Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Alemania teme que el corte de gas ruso se vuelva permanente

El suministro de gas natural ruso a Alemania a través del gasoducto del Mar Báltico Nord Stream 1 se detuvo durante 10 días por trabajos de mantenimiento anual.
lun 11 julio 2022 03:13 PM
 Ilustración de un gasoducto con dos tubos, uno con la bandera de alemania y otro con la bandera de Rusia.
Desde el comienzo de la guerra en febrero, Alemania ha estado trabajando para reducir su dependencia del gas ruso

Alemania se está preparando para una interrupción potencialmente permanente del flujo de gas ruso a partir del lunes cuando comiencen los trabajos de mantenimiento en el gasoducto Nord Stream 1 que lleva el combustible a la economía más grande de Europa a través del Mar Báltico.

El trabajo en el gasoducto de 1,220 km es anulmente continuo y requiere que las llaves de gas estén cerradas durante 10 a 14 días. Pero nunca antes en la historia de una década del oleoducto Alemania se había preguntado seriamente si el flujo comenzaría de nuevo.

Publicidad

Alemania y el gas ruso

Los planes de contingencia se están elaborando rápidamente en toda Alemania, donde existe una preocupación genuina de que Moscú pueda aprovechar la oportunidad para convertir aún más el gas en armas como una palanca contra Occidente en su guerra con Ucrania y cortar permanentemente los suministros.

El gas ruso es vital para el funcionamiento de la economía de Alemania, así como para mantener calientes la mayoría de los hogares. Los caudales a través del oleoducto se han reducido en los últimos meses y se encuentran en torno al 40% de los niveles habituales. Rusia ha culpado a las sanciones por la reducción del flujo, argumentando que han obstaculizado su acceso a las piezas de repuesto.

El sábado, Canadá dijo después de consultar con Alemania y la Agencia Internacional de Energía que emitiría una exención temporal a las sanciones contra Rusia para permitir el regreso desde Montreal de una turbina rusa reparada que se requiere para realizar el trabajo de mantenimiento.

El viernes, el Kremlin dijo que aumentaría el suministro de gas a Europa una vez que la turbina fuera devuelta a Rusia. Ucrania se ha opuesto a esto, argumentando que ayuda a continuar la dependencia del continente del gas ruso.

Pero el ministro de recursos naturales de Canadá, Jonathan Wilkinson, dijo que el permiso es "por tiempo limitado" y ayudará a "la capacidad de Europa para acceder a energía confiable y asequible a medida que continúan la transición lejos del petróleo y el gas rusos".

 

Rusia corta suministro de gas a Europa

Una docena de países de la Unión Europea se han visto afectados por los cortes en el suministro de gas de Rusia, dijo el jueves el jefe de política climática de la UE, Frans Timmermans, mientras el bloque enfrenta un enfrentamiento energético cada vez más profundo con Moscú.

Rusia recortó los flujos a través de su gasoducto Nord Stream 1 al 40% de la capacidad la semana pasada citando problemas con el equipo, ya que había cortado el gas a Polonia, Bulgaria, los Países Bajos, Dinamarca y Finlandia por su negativa a cumplir con un nuevo esquema de pago.

Timmermans dijo que 10 de los 27 países miembros de la UE han emitido una "alerta temprana" sobre el suministro de gas, el primero y el menos grave de los tres niveles de crisis identificados en las normas de seguridad energética de la UE.

"El riesgo de una interrupción total del gas ahora es más real que nunca", dijo.

 

El plan nacional de emergencia en Alemania

Desde el comienzo de la guerra en febrero, Alemania ha estado trabajando para reducir su dependencia del gas ruso, incluso mediante la construcción de puertos de gas natural licuado (GNL).

El viernes, la legislación de emergencia completó su paso por ambas cámaras del parlamento para permitir la reactivación de las centrales eléctricas de carbón suspendidas, a pesar de su intensidad de carbono.

Pero el proceso general de retiro ha sido complejo y lento.

El objetivo a corto plazo es intentar reponer las existencias en las instalaciones de almacenamiento de gas de Alemania para que dure el invierno. La lectura más reciente, publicada por la Agencia Federal de Redes el viernes, mostró que las instalaciones de almacenamiento están al 63% de su capacidad. El objetivo es el 90% para el 1 de noviembre.

El objetivo a más largo plazo es reducir la dependencia del gas aumentando la generación de energía renovable, en parte redefiniendo los sectores como de vital importancia para la seguridad nacional.

La industria y los hogares alemanes consumen alrededor de dos tercios del suministro de gas del país.

Ya existen planes para priorizar quién tendría acceso al gas en caso de un corte. Los hospitales y los servicios de emergencia encabezan la lista, mientras que los hogares están clasificados por encima de la mayoría de las preocupaciones industriales.

 

¿Crisis a la vista?

Si los suministros rusos se cortaran repentinamente de la noche a la mañana, esto podría llevar a Alemania a una gran recesión, porque industrias enteras dependen del gas y la mayoría de los hogares alemanes lo usan para calefacción.

Un destacado analista del mercado energético, Henning Gloystein de Eurasia Group, advirtió que "si Nord Stream 1 no vuelve a funcionar, digamos a principios de agosto, creemos que el gobierno alemán tendrá que elevar su nivel de alerta de gas al tercer nivel, que es el nivel máximo".

"Eso sería suspender el mercado mayorista de gas y el gobierno y el regulador interviniendo como distribuidor de gas natural. Eso significará efectivamente el racionamiento el próximo invierno. Lo que sucede en Alemania, lamentablemente, se extenderá al resto de Europa, debido a la ubicación geográfica en el centro de la UE", de acuerdo con la BBC.

Las instalaciones de almacenamiento de gas de Alemania están actualmente llenas en un 64%, informa la emisora ​​alemana ZDF.

Los expertos de la industria citados por los medios alemanes dicen que el sector químico sería el más afectado por la escasez de gas. Representa el 15% del consumo de gas de Alemania, y la interrupción podría provocar escasez de productos como fertilizantes, productos farmacéuticos, detergentes y cosméticos.

Los hogares alemanes y los servicios clave, como los hospitales, tendrán prioridad para el suministro de gas en el marco de un plan de emergencia del gobierno.

Publicidad
Publicidad