Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Volaris ha tenido afectaciones en 29 rutas por la degradación a Categoría 2

La aerolínea ha destinado los aviones de recién incorporación al mercado doméstico y centroamericano, ante la imposibilidad de sumarlos a sus rutas hacia Estados Unidos.
mié 26 octubre 2022 05:00 AM
Volaris Categoría 2
La aerolínea pasará de tener 36 aviones en el AICM a un aproximado de 32 a 33 equipos, como parte del recorte de operaciones de 15% acordado en el aeropuerto.

La degradación a Categoría 2 de la seguridad aérea mexicana ha supuesto afectaciones en 29 rutas de Volaris, tanto por vuelos que no han podido abrirse como por frecuencias adicionales que no se han podido agregar, lo que ha llevado a la aerolínea a colocar los 32 aviones que ha sumado desde mayo del año pasado en el mercado doméstico y centroamericano.

La aerolínea viene de un tercer trimestre de más ingresos, pero menos utilidades y un significativo incremento de costos, de 52% en comparación con el mismo periodo de 2021. Aunque la Categoría 2 no suma a estos costos de manera incremental, sí supone un costo de oportunidad al no poder agregar más vuelos a Estados Unidos, advierte Enrique Beltranena, director general de Volaris, sobre una de las consecuencias directas del ajuste realizado por la Administración Federal de Aviación (FAA, por su sigla en inglés) en mayo del año pasado.

Publicidad

“Hasta cierto punto con la salida de Interjet y la reducción de operaciones de otro competidor en el mercado hemos tenido dónde colocar aviones en mercado doméstico”, explica el directivo a Expansión. “También hemos hecho un crecimiento en el mercado centroamericano, esto nos ha ayudado a ir paliando el tema de la categoría”.

Volaris no es la primera aerolínea afectada por la degradación a Categoría 2, pues es una medida que ha afectado a todo el sector aéreo mexicano. Al caso de la aerolínea se suma el de Viva Aerobus que anteriormente ha referido que el ajuste le ha costado siete rutas hacia Estados Unidos. El Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) ha estimado que la pérdida de la Categoría 1 le ha costado alrededor de 9,200 millones de pesos al sector aéreo nacional y alrededor de 2.3 millones de pasajeros.

Entre el AICM y el AIFA

Otra adecuación de capacidad que ha realizado la aerolínea ha sido un recorte de alrededor de 15% en sus operaciones en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), que ha implicado menos frecuencias y una relocalización de capacidad en otros mercados.

“Hemos reducido de 36 aviones que teníamos en el AICM a 33-32 aviones; con esa capacidad que se liberó hemos abierto más frecuencias en Tijuana, Guadalajara, Cancún, incluso en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) y en Toluca”, dice. Por el contrario, entre las rutas con frecuencias reducidas están destinos del norte del país, como Mexicali y Culiacán.

Sobre su operación en el AIFA, el directivo aseguró que se están registrando niveles de ocupación “muy buenos”; sin embargo, la aerolínea aún mantiene tarifas bajas para estimular la demanda, que prevé que se normalicen eventualmente.

“El AIFA es un mercado nuevo, ni siquiera es un aeropuerto que existía; cuando arrancas operación en un aeropuerto que existe, la gente ya sabe cómo llegar, cómo usarlo, etcétera. Aquí vemos un fenómeno doble, donde creemos que las curvas de maduración de las diferentes rutas pueden ser un poco más largas que las normales, que son entre seis y nueve meses, y podrían ser entre seis y 12 meses. Hay rutas como Cancún, que maduró muy bien, ya tenemos una segunda frecuencia diaria, pero no todas las rutas maduran igual ni al mismo ritmo”.

 

¿Cómo lidiar con el encarecimiento del combustible?

La aerolínea ha dejado detrás tres periodos de pérdidas al registrar nuevamente ganancias, por 49 millones de pesos durante el tercer trimestre del año; sin embargo, éstas son 47% menores a las registradas en el mismo periodo de 2021, pese a que los ingresos incrementaron 20%.

Detrás de ello hay un encarecimiento del combustible que ha sido el dolor de cabeza de la industria en el último año, y que para Volaris ha supuesto un gasto 72.2% mayor. Para lidiar con el alza, la aerolínea ha apostado por estimular la demanda a través de una baja tarifaria en algunos mercados para tener una mayor ocupación.

“Todo el año hemos tratado, en la medida de lo posible, compensar el efecto del combustible a través de un mayor factor de ocupación. En agosto tuvimos 84.7%, y en septiembre alcanzamos 87%, un máximo histórico mensual. Ha sido a través de incrementar los niveles de pasajeros y con eso tener un mayor revenue que compensa el incremento de costo del combustible”, refiere Beltranena.

De momento, las coberturas de combustible no son una opción para la aerolínea, pues el directivo considera que son una alternativa de largo plazo y costosa en un momento del mercado como el actual. “Si sales a cubrir en este momento es pagar el precio a prácticamente de hoy; la posibilidad en opinión de los analistas de que ese combustible baje en los próximos seis meses es alta. Era importante haberlas hecho antes de este fenómeno”.

 
Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad