Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sanborns, el negocio de Carlos Slim que lucha por recuperarse

La marca de restaurantes vive una reingenieria en su modelo de negocio para mantener niveles óptimos de rentabilidad.
mié 09 noviembre 2022 12:00 PM
Sanborns
La marca de restaurantes invertirá para mejorar los empaques para la comida para llevar, un canal que creció con la pandemia. (Rogelio Morales / Cuartoscuro)

El Sanborns de los Azulejos es una especie de máquina del tiempo. Los pasillos de la casona, edificada en 1524, son casi un museo para quienes llegan al lugar, que pueden pasear por la tienda, librería, restaurante o fuente de sodas, mientras observan la estructura y fotografías que cuelgan de algunos de sus muros.

El negocio fue adquirido por Carlos Slim en 1985. El lujoso restaurante, que por décadas fue el punto de reunión de la élite mexicana, se convirtió en el corazón de los negocios del empresario más rico de México.

El restaurante dio nombre a la unidad de negocio de ventas minoristas de la familia Slim –Grupo Sanbors– y la empresa abrió decenas de unidades bajo el concepto de integrar varios negocios en un mismo espacio, desde restaurante y librería, hasta farmacia y venta de regalos. Antes de la pandemia, la empresa contaba con 167 establecimientos Sanborns, con operaciones de restaurante y tienda; más otros 22 Sanborns Café.

El modelo de negocio poco ha cambiado en sus 100 años: los alimentos, como las clásicas enchiladas suizas, aún se sirven en las vajillas tipo Talavera, y las meseras visten los uniformes creados por los fundadores para resaltar las tradiciones mexicanas. Pero la pandemia ha representado un desafío para la compañía que aún no ha podido superar.

Publicidad
Return To Orange Epidemiological Traffic Light Announced In Mexico City
Comensales del restaurante Sanborns, Casa de los Azulejos en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

A la fecha, en México hay 194 Sanborns, y aunque este es un número superior a los que la cadena tenía hace tres años, la participación dentro de las ventas del grupo, que hasta septiembre era de 28%, aún se mantiene por debajo del nivel que tenía en 2014, cuando se ubicaba en 30%.

Mexico City
Meseras de Sanborns de los Azulejos, portando su característico uniforme.

"La pandemia afectó de forma importante los ingresos y rentabilidad de la compañías de comercio minorista de bienes no esenciales debido a los cierres temporales y al tráfico menor en tiendas durante 2020 y una parte del primer trimestre de 2021", dijo la empresa en su último reporte trimestral.

Patrick Slim, directorde Grupo Sanborns, anuncio el año pasado que cerraría las ubicaciones que reportaban menos ganancias y que los recortes podrían sumar entre 10 y hasta 15 tiendas, principalmente del formato Sanborns.

La estrategia de la marca apunta a la omnicanalidad. "Hacia adelante seguiremos trabajando en paralelo tanto en iniciativas para e-commerce como en nuestras tiendas físicas, que representan el principal canal de interacción de cara hacia nuestros clientes y que continuará siendo un canal muy relevante".

Grupo Sanborns realizará inversiones en capital de trabajo destinadas hacia logística, centro de distribución y flotilla, con el objetivo de reducir los tiempos y costos de entrega. También realizará mejoras en los empaques, sobre todo aquellos de comida para llevar.

"Queremos que la experiencia omnicanal de los clientes, que es nuestro principal motor, sea la más satisfactoria".

Julián Fernández, jefe de análisis de Bursamétrica, considera que la pandemia dio a la empresa una oportunidad para repensar el negocio; no obstante, los resultados de esta reingeniería aún no son tan visibles.

“Fue una oportunidad para quedarse con las unidades con un mejor resultado. Hacia delante, el desafío es ajustar el concepto de las tiendas para captar a los consumidores más jóvenes, porque, en general, el concepto actual está relacionado con anteriores generaciones, aunque con reputación de marca”, explicó.

Para el especialista, aunque estos ajustes no han elevado la participación de la cadena en los ingresos del grupo, sí le abren la puerta a la rentabilidad.

 

A la espera de la recuperación

A septiembre de este año, las tiendas Sanborns vendieron 11,873 millones de pesos; aunque es una cifra que queda 12.7% por arriba de las ventas de 2020, aún está por debajo del nivel que tenían en 2014, cuando había alrededor de 20 tiendas menos.

Para el especialista, el reto para elevar la rentabilidad en el contexto actual es vencer el alza de precios. “Las tiendas de Sanborns no ofrecen productos básicos; por el contrario, su catálogo tiene mercancías que las personas dejan fuera de sus compras ante las dificultades económicas que se generan por la inflación”, dice. "Tendrían que encontrar un nuevo diferenciador".

The interior of Sanborns restaurant
Aspecto de una tienda Sanborns.

 
Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad