Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El precio del petróleo borra el alza causadas por la guerra de Ucrania

Los precios internacionales del crudo han sido afectados por la incertidumbre sobre el rumbo de la economía, los confinamientos en China y la guerra en Ucrania.
vie 15 julio 2022 04:58 AM
(Un empleado es visto en una plataforma petrolera operada por la compañía Lukoil en el campo petrolífero Kravtsovskoye en el Mar Báltico)
Hacienda prevé que la producción petrolera de México en 2023 sea ligeramente mayor a la de este año.

Los precios internacionales del petróleo registran una caída de 23% desde su nivel más alto en lo que va del año, sobre ellos han pesado las preocupaciones de una baja en la demanda ante una desaceleración económica, una mayor oferta por parte de los países productores y el confinamiento por COVID-19 en China, uno de los principales consumidores de crudo a nivel mundial.

El jueves, el precio del West Texas Intermediate (WTI) cerró en 96.14 dólares por barril, mientras el Brent terminó con una cotización de 99.5 dólares por barril, con esto ambas referencias del crudo ya presentan una disminución de 22.3% y 23%, respectivamente, desde el punto más alto del año que fue el 8 de marzo. Con lo que borran las alzas generadas luego de que Rusia invadió Ucrania a finales de febrero.

Publicidad

Arturo Carranza, experto en materia energética, dijo que la reciente reducción del petróleo se explica por el aumento que se espera durante este año de la producción de petróleo por parte de la OPEP y sus aliados, por un histórico incremento en la extracción petrolera de Estados Unidos y por la perspectiva de un menor crecimiento económico global que afectaría la demanda petrolera.

Otro de los principales problemas es que China mantiene os confinamientos por el aumento de contagios, debido a su política 'Cero COVID'.

“Si siguen habiendo contagios pudiéramos ver de nuevo algunos confinamientos en algunas regiones, entre ellos China, uno de los países con mayor consumo de petróleo, pues tendría un efecto directo por el lado de la demanda al hidrocarburo", dijo Alejandro Saldaña, economista en jefe de Grupo Financiero Ve por Más.

La volatilidad que se vio en el precio de petróleo es consecuencia también de una estrategia que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, está haciendo con el Medio Oriente, señaló Ramsés Pech, analista y asesor de la industria energética.

 

“Ante la situación que no bajaban los precios de la gasolina regular y ante la inminente recesión de Estados Unidos usaron a los mercados financieros. Volviendo tangible a la incertidumbre de la recesión, soltando al toro para ver que sucedía. Al emitir la carta al mercado bajaron algunos centavos los precios de los combustibles, pero no los suficientes para poder ayudar al consumidor, y la propuesta de quitar los impuestos, no observó variación alguna en los precios en el mercado, debido a que depende de las decisiones y votaciones de las cámaras de representantes”, dijo.

Por tal motivo, indicó que el mercado financiero de EU ‘meció a la cuna’ para bajar los precios de barril, y que de un tajo bajo los precios a donde quería que estuvieran.

Sin embargo, la caída está contenida. “La revisión a la baja habría sido mayor de no haber sido por el repunte más fuerte en las economías en desarrollo y emergentes lideradas por China”, señaló Craig Erlam, analista de Oanda.

Hay otros elementos que van hacer que la caída no vaya demasiado lejos, como las consecuencias de la guerra en Ucrania. "Ahorita lo que pesa en los últimos días es la expectativa de una menor demanda por una desaceleración económica”, comentó Saldaña.

 

¿Cómo le afecta a Pemex?

La tendencia a la baja de los precios del crudo puede tener poco impacto sobre las finanzas de Pemex, aseguraron analistas. Esto sería porque dentro del presupuesto del 2022, la cotización promedio estimada de la mezcla mexicana se encuentra cerca de los 92 dólares por barril, mientras que en lo que va del año tiene un precio de 97.3 dólares por barril.

Monserrat Aldave, economista principal de Finamex, señaló que se tiene que considerar dos posibles efectos en las finanzas de la empresa paraestatal. Primero a nivel gobierno y a los ingresos de Pemex. “Lo de Pemex ha sido particularmente bueno, ya que en años anteriores la compañía estaba sumamente endeudada que estaba operando con números rojos y este año, por los altos precios del petróleo se ve beneficiada por el flujo de efectivo que se espera. Incluso se espera pueda pagar todas sus obligaciones financieras con sus propios recursos sin necesidad de apoyo del gobierno”.

la especialista agregó que si el precio de petróleo empezara a disminuir, la empresa regresaría en la situación en la que se encontraba previo al alza del petróleo, esto significa que el buen perfil de la empresa este año se debe al aumento de los precios y no a las mejoras estructurales o mejoras en resultados operativos.

 

“Usualmente nos beneficiaríamos del precio del petróleo bajo, esta vez dado el choque inflacionario tan importante, ese exceso de rentas petroleras se está yendo para financiar el programa de estimulos fiscales a la gasolina. Realmente el exceso neto no necesariamente nos va a beneficiar, incluso podría salir más caro por las fuertes importaciones de petróleo crudo que hace el país”, dijo Aldave.

Esta jueves, la mezcla mexicana presentó una caída de 0.55% para terminar un precio de 90.87 dólares por barril, su menor nivel desde el 24 de febrero del 2022.

“La incertidumbre en el mercado petrolero representa un elemento que complicará la ejecución del programa de exploración y producción de Petróleos Mexicanos. La empresa tendrá que evaluar, frente a la situación actual, qué proyectos conllevan menos riesgos en su ejecución y, en función de esta evaluación, orientar esfuerzos a aquellos que impliquen menos riesgos técnicos y operativos”, declaró Carranza.

Además, el analista señaló que es probable que Pemex busque modificar su estrategia de venta de petróleo en el exterior para que, ahora que los precios están cayendo, reduzca sus importaciones y al mismo tiempo aumente la carga de petróleo que inyecta al Sistema Nacional de Refinación.

Publicidad
Publicidad