Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Adiós frontera norte, hola Bajío? Las inversiones tienen nuevo lugar de llegada

En fechas recientes Bosch y Pirelli anunciaron inversiones por 225 millones de dólares y 114 millones de euros, respectivamente, como parte de sus planes de expansión en Guanajuato. ¿Es una tendencia?
vie 25 noviembre 2022 03:26 PM
Las naves industriales han tenido una gran demanda por el aumento de las ventas en línea.
Mientras las naves industriales en la frontera norte están llenas, los espacios en el Bajío cuentan con disponibilidad.

La frontera norte era el lugar predilecto para la llegada de inversiones a México, pero ahora la zona de El Bajío es la que ocupa este lugar por varios factores, entre los que destaca una mayor disponibilidad de parques industriales y mano de obra.

Si bien, las rupturas en las cadenas de suministro a nivel global pudiesen haber beneficiado más en cuanto a llegada y expansión de fábricas a las entidades fronterizas con Estados Unidos, la iniciativa privada está optando por bajar un poco más la mirada y arribar en, por ejemplo, Guanajuato, donde hace una semana la alemana Bosch anunció una inversión por 225 millones de dólares para acrecentar las capacidades de su complejo donde produce componentes automotrices.

Publicidad

La estadounidense Eaton, enfocada en la gestión de energía diversificada y tecnologías de sistemas eléctricos, que arribó al mercado mexicano hace 60 años, hoy observa un panorama diferente en el país. Cuenta con 22 fábricas distribuidas en 11 estados. En la zona del Bajío posee siete, a través de las cuales emplea a más de 5,000 personas.

Eduardo Carbajal, director general de Eaton Power Systems en México, destaca que por las cualidades de excelencia manufacturera en el país la empresa seguirá invirtiendo en sus capacidades productivas, pero ésta vez, lo hará con especial énfasis en el Bajío, pues observa una mayor integración en las cadenas de valor, así como nuevas oportunidades de negocios a través de diferentes sinergias con otras empresas instaladas en la región.

“Estamos identificando que en diferentes zonas del país, en el Bajío en particular, ya no solo es la parte de manufactura para exportación. Ya estamos encontrando oportunidades reales de negocio para nosotros en nuestros mercados”, señala durante su participación en el Members Meeting 2022 de El Gran Bajío.

Son varias las razones por las cuales la iniciativa privada ha optado por decirle adiós a los estados fronterizos y emprender camino en estados como Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí , entre otros.

Por ejemplo, la industria maquiladora en Ciudad Juárez, Chihuahua, considera que actualmente existe un déficit de 25,000 trabajadores en la zona, pues la llegada y expansión de las fábricas han disminuido al personal disponible para su contratación, según Index Juárez.

Otro motivo es que los parques industriales en la frontera norte están llenos, lo que figura como una limitante para los planes de negocio de las empresas que buscan llegar con nuevas operaciones o también, expandirlas.

 

Lo anterior no pasa en el Bajío. Diego Bocard, CEO de Grupo Argo, destaca que más al centro del país existe disponibilidad en los parques industriales, además de fuerza laboral lista para ser empleada, volviendo la región más atractiva, observando un mayor interés por aquellas firmas adheridas a la cadena de valor del sector automotriz y aeroespacial.

Por ejemplo, en un parque industrial de la compañía ubicado en San Luis Potosí donde están instaladas 40 empresas, 30% del total expandió sus capacidades en el último año, además de que en los últimos seis meses han levantado la mano para integrarse al complejo cinco compañías más. Para los próximos tres años, prevé que los agentes económicos instalados podrían acrecentarse hasta un 60%.

“Es una cuestión orgánica. Se llena el norte y las empresas deciden bajar, empiezan a buscar nuevas oportunidades… Se dan cuenta que llegan al Bajío y que sus empresas hermanas o también competidores, ya están instaladas, lo que les genera más seguridad en la inversión”, resalta en entrevista con Expansión.

La relocalización de las plantas productivas, fenómeno conocido como “nearshoring”, se está viendo impulsado por aquellas empresas que buscan mudar sus complejos de Asia a México y también, por el interés de empresas europeas que ya cuentan con operaciones en el país y ahora buscan incrementarlas, como es el caso de Bosch y Pirelli, que en fechas recientes anunciaron inversiones por 225 millones de dólares y 114 millones de euros, respectivamente, como parte de sus planes de expansión en Guanajuato.

Sarah Basic, consejera de Asuntos Económicos de la embajada de Alemania en México, considera que existe un gran interés por inversionistas de aquel país en llegar al Bajío, principalmente por su acceso tanto al Pacífico como al Golfo, lo que resalta como una ventaja en materia logística.

“Vemos muchas inversiones, pequeñas y grandes, de empresarios alemanes que se están sumando”, dijo durante su participación en el Members Meeting 2022 de El Gran Bajío.

 
Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad