Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Michelin fabrica en México llantas para vehículos eléctricos

Entre los clientes que el fabricante de neumáticos atiende en la región se encuentran Tesla y General Motors.
mié 10 noviembre 2021 01:00 PM
Michelin es proveedor de Tesla.
Los vehículos eléctricos son más pesados y ofrecen un mayor torque, por lo que requieren de neumáticos más resistentes y con una menor resistencia a la rodadura.

La transición hacia los vehículos eléctricos requerirá varios ajustes en la fabricación y diseño de los modelos. Cambiar el motor de combustión o colocar paquetes de baterías por todo el piso de los autos son quizá los más obvios. Pero hay otros que empiezan a surgir conforme la electrificación va ganando terreno en las carreteras.

Estos vehículos pesarán más que los de combustión interna debido a las baterías. Además, los motores eléctricos generan más torque. "La combinación de mayor peso y mayor torque ejerce más presión sobre los neumáticos y los convencionales no están diseñados para estas condiciones”, explica Pierre-Louis Dubourdeau, presidente y director ejecutivo de América Central de Michelin.

Publicidad

Las llantas convencionales puestas en un eléctrico probablemente se desgastarían un 20% más rápido, según los últimos cálculos de Michelin. “Los neumáticos también tienen que cambiar significativamente”, advierte Dubourdeau.

Deloitte estima que los vehículos eléctricos representarán el 32% de las ventas globales de automóviles nuevos para 2030. Y esa es una estimación conservadora. Algunos analistas esperan que crezcan mucho más rápido.

Gerardo Gómez, director de JD Power México, es uno de ellos. Sus estimaciones elevan hasta el 45% el porcentaje de vehículos que serán completamente eléctricos a nivel global para 2030. “La mitad del mercado mundial migrará hacia la electrificación en la siguiente década y la adopción será más acelerada en la Unión Europea, China y Estados Unidos”, dice.

Para abordar los diferentes requisitos de los fabricantes de vehículos eléctricos, Michelin se ha enfocado en perfeccionar los llamados neumáticos de baja resistencia a la rodadura. Su estructura y composición química reducen la cantidad de energía que se pierde cada vez que arranca el vehículo desde el alto total, al tiempo que mantienen otras características como agarre en seco y en mojado, explica Dubourdeau.

Michelin comenzó a desarrollar neumáticos de baja resistencia a la rodadura en la década de 1990, como medida de ahorro de combustible. En términos prácticos, entre el 20% y el 30% del consumo de combustible del automóvil se ve afectado directamente por las llantas.

Ahora, los fabricantes están convencidos de que este tipo de neumáticos también podrían significar una mayor autonomía de batería para un vehículo híbrido o eléctrico.

Michelin recién ha comenzado a producirlos en su planta de Guanajuato, la más nueva y una de las más modernas que tiene en Norteamérica. Un porcentaje de esta producción va para las plantas armadoras y otro para el mercado de repuestos en la región. Y entre los clientes que el fabricante de neumáticos atiende en la región están Tesla y General Motors.

La industria automotriz ya prevé que la recuperación llegará en 2023 y Michelin está alineada con este pronóstico. La compañía francesa proyecta alcanzar ventas de 24,500 millones de euros (alrededor de 29,100 millones de dólares), frente a los 20,500 millones de euros impactados obtenidos en 2020. Las ventas en 2019 fueron de 24,100 millones de euros.

Publicidad
Publicidad
Publicidad