Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Con estos instrumentos es posible ganar en medio de la crisis

La crisis ha abierto la oportunidad para obtener grandes rendimientos en algunos instrumentos, pero solo son para los inversionistas que están dispuestos a correr el riesgo.
mié 24 junio 2020 05:01 AM
blue-chips-investment-for-stock-market-concept-picture-id1221551266.jpg
Los bonos basura pagan bien, pero el riesgo de default es bastante grande.

Todo tiene un costo y una de las máximas de la inversión es que a mayor riesgo, mayor rendimiento. En medio de una crisis económica desatada por la pandemia del coronavirus, los mercados (acciones, deuda, commodities) se han visto impactados, pero hay algunas oportunidades que emergen para los más aventurados.

Publicidad

En marzo, los mercados accionarios tuvieron uno de sus peores meses en décadas y aunque los principales índices tanto de Estados Unidos como de Europa ya han recuperado gran parte de lo perdido -con el Nasdaq incluso registrando máximos récord-, los índices de mercados emergentes continúan castigados, lo que los vuelve “baratos” a ojos de los inversionistas.

El nivel de los índices de mercados emergentes se debe en parte a que dependen de las materias primas (commodities), que también han tenido meses difíciles, pues con la caída de la demanda -ante el freno de la actividad económica- los precios disminuyen. “Cuando uno ve el precio de los commodities la correlación con los índices emergentes siempre es muy alta, especialmente el oro y el petróleo”, comentó Jorge A. Martínez-González, director del Think Tank Financiero de EGADE Business School.

En los primeros tres meses del año, el precio del petróleo Brent (un referencial del mercado) cayó 65.5%, debido a un exceso de oferta y una baja en la demanda por el coronavirus. “Los mercados energéticos se ven afectados por las persistentes preocupaciones mundiales por el virus que comienzan a eclipsar el impulso de reapertura. Sin embargo, los precios del petróleo parecen destinados a una fase de consolidación”, señaló Edward Moya, analista de OANDA.

La pandemia continúa acelerándose en el mundo, según la OMS

A finales de abril, los principales países productores acordaron disminuir su producción para impulsar el precio. Los esfuerzos dieron frutos, desde mayo el precio del barril ha subido 69%. Analistas de JP Morgan señalan que el petróleo está en la parte baja de un ciclo que para 2025 llevará el precio del Brent a 190 dólares por barril, un alza de 342%. “Al subir el petróleo hay también buenas perspectivas para el índice de mercados emergentes”, dijo Martínez-González.

Publicidad

Las acciones de empresas de lujo y de compañías castigadas por el mercado, pero con balances sólidos también son una opción de inversión. La caída de los mercados en los meses pasados arrastró las acciones de casi todas las empresas, y que en algunos casos están en sectores defensivos ante una crisis o que han sido demasiado castigadas y que las finanzas de la empresa no justifican dicha baja. En estos casos entran firmas como Nike, Tiffany, GAP, Under Armour, Ralph Lauren y Louis Vuitton, explica el académico del Egade.

Sin embargo, siempre existe el riesgo de que la crisis se extienda más de lo previsto, que el balance de las empresas se vea mermado, que pueda tener algún problema financiero y que, como consecuencia, el precio de sus acciones se hunda, como ya ha pasado con firmas como Latam Airlines, que se declaró en quiebra a finales de mayo.

En el mercado de deuda, los llamados bonos basura y los ángeles caídos también se ven muy atractivos. De acuerdo con Martínez-González, el diferencial entre el bono del Tesoro a 10 años (considerados seguros) y los papeles corporativos triple C (sin grado de inversión) fue, en promedio de 2017 a 2020, de 520 puntos base, actualmente ese diferencial está en 1,900 puntos base, mientras que la tasa de default es de menos de 10% (cuando en 2008 la tasa de default era de casi 20%).

Publicidad

Sin embargo, el riesgo es alto. “Creemos que hay riesgos persistentes en el alto rendimiento (chatarra), ya que se anticipa que los impagos se incrementen (debido a la crisis económica)”, adviertió Esty Dwek, jefa de estrategia Global de mercados de Natixis IM.

Al igual que los bonos chatarra, los ángeles caídos se consideran en inminente peligro de que se fallen los pagos, porque su posición de liquidez es débil, sin embargo la diferencia es que el gobierno ha comprado parte de esa deuda, por lo que es más difícil que caigan en default. Este tipo de instrumentos ofrecen un rendimiento menor al de los bonos chatarra, pero mayor al de los bonos con grado de inversión.

“Esto es dinero estilo Las Vegas, estamos hablando de especulación en este tipo de mercados, estás tomando un riesgo, pero está bien pagado, nada más hay que tener cuidado en cómo se diversifica el resto del portafolio”, comentó Martínez-González.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad