Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Qué sigue para Bachoco en el proceso para dejar el mercado de valores?

La compañía falló en su intento por comprar sus acciones para dejar la BMV. Ahora el reto será convencer a los inversionistas públicos que tienen el 14% de los títulos en circulación.
mié 23 noviembre 2022 06:21 PM
Nayeli Araujo / iStock
Bachoco cumplió 25 años desde su debut en la Bolsa Mexicana de Valores. Fotoarte: Nayeli Araujo / iStock

Bachoco encontró un bache en su camino de salida del mercado accionario, donde recientemente cumplió 25 años. La compañía avícola presentó los resultados de su oferta pública de adquisición de acciones (OPA), en la que no logró adquirir los títulos suficientes para iniciar con su desliste de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

La familia Robinson Bours, que tienen el control de la emisora, necesita tener el 95% de los títulos de circulación para salir de la bolsa en México y Estados Unidos, tal y como lo anunció en marzo. Sin embargo, solo logró elevar su participación de 73.3% a 87.7% al adquirir 86.6 millones de títulos, según informó en un comunicado.

Ahora la parte controladora tiene dos opciones: convencer como mínimo al 8% de los inversionistas independientes que les falta para tener un voto favorable al desliste en una asamblea, o preparar otra oferta pública. Pero esta alternativa no resulta sencilla ante el descontento por el “bajo” precio que ofrecieron por cada papel en circulación.

Publicidad

La parte controladora de la compañía presentó en marzo una propuesta de compra de 81.66 pesos por papel. Cuando se dio a conocer la oferta, un grupo de fondos estadounidenses y mexicanos escribieron una carta al directorio de la compañía quejándose de que estaba muy por debajo de las transacciones recientes comparables, por lo cual consideraban que representaba "un abuso de poder por parte de la familia".

Como respuesta, la compañía mexicana publicó la opinión de FTI Capital Advisors sobre la OPA, en el que consideran que el precio por acción en la oferta era "justo", pero sin incluir datos que respaldaran su opinión.

Tras el anuncio de la oferta de compra, la firma Ve por Más dijo en un análisis que el precio estaba un 5.4% por debajo del valor en libros.

“Con respecto a la cotización, la oferta tiene un premio del 3.11% contra el promedio de cotización de los últimos 30 días, y un premio del 5.58% contra su promedio de los últimos tres meses”, escribió el equipo de análisis del grupo financiero.

Hasta ahora, con esta oferta de 81.66 por acción, que expiró el 4 de noviembre, Bachoco adquirió el 14.4% de los títulos en circulación, del 27% que pensaban comprar para llegar al 95% del capital social requerido para iniciar con el desliste. Pero no lograron alcanzar lo necesario para iniciar con el trámite ante las autoridades bursátiles.

Luis Felipe Treviño, director general senior de Beamonte Investments, considera que la familia controladora del grupo tendrá que negociar con los inversionistas para lograr el desliste de la emisora. “Si los accionistas no logran negociar con el grupo minoritario un precio que para ambos lados sea razonable, es difícil que puedan llegar a acumular el 95% necesario”, explica.

 

Actualmente la cotización de Bachoco está muy cerca del precio de la oferta pública. Por ello, la empresa debe ofrecer "un premio" para que los inversionistas se animen a vender sus papeles, lo que merma el atractivo para los inversionistas.

“Pueden intentar hacer compras de mercado por arriba del precio de la oferta pública, y en ese caso es mejor lanzar una convocatoria de una nueva OPA con un precio más elevado, o con el que salieron en la primera. Pero esto no va a ser pronto, puede tomar entre seis meses o un año, según lo que tarden en presentar una nueva propuesta”, refiere Benjamín Álvarez Juárez, gerente de análisis Bursátil en CI Banco.

¿Más tiempo en el mercado?

Industrias Bachoco debutó en la Bolsa Mexicana de Valores y en el New York Stock Exchange (NYSE) en septiembre de 1997, y parece que su salida podría tomar una ruta larga, similar a la de otras empresas como Santander o Grupo Lala. “Para Bachoco será cuestión de que dejen pasar el tiempo para poder volver a ofertar”, dijo Álvarez Juárez.

Lala dejó las pizarras de la BMV en octubre, después de que el fideicomiso controlador logró obtener 98.9% del capital social de la empresa, tras dos ofertas que se presentaron entre septiembre de 2021 y abril de 2022. Los inversionistas de la parte controladora tenían el 54.9% de las acciones del grupo cuando anunciaron su intención de desliste.

El banco español Santander comenzó con el proceso de su desliste en 2019, cuando lanzó la primera oferta con la intención de comprar 24.9% de las acciones que no poseía. Una segunda oferta se realizó en 2021 y la última se anunció en octubre pasado.

Como parte de los requerimientos para alistar las salidas del mercado, las empresas deben crear un fideicomiso para los que los accionistas que no aceptaron ninguna oferta, tengan opción de no quedarse con acciones de una empresa privada.

Bachoco, que inició operaciones en 1952 en Sonora, registró de enero a septiembre un crecimiento en ventas de 24.5% a 75,256.9 millones de pesos, desde los 60,447.5 millones reportados en el mismo periodo del 2021.

Por lo pronto, la salida de la empresa del mercado accionario podría no ocurrir en el corto plazo. “La rapidez para que Bachoco deje la Bolsa dependerá de la capacidad de negociar y llegar a un acuerdo, lo cual podría suceder en el primer trimestre de 2023”, proyecta Luis Felipe Treviño.

 
Publicidad
Publicidad