Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las ansias por regresar a la playa disparan los bonos de Aeroméxico

Los bonos de Aeroméxico que vencen en 2025 tienen un rendimiento superior al 87% este año, en comparación con un promedio de bonos corporativos mexicanos denominados en dólares de 4.7%.
vie 28 mayo 2021 01:32 PM
Aeromexico
Aeroméxico es una de las empresas que más ha sufrido por las medidas restrictivas ante el coronavirus.

Los bonos de Grupo Aeroméxico están en una racha que opaca a toda la demás deuda latinoamericana, a medida que un aumento en los turistas estadounidenses a destinos como Cancún y Cozumel ayuda a sacar a la compañía de la bancarrota.

La aerolínea domina el ‘regreso a la playa’ que ha impactado a empresas como el operador hotelero mexicano Grupo Posadas, así como a las aerolíneas chilenas y brasileñas Latam Airlines Group y Gol Linhas Aéreas Inteligentes.

Publicidad

Mientras otros países de América Latina impusieron medidas estrictas por el COVID-19 —desde una prohibición total de la entrada de extranjeros a Chile hasta un requisito de prueba negativa en Colombia—, México trata de capitalizar una ola de estadounidenses ansiosos por tenderse en la playa. Los viajeros solo necesitan pasar por un control de temperatura en el aeropuerto para ingresar al país, sin prueba de vacunación o de buena salud.

Eso ha ayudado a que los 400 millones de dólares en bonos de Aeroméxico que vencen en 2025 tengan un rendimiento superior al 87% este año, en comparación con un promedio de bonos corporativos mexicanos denominados en dólares de 4.7%. Incluso eclipsó el repunte de competidores de la industria.

“Pareciera que los bonos operaran en su propio mundo”, dijo Roger Horn, estratega sénior de SMBC Nikko Securities America en Nueva York. “Hay mucho dinero en estrés allá afuera a la caza de algo, y la reapertura del turismo mexicano es uno de los objetivos”.

El segundo mayor repunte en la deuda corporativa de América Latina este año es un bono que vence en 2023 vendido por la empresa de telecomunicaciones Digicel Group, al alza en 25.6%, menos de un tercio del rendimiento de Aeroméxico.

Capítulo 11

Es un giro notable desde las profundidades de la pandemia, cuando los viajes de turistas se agotaron y Aeroméxico tuvo que declararse en bancarrota bajo el Capítulo 11 en Estados Unidos.

El caso está en curso en Nueva York y debería ser un motivo de precaución, ya que el proceso generalmente deja poco dinero para los acreedores no garantizados, por lo que los tenedores de bonos podrían no obtener tanto como esperan de cualquier reestructuración, dijo Horn. El próximo gran obstáculo legal de la compañía será una audiencia el 22 de junio sobre el destino de su programa de lealtad.

Publicidad

Es más, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) degradó la clasificación de seguridad de México esta semana, prohibiendo una expansión de vuelos de las aerolíneas del país a su vecino del norte. En respuesta, los bonos de Aeroméxico se debilitaron 1.4 centavos.

La reacción limitada implica que los bonistas piensan que el riesgo de colapso ha desaparecido y que lo peor ya pasó.

“La rebaja de la FAA de la calificación de seguridad aérea de México no significa mucho para Aeroméxico por ahora porque el tráfico de pasajeros transfronterizo ya ha regresado a los niveles previos a la pandemia”, dijo Horn.

Reanudan vuelos

Aeroméxico ha hecho todo lo posible para aprovechar el tráfico, reanudando el servicio diario a Austin y Dallas y aumentando los vuelos a Houston en abril. En medio de una fuerte recuperación nacional, la compañía también abrió una nueva ruta desde Ciudad de México a Puerto Escondido, una ciudad portuaria con siete playas en la costa oaxaqueña, a principios de este año.

Las cifras mensuales de pasajeros de Aeroméxico aumentaron a más de un millón en abril, un 3% más que en marzo y casi un 700% desde el apogeo de la pandemia en abril del año pasado. Aún así, la carga total de pasajeros de la aerolínea se mantiene por debajo de los niveles de 2019.

Esta semana, los bonos corporativos mexicanos bajaron en su mayoría, resistiendo una ganancia tanto en los bonos soberanos denominados en dólares como en pesos. El peso subió a medida que el dólar se mantenía estable, dando un respiro a los activos de riesgo.

Después de unos días de muchos datos, el calendario de la próxima semana será más ligero. México reportará cifras de reservas internacionales, cifras del índice PMI y ventas de vehículos. El país también dará a conocer el total de remesas de abril y las cifras de confianza del consumidor para mayo.

QUÉ VER:

  • Mayo 31: préstamos netos pendientes
  • Junio 1: remesas, reservas internacionales, índice PMI
  • Junio 2: ventas de vehículos, indicadores principales
  • Junio 3: confianza del consumidor
  • Junio 4: exportaciones de vehículos

VENTAS DE BONOS:

  • Volkswagen Leasing venderá 2,000 millones de pesos en bonos el 23 de junio.
  • Grupo Axo sostendrá llamada con inversionistas para bonos denominados en dólares.
  • Grupo Bimbo solicita cupo de deuda de 20,000 millones de pesos.
Publicidad
Publicidad
Publicidad