Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

"No somos ajenos al entorno global": dice el director de Volkswagen en México

Alemania tiene una fuerte dependencia de la energía y las materias primas rusas y debido a la situación actual en Ucrania, Volkswagen enfrenta una escasez de piezas. México no es ajeno a ello.
lun 25 abril 2022 05:00 AM
Edgar Estrada, director de marca de Volkswagen de México.
Edgar Estrada, director de Volkswagen en el país, conversó con Expansión sobre el impacto de las disrupciones logísticas y productivas en el mercado local y sobre la estrategias para mantener la rentabilidad de la marca.

La guerra de Ucrania podría tener un impacto peor que la pandemia en el desempeño del Grupo Volkswagen. El jefe del Grupo Volkswagen, Herbert Diess, advirtió a inicios de marzo que las interrupciones en las cadenas de suministro "podrían conducir a enormes aumentos de precios" y "escasez de energía e inflación".

El mayor fabricante de automóviles de Europa se ha visto muy afectado por los problemas de suministro provocados por la guerra y se vio obligado a detener la producción en sus fábricas de Zwickau y Dresden en Alemania, que producen sus vehículos eléctricos basados ​​en MEB. Volkswagen también estuvo a punto de parar las producción de su fábrica insignia en Wolfsburgo, Alemania.

El gobierno alemán tiene una fuerte dependencia de la energía y las materias primas rusas, pero debido a la situación actual en Ucrania, el Grupo Volkswagen se enfrenta a una escasez crítica de suministro de piezas de varios proveedores locales que afectan a diversos modelos.

Aunque la compañía ha dicho que su utilidad operativa preliminar de las ventas en el primer trimestre aumentó considerablemente, el impacto de la guerra en Ucrania aún es incierto. Y México no es ajeno a todos estos movimientos. Edgar Estrada, director de Volkswagen en el país, conversó con Expansión sobre el impacto de las disrupciones logísticas y productivas en el mercado local y sobre la estrategias para mantener la rentabilidad de la marca.

Publicidad

EXPANSIÓN: La invasión de Rusia a Ucrania ha complicado la producción de microchips y de otros componentes, lo cual ha afectado fuertemente la producción de modelos de Volkswagen en Europa. ¿Esto ya ha afectado el abasto de modelos en México?
EDGAR ESTRADA: Volkswagen es una marca global y como tal no somos ajenos al entorno global. Y, efectivamente, estas variables que son ajenas a nosotros impactan el negocio y la forma en que este se desarrolla. Pese a ello, nosotros siempre estamos viendo cómo, a pesar de las adversidades, podemos entregar movilidad a nuestros clientes.

E: Grupo Volkswagen cerró 2021 como el segundo mayor vendedor de vehículos, incluso por encima de GM. Pero en enero nuevamente regresó a la tercera posición y al cierre del primer trimestre la marca Volkswagen quedó en la quinta posición. ¿Hubo algún evento muy específico que afectara el posicionamiento del grupo?
EE: Todos estos movimientos obedecen a un tema de la cadena de abastecimiento. Nosotros arrancamos el año con un stock disminuido y, derivado de las situaciones de la cadena de suministro, no pudimos entregar toda la demanda que teníamos prevista.

E: ¿Y ahora cómo está el nivel de inventario de modelos?
EE: Aún no se ha regularizado y aunque no puedo decir que estemos cerca de regresar a posición de normalización, vamos en el camino correcto. Pero no va a ser en el corto plazo, yo creo que será en un mediano plazo cuando podamos ver nuevamente los niveles de abastecimiento que teníamos antes de la pandemia.

E: ¿Cuáles son los modelos más afectados por la falta de inventario? ¿Esto ha afectado su posicionamiento dentro del ranking de ventas de la marca?
EE: Vento se mantiene como nuestro modelo más vendido, que está en primer lugar. Pero el posicionamiento de los demás modelos sí ha cambiado, en parte por las tendencias de consumo, en parte por la falta de inventario. Polo, que en los últimos años había estado entre los cinco modelos más vendidos, ya representa un menor volumen, mientras que los SUV empiezan a tomar más relevancia.

Hoy T-Cross está tomando un posicionamiento más importante dentro de nuestro top de ventas, pero es también porque hemos tenido más inventario disponible de este modelo, comparado con Jetta y Taos, que antes se alternaban la segunda y tercera posición. Taos se llegó a convertir en el SUV más vendido de México cuando lo lanzamos, sin embargo, por la propia situación de abastecimiento no ha sido posible mantenerlo. Ahora estamos tratando de maximizar los recursos y mantener la rentabilidad.

E: ¿La falta de inventarios es la razón del por qué las ventas de Jetta han ido a la baja? ¿O es más bien resultado de una marcada preferencia por los SUV?
EE: Hoy Volkswagen es la marca con más SUV en el mercado mexicano, tenemos seis. Este tipo de modelos se ha posicionado en la preferencia del mercado. Cada día más clientes se acercan más a este segmento, sin embargo, también hemos reforzado el segmento de los sedanes, que en nuestro caso siempre ha sido un referente en el segmento.

A finales de 2021 lanzamos a Jetta con mucho éxito, pero definitivamente Jetta no ha mostrado los volúmenes de venta que mostraría de manera natural por las circunstancias en la cadena de suministro, en los semiconductores. Jetta, que normalmente tiene un volumen de ventas de 2,000 autos al mes, hoy lo tiene de 1,000 autos, pero esto no obedece a otra cosa sino al abastecimiento, que es un tema completamente circunstancial. Es decir, no hemos podido alcanzar las cuotas de producción, no solo en Jetta sino en toda la gama de productos, derivados de todas las situaciones que conocemos.

E: Nivus, el nuevo SUV coupé, también llegó a México a finales del año pasado. ¿También han tenido problemas de abastecimiento?
EE: Nivus, un SUV que veíamos como un producto de nicho, de poco volumen, nos ha sorprendido gratamente. Estamos teniendo más producción y penetración con este modelo. Lanzamos 300 unidades de una versión especial, denominada Black, que volaron. Ahora tenemos la versión Highline que está funcionando muy bien. Llevamos más de 500 unidades vendidas, más del doble de lo que habíamos proyectado.

E: Los analistas prevén que va a ser hasta 2023, ¿cuál es la perspectiva de la marca?
EE: Es muy difícil poder hablar de una fecha. Será en el mediano plazo pero no sabemos si ese mediano plazo será de cuatro, cinco o seis meses. Al final del día, los resultados que nosotros tenemos en el mercado local, depende o está relacionado con lo que pasa a nivel global. Hoy estamos buscando que nuestro suministro de autos y de piezas sea lo más eficiente posible, a través de nuestras diferentes fuentes de abastecimiento: India, Brasil, Estados Unidos y México.

E:¿La estrategia de la marca estará enfocada en la rentabilidad más que en buscar una posición de ventas?
EE: Nosotros seguimos una estrategia global. Buscamos que la marca Volkswagen satisfaga las necesidades de los consumidores, que tenga un buen posicionamiento en los mercados y que sea rentable para nosotros y para los concesionarios. En México hemos tenido un desarrollo muy enfocado no solo en volumen de ventas, porque la sanidad financiera de una marca no solo se da por volumen de ventas o por market share, sino por la rentabilidad de los modelos. Nosotros hemos hecho una estrategia para fortalecer una gama de productos que sea mucho más rentable, potente y que agregue una extraordinaria relación precio valor a los clientes.

 
Publicidad
Publicidad