adelante con estas declaraciones, si bien no es algo nuevo porque lleva buscándolo hace muchos años, siempre ha tenido la restricción”, dice Michel Hernández.

Estavillo intuye que hay un cierto ambiente o intención de alinear intereses entre los preponderantes (América Móvil y Televisa). Por un lado para permitir que la empresa de Slim –Telmex concretamente– pueda tener esta autorización en su título de concesión para incursionar en el mercado de la televisión de paga y, al mismo tiempo, que los cambios del mercado refuercen al grupo de Emilio Azcárraga para que no se le regule en el mismo segmento.

“Se está intentando revivir algo que desde hace muchos años se ha buscado, y es el convencer a algunos actores de que si se fortalecen los dos preponderantes de alguna manera espontánea, y sin ninguna lógica económica, tendremos competencia”, refiere la excomisionada del IFT.

Y la industria empezará a levantar la voz. Demandas, amparos y quejas por violar la constitución son algunos de los recursos a los que, según los especialistas, van a recurrir los operadores para “tirar” la decisión del IFT. “Si esto no se echa para atrás, realmente vamos a ver un gran dominio de América Móvil”, concluye el analista de The CIU.

Publicidad
Publicidad