Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Disfraces de Halloween: un mercado impulsado por las películas y las series

El pronóstico es que el mercado global de disfraces crezca a una tasa anual compuesta de 17.4% a los 23,008.3 mdd hacia 2030. Las mujeres son las principales consumidoras (57.3% del total).
mié 02 noviembre 2022 05:00 AM
Paseo de la Reforma precio al desfile de las Catrinas en la Capital Mexicana.
Recientemente, los programas de televisión, videojuegos, series o películas ha impulsado la demanda de disfraces de personajes de ficción específicos, más allá de los tradicionales.

Catrinas, zombies y personajes de series de terror salen nuevamente a las calles, después de dos años de restricciones sanitarias por el Covid-19, que limitaron todos los eventos.

El estudio El mercado global de disfraces: oportunidades, análisis y pronostico 2021-2030, valoró el mercado mundial de disfraces en 4,625 millones de dólares en 2020, pero el pronóstico es que crezca a una tasa anual compuesta (CAGR) de 17.4% a los 23,008.3 millones de dolares en 2030.

Los disfraces de personajes específicos son populares en Japón, China, Corea del Sur, Estados Unidos y Reino Unido. Halloween popularizó su uso en Norteamérica y se ha extendido a otros países de Europa y Asia. Recientemente, los programas de televisión, videojuegos, series o películas han impulsado la demanda de disfraces de personajes de ficción específicos, más allá de los tradicionales.

"Las personas tienden a disfrazarse de su personaje favorito y participar en eventos e incluso convenciones. Este es un factor clave para fomentar el crecimiento del mercado de disfraces en todo el mundo", dice el estudio.

Publicidad

Las mujeres son las principales consumidoras de disfraces a nivel global (57.3% del total), seguidas de hombres y niños. Las tiendas especializadas son el primer canal de comercialización, seguidas de ventas en línea y supermercados.

En México, el mercado está pulverizado entre pequeñas empresas y negocios informales, y el ánimo renovado de los consumidores para volver a las calles ha dado un impulso a la venta de disfraces y accesorios, que los pequeños comerciantes y los talleres que los fabrican celebran.

Un mercado pulverizado en México

Ángeles Martínez, quien tiene un taller de costura en la alcaldía Iztacalco, relata que en medio de la pandemia tuvo que vender la mitad de las máquinas de su taller de fabricación de disfraces para sobrevivir. Y aunque desde el regreso a clases ya hay una mayor demanda de disfraces, Martínez aún no logra recuperar los niveles de venta que tenía previos al Covid-19, pues sus principales clientes, como el mercado de La Lagunilla, en el centro de la Ciudad de México, dejaron de comprar para vender el inventario rezagado en sus bodegas.

Aún así, Martínez ve en los disfraces de moda una oportunidad para generar ingresos. “Hay unos (disfraces) que siempre se venden, como la Llorona, los diablos y las Catrinas, pero a los de moda podemos ganarles más, porque se venden un poco más caros y son los que nuestros clientes más piden”, dice Martínez. “El año pasado fue el uniforme de El Juego del Calamar (una serie original de Netflix) y ahorita el más más buscado es el de Chucky”, revela.

Los fabricantes han tenido que trasladar los incrementos de hasta 20% en los costos de sus principales insumos, como hilos, listones y hasta rellenos, a las etiquetas de los disfraces. Un fenómeno generalizado dentro de la industria del vestido. La ropa de vestir, en general, registra un aumento de 4% de diciembre del año pasado a septiembre, según datos de Inegi.

Los precios de los disfraces en el negocio de Cristina López, en el Mercado San Joaquín, en la colonia Peralvillo, van desde los 200 a los 500 pesos, dependiendo del personaje y la talla. Este año optó por ofrecer pagos en parcialidades para contrarrestar el fenómeno inflacionario.

“Sí hay más venta que el año antepasado, casi el doble, pero en 2020 estábamos cerrados. Aunque ahora los clientes regresan al mercado, tienen que repartir el gasto”, dice López.

Otros consumidores optaron por hacer sus disfraces. Astrid Ochoa prefiere esta opción, ya que además de resultarle más entretenida, también le permite ahorrar dinero. “En algunos casos sí me ahorro mucho, porque compro una misma tela que uso para varios disfraces. Sí en dos disfraces me gasto 500 pesos, en hacerlos me invierto la mitad”, dice.

Un futuro tecnológico

El estudio El mercado global de disfraces: oportunidades, análisis y pronostico 2021-2030 prevé que el uso de la tecnología blockchain y la producción de textiles y materiales inteligentes impulsarán significativamente el crecimiento del mercado de disfraces en los próximos años.

El uso de la impresión 3D y la fibra óptica de corte por láser son las últimas tendencias en el mercado de disfraces. Todas estas tecnologías de sensores y computadores que ayudan y se adaptan a las emociones de los usuarios.

 
Publicidad
Publicidad