Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Del odio al amor? Los autos chinos se posicionan rápidamente en México

Tras el mal sabor de boca que dejó Grupo Elektra con la venta de modelos FAW, los mexicanos percibían a los autos chinos como poco fiables. Pero Grupo Picacho probó suerte y ya suma tres marcas.
lun 20 septiembre 2021 05:00 AM
Changan
En 2019, Grupo Picacho llegó a un acuerdo para comercializar una pickup de la marca china JMC. Y este año, el retailer mexicano de los autos ha decidido fortalecer su oferta con la incorporación de una tercera marca china: Changan.

Los autos chinos se han ganado un lugar en el mercado mexicano en los últimos cinco años. No era un reto menor. Tras el mal sabor de boca que dejó Grupo Elektra con la venta de modelos FAW a finales de 2008, los consumidores mexicanos percibían a los autos chinos como poco fiables y de mala calidad.

Pero en 2016, la empresa mexicana Grupo Picacho decidió picar piedra. Llegó a un acuerdo con el fabricante chino BAIC para importar y vender dos modelos en el mercado mexicano: el sedán subcompacto D20 y el SUV X25 . La expectativa era vender 1,000 unidades durante ese primer año.

Ximena Sáenz, directora de la marca BAIC en Grupo Picacho, recuerda que posicionar a la marca no fue sencillo. Los clientes, que llegaban a los concesionarios escépticos respecto a la calidad de los modelos, abrían puertas y tocaban espejos con mirada inquisitiva, buscando algún imperfecto.

Poco a poco la marca se ganó un lugar. Tras su llegada ha mantenido un ritmo de ventas, de entre 2,000 y 3,000 unidades.

Publicidad

Pero tras la reconfiguración del portafolio de producto de BAIC, derivado del cual dejó de producir el sedán D20, Grupo Picacho se quedó con un portafolio de un SUV, un todoterreno y una van. “Aunque los SUV se demandan mucho en el mercado, sentíamos que debíamos ampliar nuestro portafolio con otro tipo de modelos”, dice Sáenz.

En 2019, Grupo Picacho llegó a un acuerdo para comercializar una pickup de la marca china JMC. Y este año, el retailer mexicano de los autos ha decidido fortalecer su oferta con la incorporación de una tercera marca china: Changan.

"Changan es el mayor fabricante chino independiente y creemos que complementa perfectamente nuestro portafolio de modelos”, explica Víctor Amores, director de Mercadotecnia de Motornation, que es la división de autos chinos de Grupo Picacho. “JMC, por su parte, fabrica vehículos de Ford en China y este conocimiento les ha permitido desarrollar pickups de muy buen desempeño”, añade.

Grupo Picacho ofrecerá las tres marcas en 30 concesionarios. Una red desarrollada en conjunto con otros 15 socios. “Son grupos(de distribuidores) que están muy bien posicionados en sus mercados. Creemos que esto es clave para poder crecer en cada una de las regiones en donde estarán ubicados estos concesionarios”, detalla Sáenz.

Esta división de negocio representa el 25% del volumen de ventas de Grupo Picacho, que asciende a unas 10,000 unidades al año. El resto de las ventas proviene de las unidades de otras siete marcas: Ford, Peugeot, Mazda, Lincoln, Jaguar-Land Rover y Volvo.

Los autos chinos son 'inmunes' a la escasez de chips

Diversificar el portafolio de marcas, con la incorporación de Baic, JMC y Changan, ha permitido a Grupo Picacho mantener el negocio, en medio de una escasez global de semiconductores que ha afectado el abasto de las otras marcas que comercializa en México.

“Las marcas chinas ahora no tienen problemas con la disponibilidad de semiconductores. Esto nos ha permitido mantener un inventario constante de unidades, a diferencia de lo que está pasando con las marcas europeas, las japonesas y las americanas”, dice Sáenz.

Este año, el retailer mexicano espera vender 2,500 unidades entre las tres marcas chinas, luego de un tropiezo en 2020 debido a la pandemia. El año pasado las ventas de BAIC cayeron hasta las 1,500 unidades, según datos de Inegi.

Amores explica que el plan tras la llegada de Changan es duplicar las ventas de Motornation hacia 2023. Para el siguiente año el objetivo de venta es de 3,800 en y finalmente rebasar las 5,000 unidades en 2023. "La base de la estrategia es incrementar la oferta de modelos con un mejor nivel de equipamiento", detalla.

Este año, Motornation lanzó en julio el sedán subcompacto Alsvin, un competidor de Chevrolet Aveo, Nissan V-Drive y Volkswagen Vento. Este mes, la marca anunció la llegada del SUV subcompacto CS35 Plus, que compite con Nissan Kicks, Kia Seltos y Volksagen T-Cross. Ambos segmentos generan alrededor de un tercio de las ventas de vehículos en México.

 
Publicidad
Publicidad