Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Calificación AAA, BB o C: ¿qué significa y por qué es importante?

La calificación indica qué tan seguro o riesgoso es invertir en los bonos de alguna empresa.
vie 07 junio 2019 10:30 AM
Bonos
A mayor riesgo, la empresa deberá pagar una mayor tasa a sus inversionistas.
Rosalía Lara

El día de entrega de boletas en la escuela, los ánimos son encontrados: están los estudiantes confiados en su buen desempeño y aquellos que preferirían no estar ahí. Las empresas y países pasan por lo mismo cada vez que una agencia calificadora da su evaluación, pero ¿por qué les importa su opinión?

Las calificadoras hacen algo que ninguna otra entidad: evaluar la capacidad o voluntad de un país o una empresa para pagar sus deudas. Hay tres firmas que son las más importantes en el mundo haciendo esto: Fitch, Moody’s y Standard & Poor’s. La calificación de estas se mide con letras, entre más ‘A’ tenga es más segura y a medida que avanza el abecedario es más riesgosa.

Publicidad

Cuando una empresa emite deuda, cada año paga una tasa de interés -llamada cupón- a quien le prestó (a los inversionistas). Dependiendo de su estatus financiero y los riesgos que tenga la empresa es la calificación sobre esa deuda. Si la calificación baja es porque hay mayor riesgo y entonces la tasa de sus bonos subirá.

La tasa se mueve de manera inversa al precio: si sube, el precio que pagan los inversionistas por comprar ese bono baja. Es decir, el inversionista compra un bono barato, por el que le pagarán una tasa de interés alta, pero con el riesgo de que no le paguen.

Así que la tasa aumenta porque la empresa debe pagar un premio mayor a los inversionistas para que estos quieran comprar sus bonos, explica Guillermo Delgado, director de Operaciones de Black Wallstreet Capital México (BWC), firma de asesoría en inversiones.

Lee: Golpe a Pemex: para Fitch, sus bonos son 'basura'

Ayer, Fitch redujo la nota de Pemex de BBB- a BB+, lo que pone a la compañía fuera de la zona conocida como de grado de inversión y dentro del área de los bonos basura. Además, la agencia mantuvo la perspectiva negativa sobre las calificaciones.

“Un cambio de calificación es algo dramático, sobre todo si pasa de ser una empresa relativamente estable, económicamente hablando, a una firma de alto riesgo, con bonos basura. Lo que quiere decir que la empresa tiene números suficientemente malos para pensar que no va a poder solventar el pago de sus deudas”, dice Delgado.

Publicidad

La perspectiva -que puede ser positiva, estable o negativa- indica cómo ve la calificadora que podría evolucionar las finanzas de la empresa.

También lee: ¿Les tendríamos que hacer caso a las calificadoras?

Con una baja en la nota, “la calificadora está señalando a los tenedores de esta deuda que la venda, que se deshagan de ella”, dice José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico.

Como ley del mercado, cuando todos venden y nadie compra, el precio baja, lo que afecta por un lado a los inversionistas que ya tenían este instrumento, y por el otro a la empresa, que si quisiera emitir deuda sería más difícil conseguir que le prestaran o deberá pagar mucho más a sus inversionistas para que se animen.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad