Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Quieres vender o comprar un auto usado? Puedes hacerlo en estas 4 plataformas

El mercado de los vehículos de segunda mano en México tiene un valor aproximado de 60,000 mdd. Sin embargo, al ser mayoritariamente informal, 40% de las transacciones terminan en fraude.
vie 28 enero 2022 06:01 PM
Auto usado
La demanda de autos usados ​​ha subido a niveles inauditos ocasionando una apreciación de los modelos.

El mercado de los autos usados vive un fenómeno inusual. Ha experimentado una demanda sin precedentes que ha generado como resultado una apreciación de las unidades. En palabras sencillas, esto quiere decir que quien quiera vender su vehículo usado puede obtener un muy buen valor de reventa. Y una de las opciones para vender un auto usado es en plataformas.

Alejandro Guerra, director general de Kavak México, explicó en una entrevista a finales de 2021 que los vehículos usados se apreciaron alrededor entre 14% y 25% el año pasado. Pero hay algunas marcas y modelos específicos que se cotizan aún mejor.

Los expertos de la industria calculan que este fenómeno se extenderá durante la primera mitad del año, o más allá. La consultora KPMG estima que el precio promedio de los autos usados ​​caerá entre 20% y 30% a finales de 2022 y principios de 2023, conforme los inventarios de modelos nuevos se restablezcan.

Publicidad

“Se trata de un mercado con un valor aproximado de 60,000 millones de dólares, en donde el 40% de las transacciones terminan en fraude. El mercado necesita que le den transparencia, que le den seguridad y valor. Y todas las plataformas venimos a dar esas herramientas”, dice Miguel Ángel Bulnes, cofundador y CEO de Caranty.

En los últimos dos años han surgido nuevas plataformas que permiten realizar la operación de una forma segura y rápida. Ya sea que se quiera vender o comprar un auto usado, estas son las plataforma tecnológicas que ofrecen un proceso de verificación de la documentación y de las condiciones físico mecánicas de las unidades. Algunas también ofrecen financiamiento y todas garantizan un depósito inmediato.

Apps para comprar o vender autos usados

El mayor beneficio de este modelo de negocio es que el vendedor no tiene que esperar a que haya un comprador ya que es la plataforma la que compra la unidad.

1. Kavak

Modelo de negocio: Implementó un modelo basado en la adquisición de coches a particulares, para posteriormente reacondicionarlos en sucursales propias y ofrecerlos para su venta al público, con garantía, servicio de financiamiento y posventa.

La compañía cuenta con un centro de tecnología donde trabajan cerca de 200 personas, entre ingenieros en sistemas y expertos en ciencia de datos, enfocados en desarrollar algoritmos que le permitan ser más certera a la hora de fijar los precios de los vehículos, de hacer la calificación crediticia y las recomendaciones de modelos a los clientes.

Tiene instalaciones y mecánicos para evaluar las condiciones físico mecánicas de los modelos en una hora. Tiene peritos especializados en la revisión de la documentación del vehículo capaces de evaluar que el vehículo no tenga ni adeudos ni reportes de robo en un tiempo similar.

Garantía: devolución del vehículo en los primeros 7 días o 300 km de prueba.

Financiamiento: La compañía lanzó en mayo de 2020 su brazo de financiamiento Kavak Capital. Ofrece un enganche que va desde 15% y planes de 12 hasta 60 meses. Ofrece tasas de interés del 14% al 20%, dependiendo del perfil del cliente, y una comisión por apertura de 20% Aprueba el crédito en menos de dos horas.

Comisión: alrededor de 20% a 25% sobre el precio del vehículo.

2. OLX Autos

Modelo de negocio: Comprar autos seminuevos a particulares y luego revenderlos a particulares, lotes establecidos o a concesionarios.

El interesado en vender su vehículo seminuevo puede solicitar una cotización en línea y, si está conforme con el precio, hace una cita en alguno de los puntos de atención y revisión que OLX Autos tiene en al menos 15 estados. Allí se le hace una inspección mecánica al vehículo y se verifica que la documentación esté en orden.

Si el vehículo presenta adeudos o fallas mecánicas, se ajusta la cotización del vehículo, y ya cuando el vendedor está de acuerdo con el precio final, la compañía concreta la compra de la unidad. Luego, OLX revenderá las unidades a empresas dedicadas a la venta de autos usados, como los lotes o las agencias independientes, de forma directa o a través de subastas.

A diferencia de otras alternativas en el mercado, OLX Autos adquirirá cualquier modelo nacional a partir del año modelo 2010 en adelante sin importar marca, modelo o versión, mientras tenga su documentación completa. El precio se establecerá a partir de la inspección fisicomecánica y de la revisión de los documentos del vehículo.

Financiamiento: También cuenta con un brazo financiero desde el primer trimestre del año pasado para consumidores finales, concesionarios y lotes de autos, de modo que a su vez puedan ofrecer crédito a sus clientes. La financiera de OLX se vuelve una alternativa más, además de las de las marcas o de los bancos. Financia vehículos con más de diez años de antigüedad –la mayoría de las financieras solo dan crédito a modelos de menos de cinco años–, con enganches desde 15% y plazos de hasta 72 meses.

Comisión: alrededor de 20% a 25% sobre el precio del vehículo.

 

Plataformas que solo acompañan en el proceso de compraventa

El principal beneficio de este modelo de negocio es que la comisión que cobra la plataforma, respecto del valor del vehículo, es menor al 5%.

3. Odetta

Modelo de negocio: A diferencia de otras alternativas en el mercado, Odetta no tiene activos, ni almacenes, ubicaciones, centro de reacondicionamiento. Cuando un cliente quiere vender su auto, ingresa a la plataforma de Odetta y llena un formulario con datos generales y del vehículo. Posterior a ello, un asesor lo contacta y le ofrece alternativas de talleres mecánicos cercanos a su domicilio para realizar la inspección del vehículo sin costo para el cliente.

Si el vehículo tiene alguna falla, la plataforma cubre las composturas y posteriormente se descuenta del precio de venta, igual que el dinero invertido en el pago de multas o recargos, en caso de que los hubiera.

Una vez que el auto se encuentra en buenas condiciones físico mecánicas y que los papeles están en orden, se publica una oferta en el sitio web.

Financiamiento: Cuando se encuentra un comprador, Odetta lo asiste en caso de que quiera solicitar un crédito. Por ahora, la plataforma tiene convenio con la fintech brasileña Creditas y con Crédito Real -que ofrecen tasas de interés de entre 10% y 16% para clientes con un buen historial-, y está en pláticas con los bancos tradicionales.

Garantía: El enfoque de Odetta es la protección antifraude, por eso ofrece una garantía de este tipo. Además, otorga hasta tres meses de garantía mecánica a los compradores.

Comisión: alrededor de 5% sobre el precio del vehículo.

4. Caranty

Modelo de negocio: Caranty no compra el vehículo; en cambio, la plataforma facilita una negociación directa entre particulares para convenir el precio final sin compartir datos personales a fin de proteger la información de cada una de las partes. Al llegar a un acuerdo, el comprador realiza el pago a Caranty, quien resguarda el dinero hasta certificar un ciclo de venta exitoso. Si el comprador llegara a cambiar de opinión antes de la entrega del vehículo, se realiza la devolución inmediata del 100% del dinero.

El proceso de compraventa inicia con una revisión virtual del vehículo con algoritmos e inteligencia artificial. En paralelo, la plataforma hace una evaluación legal de la documentación del automóvil. Tras verificar que todo está en regla se publica un anuncio con el precio que decide el vendedor. La empresa asegura que la mayoría suele recibir por lo menos una oferta en las primeras 72 horas.

La entrega de la unidad se realiza en uno de los cinco showrooms de Caranty -localizados en Atizapán, Copilco, Interlomas, Pedregal y Río San Joaquín-, donde se efectúa una inspección física en 260 puntos del auto. El vehículo se entrega con beneficios exclusivos sin costo adicional, tales como una garantía mecánica por seis meses, con opciones para ampliarla.

Garantía: el comprador tiene 24 horas para devolver el auto si éste no fuera del agrado.

Financiamiento: por ahora la compañía no tiene una oferta financiera, pero evalúa en el mediano plazo incorporar alternativas de financiamiento a través de bancos.

Comisión: alrededor de 4% sobre el precio del vehículo.

 
Publicidad
Publicidad