Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

México ya tiene "una hoja de ruta" para impulsar la electrificación automotriz

El canciller Marcelo Ebrard dijo que el objetivo es aumentar la participación de México en la producción de vehículos eléctricos y "defender la competitividad" del país frente a jugadores como China.
mié 01 febrero 2023 04:27 PM
Marcelo Ebrard presenta hoja de ruta para la electrificación de la industria automotriz.jpeg
El canciller Marcelo Ebrard a bordo de un Mustang Mach-E, que deja ver el sistema eléctrico, tras la presentación del "Diagnóstico y Recomendaciones para la Transición de la Industria Automotriz en México",

México acaba de presentar una "hoja de ruta" para impulsar la producción y venta de vehículos eléctricos. Uno de los ejes que diversos gobiernos -incluido el principal socio comercial de México, Estados Unidos- están impulsando para reducir sus emisiones.

La estrategia, denominada "Diagnóstico y Recomendaciones para la Transición de la Industria Automotriz en México", fue un esfuerzo conjunto entre el gobierno de México, la CFE, empresas del sector y la Universidad de California, y presentada este miércoles por el canciller Marcelo Ebrard.

Lo bueno -dijo durante la presentación- es que ya tenemos una hoja de ruta. "Ya no es sentarnos a ver qué vamos hacer, sino hacerlo, ponernos a trabajar". "Lo que sigue ¿qué es? Trabajo de todas las áreas en simultáneo para lograr nuestro objetivo fundamental que es aumentar la participación de México en este sector, estar a tiempo, no perder la oportunidad y también defender nuestra competitividad porque esto está cambiando".

México no es el primer país en trazar un plan de acción para subirse a la ola de la electrificación. China lanzó en 2017 un Plan de desarrollo de automóviles a mediano y largo plazo, cuyo objetivo era hacer del país asiático una potencia automotriz "fuerte" en la siguiente década, es decir en 2027. En ese plan, el gobierno chino destacaba el desarrollo de vehículos eléctricos y autónomos como una oportunidad para que el país dominara en dichas tecnologías que entonces se consideraban emergentes.

Publicidad

La estrategia del país asiático fue construir enormes fábricas, con una capacidad superior a la demanda local, pensando en exportar el exceso conforme la demanda creciera. Hoy, la marca china JAC es la que más vehículos eléctricos para pasajeros vende en México -unos 1,350 en 2022, según Inegi- y el país asiático empieza a posicionarse como una potencia global en electrificación automotriz.

"Pues vean los nuevos vehículos que China presenta, eléctricos, alta tecnología; o sea, vamos a vivir una década de competencia enorme y estamos trabajando para estar a tiempo, hacerlo bien, tener éxito. Eso es el objetivo de esto", dijo Ebrard durante la presentación de la hoja de ruta que marcará el paso de México en la materia.

Pero, a diferencia de China, el gobierno mexicano ha trazado un plan en coordinación con Estados Unidos, cuyo exsecretario John Kerry, ha sido enviado especial del presidente Joe Biden para impulsar diversas estartegias relacionadas con el tema del cambio climático.

Ebrard, quien describe a Kerry como "uno de los principales promotores del tema a nivel global", reconoció que "ha habido más reuniones con él (con Kerry) que con ningún otro funcionario del exterior, en el último año. "¿Por?", se autocuestiona el canciller. "Pues porque importa de lo que estamos hablando, porque es decisivo y porque queremos trabajar junto con nuestros socios y aliados para salir adelante", responde.

"La CFE es un jugador clave"

El gobierno mexicano elevó en la última COP, las metas de reducción de emisiones para 2030, desde el 22% al 35%. Esto -dijo Ebrard- implica que "ahora tendremos que generar mucho más energías limpias que las que teníamos previstas, ¡qué bueno!".

En el último año, el aparato gubernamental suavizó su postura frente a las energías renovables, luego de varias quejas de empresas estadounidenses y canadienses por cambios en las regulaciones para favorecer a las estatales Pemex y CFE. Ebrard dijo que ésta última está considerada dentro de la hoja de ruta "porque es un jugador clave en todo esto... Entonces estamos todos a bordo".

Anteriormente había habido algunas iniciativas aisladas que apuntaban a la electrificación de la flota, sin embargo, no escalaron debido al escepticismo que generaba la tecnología. "Cuando se pensó que los vehículos eléctricos podían ser una alternativa, de 10 comentarios nueve eran que no se podía".

En 2009, cuando llegó a México la primera flota de vehículos eléctricos, 400 para servicio público, y se pusieron las primeras estaciones precisamente en el Centro Histórico para carga, el canciller recordó que entonces se decía “nombre, esto es carísimo, estos están locos, esto no va a pasar; cómo les gusta gastar el dinero”. Lo mismo –añadió– sucedió con el primer proyecto que presentó en 2007 el Cinvestav sobre hidrógeno verde.

"¿Pues qué creen? Ya llegó el futuro y ahora tenemos que lograr que, para 2030, la mitad de los vehículos en este país sean eléctricos, esto está a siete años". El canciller detalló que habrá una reunión mensual para ver qué avances hay y qué tiene que hacer cada quien para lograr los objetivos. "Entonces manos a la obra, vamos a trabajar", pidió.

Publicidad

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad


Publicidad