Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nissan regresa a la ruta de la electrificación en México con un Kicks e-Power

El fabricante japonés apostará por la tecnología e-Power para impulsar la electrificación en México. El modelo Kicks será el primero en llegar.
mié 04 mayo 2022 05:00 AM
Nissan México  Kicks e-Power
El nuevo Nissan Kicks e-Power cuenta con un motor eléctrico, generador e inversor que produce electricidad a partir de su motor de tres cilindros y 1.2 litros.

Nissan regresa a la ruta de la electrificación en México con el lanzamiento de un Kicks e-Power. La llegada de esta versión a baterías del popular SUV ocurre luego de casi ocho años de haber destapado su modelo eléctrico Leaf en México.

Desde entonces el fabricante japonés no había sumado ningún nuevo modelo eléctrico o híbrido a su oferta, hasta ahora. "Queremos democratizar la tecnología", dijo José Román, CEO de Nissan en México, durante el anuncio de la llegada de la tecnología en septiembre de 2021, en un guiño sobre el tipo de vehículos que próximamente llegarían al mercado mexicano.

La oferta global de modelos equipados con la tecnología e-Power incluye Note, Kicks, Sentra y más recientemente Qashqai, cuya nueva versión e-Power se presentó en Europa en marzo. Entre todos, el crossover Kicks fue el elegido por la filial mexicana de Nissan para introducir la tecnología al mercado mexicano. “El Kicks es el primer vehículo que vamos a traer con tecnología e-Power”, confirmó Joan Busquets, vicepresidente de Manufactura de Nissan en México.

Publicidad

Un giro a la estrategia

Nissan trajo a México el primer vehículo eléctrico en junio de 2014. Un par de meses después, ocurrió la primera venta. Una de las 23 unidades que habían llegado al país fue entregada a Carlos González. Ese año, Nissan rompió récord de ventas con 291,729 unidades; sin embargo, el Leaf contribuyó con menos del 0.08% del volumen.

Para impulsar la venta de su modelo eléctrico, el fabricante japonés invirtió millones de dólares en la instalación de centros de recarga y cabildeó en diferentes instancias del Congreso por incentivos. Pero la venta de Leaf no logró despuntar en el país -en 2021 Nissan vendió solo 11 unidades del modelo, equivalentes al 0.005% del volumen total de la marca, según datos de Inegi- y el fabricante japonés ha decidido dar un giro a su estrategia.

“Nuestro entendimiento de la electrificación ahora es distinto. Queremos permitirle al cliente decidir qué opción (o nivel de electrificación) es la correcta para su estilo de vida. La compra de un vehículo eléctrico debe ser una consecuencia no una imposición de los fabricantes”, dijo Ashwani Gupta, director de operaciones globales de Nissan (COO, por sus siglas en inglés), durante una visita a México en febrero.

La alternativa más viable que han encontrado las marcas de volumen para subirse a la ola han sido los modelos híbridos, en todas sus variables, desde los más ‘suaves’ con motorizaciones mild-hybrid o los tradicionales (como Prius), hasta aquellos que ya podrían considerarse casi eléctricos, salvo porque usan un pequeño motor de combustión para generar energía eléctrica que recarga la batería del vehículo mientras está en marcha. Mazda y Stellantis han apostado por los mild-hybrid; Toyota, Hyundai y Kia por los tradicionales, y Nissan apostará por los últimos, una tecnología a la que la marca ha nombrado e-Power.

"En México, vamos a tener varias tecnologías disponibles. Vamos a mantener el portafolio a gasolina, a introducir nuevas tecnologías (híbridas) como el e-Power y a mantener los eléctricos, aunque en una menor proporción”, detalló Román. México será el primer país de Latinoamérica en el que Nissan lanzará la tecnología e-Power.

Kicks e-Power: ¿qué es y cómo funciona?

Román explicó que, a diferencia de un modelo completamente eléctrico, en el sistema e-Power, las ruedas funcionan con un motor eléctrico, mientras que el motor de gasolina solo se usa para cargar la batería y entregar electricidad al motor.

"Es una solución pionera para los clientes que desean la sensación de conducción y la eficiencia de un coche eléctrico, sin necesidad de recargar o conectar a la corriente eléctrica", dijo Román.

El nuevo Nissan Kicks e-Power cuenta con un motor eléctrico, generador e inversor que produce electricidad a partir de su motor de tres cilindros y 1.2 litros. Aunque aún no hay datos técnicos confirmados para México, en otros mercados como el indonesio, el sistema e-Power ofrece una potencia máxima de 95 kilovatios (kW) y 260 Nm.

¿Hecho en México?

Aunque los primeros vehículos eléctricos de Nissan –como el Leaf y Ariya– son producidos en plantas de Japón, el fabricante ha empezado a abrir la llave del dinero en otras regiones para adaptar algunas de sus fábricas para la producción de eléctricos. Nissan anunció en febrero una inversión por 500 millones de dólares para la transformación del complejo de Canton, Mississippi, Estados Unidos, para producir nuevos modelos 100% eléctricos de Nissan e Infiniti (su marca premium) a partir de 2025. “Este es el primero de varios anuncios para la región de las Américas”, dijo Gupta en febrero.

Las tres plantas de Nissan en México producen cinco modelos diferentes, pero la mayoría de ellos corresponden a los segmentos que han perdido inercia en Estados Unidos, el principal mercado de exportación. El segmento de los sedanes en Norteamérica, sobre todo el de los subcompactos como Versa, prácticamente ha desaparecido, igual que el de los citycars, donde compite March. Modelos como Sentra y Kicks, que en México generan volumen de venta para la marca, en Estados Unidos más bien son de nicho.

En este contexto, la clave para que las plantas mexicanas de Nissan se mantengan competitivas está en el mercado local. “Nissan no ve a México sólo como una base para exportar: el 40% de nuestra producción es para consumo en el mercado local, así que incorporamos en nuestros vehículos la tecnología que los clientes (en México) demanden”, dijo Gupta.

La versión a gasolina de Kicks se produce en la planta de Aguascalientes 1 de Nissan desde 2016, sin embargo, las primeras unidades del Kicks e-Power se importarán desde otra planta. No obstante, los directivos no descartan que en el futuro la versión electrificada de Kicks también pueda producirse en el país.

“Esa tecnología se puede fabricar en cualquier sitio, evidentemente hay que adaptar instalaciones porque obviamente no es lo mismo fabricar un vehículo de combustión interna que otro eléctrico”, dice Busquets. “Pero todo puede ser”, concluye.

Nissan anunció el 4 de mayo una inversión de 700 millones de dólares durante los próximos tres años para modernizar la planta de Aguascalientes.

 

Tags

Publicidad
Publicidad