Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El producto más codiciado de los supermercados de Monterrey se vende en botellas

La demanda de agua embotellada se dispara en la entidad, mientras las proyecciones apuntan a que la escasez del líquido continuará durante todo el verano.
jue 16 junio 2022 05:00 AM
Supermercados restringen venta de agua embotellada en Monterrey
En algunos supermercados hay letreros pegados que advierten a los clientes que la venta de agua está limitada a tres paquetes o garrafas por persona.

MONTERREY. En Nuevo León el agua cae entre las 4 y las 11 de la mañana. Quienes tienen tinaco o cisterna “pues ya la hicieron", dice Miguel Sánchez. “Ellos pueden llenar y tener agua el resto del día”. Pero él, que se mudó a su casa en el municipio de García hace un año, aún no tiene un sistema de almacenamiento de agua en su vivienda, por lo que depende completamente de los horarios establecidos por el sistema de aguas y drenajes.

El desabasto comenzó hace dos semanas, cuando el gobierno estatal ordenó restringir el suministro de agua proveniente de las tres presas que aportan poco más de la mitad del líquido que demandan las viviendas, oficinas y comercios, luego de que sus niveles bajaron a mínimos históricos debido a la falta de lluvia.

Desde el primer fin de semana de junio, el agua solo llega a las llaves durante siete horas. En las colonias más alejadas del sistema de presas, como en la que vive Miguel Sánchez, no cae gota a ninguna hora del día y los habitantes dependen del suministro de las pipas y del agua embotellada. Pero el acceso a esta también tiene limitantes.

Publicidad

Crece el furor por el agua embotellada

El pasillo de las aguas de un H-E-B tiene algunos huecos en los anaqueles y varios letreros pegados que advierten a los clientes que “la venta de agua está limitada a tres paquetes o garrafas por persona”.

“La semana pasada no tuvimos nada, ni un litro de agua de una sola marca. Los proveedores están surtiendo muy poquito. Ahorita sí está muy complicado, por eso se está limitando el abasto", cuenta una de las encargadas de pasillo de la sucursal de San Pedro Garza García, uno de los 13 municipios que conforman el Área Metropolitana de Monterrey, donde vive 87.4% de la población de la entidad.

La cadena de autoservicio explicó a Expansión en un correo electrónico que la decisión de limitar la compra se tomó “con el objetivo de dar el servicio y tener producto para todos nuestros clientes”, ya que la sequía “ha llevado a nuestras familias a cambiar costumbres y actividades diarias”.

Algunos supermercados limitan la venta de agua embotellada ante las compras de pánico derivadas de la escasez del líquido en el Área Metropolitana de Monterrey.

Algunos supermercados limitan la venta de agua embotellada ante las compras de pánico derivadas de la escasez del líquido en el Área Metropolitana de Monterrey.

Algunos supermercados limitan la venta de agua embotellada ante las compras de pánico derivadas de la escasez del líquido en el Área Metropolitana de Monterrey.

Algunos supermercados limitan la venta de agua embotellada ante las compras de pánico derivadas de la escasez del líquido en el Área Metropolitana de Monterrey.

Algunos supermercados limitan la venta de agua embotellada ante las compras de pánico derivadas de la escasez del líquido en el Área Metropolitana de Monterrey.
Algunos supermercados limitan la venta de agua embotellada ante las compras de pánico derivadas de la escasez del líquido en el Área Metropolitana de Monterrey.

Algunos supermercados limitan la venta de agua embotellada ante las compras de pánico derivadas de la escasez del líquido en el Área Metropolitana de Monterrey.

Algunos supermercados limitan la venta de agua embotellada ante las compras de pánico derivadas de la escasez del líquido en el Área Metropolitana de Monterrey.

Esta sucursal no es la única que ha lidiado con las compras de pánico de agua embotellada. En un City Market que se encuentra a unos metros de distancia, dos proveedores de agua Santa María arrastran unas tarimas con paquetes de agua embotellada. “Esta es la quinta tarima que traemos en lo que va de la semana. La semana pasada la gente se llevaba carritos llenos con garrafas o garrafones de agua. Y también del agua Gerber para bebé", cuenta una de las encargadas de reabastecer los anaqueles. “No es normal".

El problema no es nuevo. Hace seis años, el Fondo de Agua Metropolitano de Monterrey (FAMM) recomendó al entonces recién llegado Jaime Rodríguez Calderón poner especial atención en el uso del agua en todos los sectores, especialmente en la agricultura; que consume 70% del líquido que demanda la entidad, seguido del uso residencial, que acapara 25%. Pero poco se hizo para mejorar el sistema hídrico de la entidad.

Ahora, a menos que haya lluvias torrenciales de cuatro días –como ocurrió en 2013 cuando el huracán Ingrid llenó las presas después de casi dos años de sequía–, las restricciones en el suministro de agua se mantendrán entre dos y tres meses en el mejor de los escenarios, y hasta seis en los más catastróficas. Eso incluye todo el verano, cuando el termómetro supera los 40 grados.

Mientras el agua se evapora, el cielo se bombardea

Samuel García, el gobernador de la entidad, dijo esta semana que las nubes se bombardean todos los días con yoduro de plata, un compuesto utilizado para hacer llover, mientras recupera el agua robada a las presas por algunos ranchos. “Les quiero dar una buena noticia con el agua que se recuperó (...) vamos a sumar un metro cúbico”, anunció el gobernador de Nuevo León.

Mientras los habitantes echan mano de las pipas y del agua embotellada para solventar algunas tareas cotidianas, como la preparación de alimentos o la limpieza de dientes y manos, las tiendas de autoservicio, como H-E-B, trabajan en “encontrar diferentes alternativas para ofrecer el producto” y atender “la sobredemanda”.

Miguel Sánchez, que trabaja como chofer corporativo, conduce a las orillas del río Santa Catarina que atraviesa el Área Metropolitana de Monterrey. El cauce es casi inexistente, la poca agua que había a inicios de año se ha ido evaporando por el extremo calor. Igual ha pasado con las presas que alimentan el sistema de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, que además de ser víctimas del ‘huachicoleo’ de agua, no cuentan con la infraestructura necesaria para evitar la evaporación del líquido.

El Fondo de Agua Metropolitano de Monterrey estima que alrededor de 75% del agua de la presa El Cuchillo, por ejemplo, se puede perder por evaporación.

"Hay que aguantar vara", dijo el gobernador a los 5.3 millones de habitantes de la entidad. Mientras, las alarmas del despertador seguirán sonando a las 4 de la mañana para salir de la cama e ir a abrir la llave.

Sistema de Presas de Nuevo León
Sistema de presas de Nuevo León.

 
Publicidad
Publicidad