Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los ingresos de las aerolíneas superan los de 2019, pero también sus costos

Durante el segundo trimestre del año, las aerolíneas registraron pérdidas luego de que sus márgenes fueran afectados por el alza de costos operativos, como el combustible.
mar 02 agosto 2022 05:00 AM
aerolíneas 2t22
Sin tomar en cuenta el gasto en combustible, las aerolíneas lograron reducir sus costos operativos en el segundo trimestre del año.

Los ingresos de las aerolíneas tuvieron un segundo trimestre no sólo de recuperación respecto a los niveles prepandemia, sino también de crecimiento. El avance en la demanda de vuelos –que ni siquiera la última ola de contagios de covid-19 interrumpió– dejó un buen periodo de ventas, aunque no fueron suficientes para dejar ganancias en todos los casos.

La recuperación en ingresos respecto al año pasado resulta clara. Aeroméxico casi duplicó sus ventas del segundo trimestre de 2021 al alcanzar 19,175 millones de pesos, que signficaron un crecimiento de 14% respecto al mismo periodo de 2019.

Publicidad

De manera similar, los ingresos de Volaris superaron en 58.9% los niveles prepandemia al ubicarse en 435 millones de dólares, mientras Viva Aerobus repuntó en más de 145% en el mismo indicador, de acuerdo con los estados financieros de las tres aerolíneas del segundo trimestre del año.

El crecimiento en las ventas de las líneas aéreas fue impulsado por una mayor demanda, en parte por la recuperación de pasajeros y por la absorción del mercado que dejó Interjet tras su salida de operaciones. Sin embargo, esto también derivó en un alza de costos que no sólo superó los niveles de 2019, sino que también fue superior al aumento en ingresos.

Para los especialistas, la principal razón detrás del alza de costos operativos –que incrementaron 84.1% en promedio respecto a 2019– fue el precio del combustible aéreo, que tan sólo en el último año se ha disparado 74%, según el Monitor de Precios de Combustible Aéreo de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por su sigla en inglés).

“Uno de los principales componentes en la estructura de costos de las aerolíneas es el combustible”, explica Jonathan Félix, analista de Verum Calificadora de Valores. “En realidad, depende de la aerolínea; a Viva Aerobus le ha ido muy bien, con un Ebitda (o flujo operativo) mayor que previo a la pandemia, también impulsado por que la aerolínea tiene un mayor tamaño. Por otra parte, Aeroméxico está más apretado”, refiere.

La relevancia del precio del combustible en los resultados financieros de las aerolíneas es tal, que, sin considerar este rubro, las empresas incluso redujeron sus costos.

Un ejemplo de ello es el costo por asiento-kilómetro disponible (o CASK, por su sigla en inglés), un indicador que refleja el precio unitario por asiento operado. En el caso de Aeroméxico, mientras el CASK en dólares creció 4%, al excluir el costo del combustible disminuyó 23%.

De manera similar, el costo por asiento de Volaris disminuyó 1% –contra un aumento de 35% al contar el efecto del combustible– y Viva Aerobus logró disminuir 17.8% su costo por asiento sin tomar en cuenta el combustible, contra un aumento de 21.8% al incorporarlo.

“Tenemos una disminución en otros gastos como de administración, de operación, fuerza de trabajo, etcétera, que es inferior a lo que han incrementado las ventas”, refiere Brian Rodríguez, analista de Monex Grupo Financiero. “Sin duda son buenas noticias”.

La reducción de costos más allá de combustible se ha alcanzado por algunos ajustes que las líneas aéreas realizaron ante la crisis que trajo la pandemia de covid-19.

“Las aerolíneas se tuvieron que amarrar el cinturón. Aunque la pandemia continúa, esas mejoras se mantuvieron, y por eso se ve un avance en términos de costos”, agrega Félix. “Estas mejoras fueron arreglos con proveedores, (ajustes) salariales –incluso algunos tienen un componente variable–, operativas en aeropuertos, etcétera”.

Hacia delante, el panorama es más alentador que en periodos anteriores, sobre todo en términos de costos, pues los precios del combustible han comenzado a estabilizarse. No obstante, las aerolíneas aún estarán a expensas de cómo evolucionen estos costos, y otras variables macroeconómicas.

“A esto habrá que adicionarle el tema de la inflación, que es importante porque impacta el bolsillo del consumidor”, señala Rodríguez. “Entre los primeros rubros que la gente estaría quitando por el impacto a su capacidad económica, está lo relacionado con el turismo”, concluye.

 
Publicidad
Publicidad