Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El negocio de los vapeadores pasa la Corte y ahora va por el Congreso

La Suprema Corte declaró inconstitucional la prohibición a la venta de vapeadores, lo que abre camino para establecer una regulación que permita la venta abierta de estos dispositivos.
mié 20 octubre 2021 11:29 AM
Para comercializar vapeadores es necesario contar con un amparo de un juez federal.
Para comercializar vapeadores es necesario contar con un amparo de un juez federal.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional la prohibición de la venta de vapeadores. Y aunque esto no significa que cualquier comercio puede vender estos dispositivos, sí provocará cambios para los usuarios, aunque tal vez no en el corto plazo.

Con la decisión en la Corte, se logró crear jurisprudencia, esto significa que los jueces a nivel federal tienen que conceder amparos a las personas que se apeguen a este recurso legal para poder importar, distribuir y comercializar los dispositivos en México.

“No cualquier persona puede vender vapeadores, porque todavía no existe una regulación para llevar a cabo estos procedimientos. Lo que hace la Corte es [establecer] que hay criterio general que dice que no se puede prohibir la venta, pero esto no significa que se pueda vender en cualquier condición”, explica Juan José Cirión, presidente de México y el Mundo Vapeando (Mexvap).

Publicidad

Cirión explica que, al resolver una contradicción de tesis, se logró crear jurisprudencia de forma más rápida a como ocurrió con el uso lúdico de la marihuana, que tuvo que sumar cinco sentencias de amparo aprobatorias ante la SCJN. Es por ello que las personas que deseen importar, distribuir y vender los dispositivos, primero deben hacer la solicitud de amparo.

Y aunque para las organizaciones a favor del uso del vapeador aún hay un camino por recorrer respecto a la regulación en el Congreso de la Unión, servirá para dar certeza a los consumidores y, al mismo tiempo, permitir la regulación del mercado, que hasta ahora se ha desarrollado en la clandestinidad.

“La importancia que tiene esto es muy grande desde nuestro punto de vista. Ya no puede llegar un legislador a tratar de hacer una prohibición”, añade el presidente de Mexvap.

Esto significa que los próximos proyectos que lleguen a la Cámara de Diputados para regular la venta de vapeadores no tendrán que iniciar sus discusiones sobre si esta actividad es legal o no, ahora deberán dar paso a la creación de una regulación para acompañar la declaratoria de la Corte.

Juan José Cirión expone que las organizaciones de usuarios y comerciantes de vapeadores impulsarán la creación de una normativa en el Congreso, y para ello, se acercarán con algunos legisladores para participar en la creación de una propuesta. Además, Mexvap mantendrá su postura de apoyar a quienes deseen presentar amparos para el uso y comercialización de los dispositivos.

El activista estima que se presenten entre 150 y 200 procesos de amparo para que se tome en consideración una idea de equidad, de igualdad y de proporcionalidad para la los cigarros electrónicos y los vapeadores, a partir de los cambios al decreto presidencial que se realizaron en julio pasado, con los que se avaló la venta de los cigarros electrónicos, pero no de los vapeadores.

Publicidad

Regular un mercado en desarrollo

Roberto Sussman, presidente de ProVapeo Mx, proyecta que hay cerca de 1.5 millones de usuarios de vapeadores en México, quienes tienen que recurrir a un mercado negro para adquirir los productos.

“Esta situación de indefinición del mercado es un obstáculo para que las autoridades conozcan cuál es el capital invertido y el dinero que generan las ventas. También cierra la opción para que los consumidores tengan herramientas legales para hacer reclamaciones, o que conozcan los ingredientes que se consumen”, puntualiza Sussman.

De regularse, este mercado negro podría disiparse y generar una recaudación de impuestos por cerca de 2,000 millones de pesos, además de inversiones que podrían dar un impulso a la economía nacional. La regulación también permitiría a México tener una rebanada de un pastel que tuvo un valor global 15,040 millones de dólares en 2020 y que crecerá a una tasa anual compuesta (que mide la tasa de retorno de inversión) de 28.1% hacia 2028, de acuerdo con previsiones de la consultora Grand View Research.

A esto se sumaría que sería posible restringir la venta de dispositivos a menores de edad, como ocurre con los cigarros de tabaco tradicional y controlar la fabricación de los líquidos que utilizan los vapeadores, que pueden o no contener nicotina. Los usuarios coinciden en que la regulación debe estar basada en pruebas científicas sobre sus impactos en la salud.

“La comercialización responsable consiste en establecer reglas y exigir que los vendedores exclusivamente le vendan a mayores. Esto ayudará a evitar la venta, por ejemplo, de máquinas expendedoras automáticas. Y además, habría que cuidar el etiquetado porque estos son productos para adultos. Necesitamos un mercado regulado que garantice que lo que compramos cumpla con normas de calidad”, declara Tomás O’Gorman, abogado y miembro fundador de la organización ProVapeo Mx.

Publicidad
Publicidad
Publicidad