Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Así es el plan de Leo Burnett para afrontar 2021

Aunque prevé que el próximo año será igual de complejo que 2020, la agencia se aseguró de no dar pasos en falso con un plan de trabajo.
jue 10 diciembre 2020 04:12 PM
horacio-navarro.jpg
Horacio Navarro, CEO de Leo Burnett, asegura que ser parte de una red global se ha convertido en un salvavidas en momentos de incertidumbre. (Foto: Especial).

En Leo Burnett no se vislumbra un 2021 muy alentador para la economía en general. Horacio Navarro, CEO de la agencia en México, prevé que será un año igual de retador que este 2020, pero con una gran diferencia para ellos: “estamos preparados para asumirlo”, asegura.

Después de un 2020 sorpresivo que modificó completamente los planes del negocio, el líder de la mejor agencia del año en México, según el festival El Ojo de Iberoamérica, trabajó junto al equipo directivo de la firma para desarrollar un plan que les permita moverse rápidamente para atender las necesidad de sus clientes, incluso antes de que ellos lo soliciten.

Publicidad

“Vemos un 2021 igual de pesado que 2020, al menos durante el primer semestre del año, todo el mundo en casa y las oficinas cerradas. Pero la diferencia para nosotros es que ya lo hemos planeado todo”, menciona Navarro. “Evidentemente no tenemos en mente que el próximo año regrese a los niveles de 2019, la economía deprimida y el país polarizado afectan y no dan una buena luz al camino. Sin embargo, nos adelantamos, planeamos y estamos preparados para ello”.

Pero aunque este año fue complejo, y los primeros meses resultaron muy retadores, en la agencia se acostumbraron a la nueva forma de trabajo, tanto que hoy no planean abandonar el home office ni las reuniones virtuales con los clientes.

Además, Federico Russi, vicepresidente creativo de Leo Burnett, asegura que hubo grandes ventajas que les permitieron concentrarse en el trabajo, más allá de los números del negocio, como pertenecer a una red global y contar con un equipo de fundadores de startups que compartieron sus habilidades y capacidades para sacar a flote a sus clientes.

“El beneficio se dio sobre todo al principio. Por ejemplo, pertenecer a una red nos abrió las ventanas al futuro para conocer lo que estaba pasando en el mundo con la pandemia”, explica el mejor creativo de México, según el festival El Ojo de Iberoamérica.

Publicidad

Expansión: ¿Qué significa recibir un reconocimiento como el del Ojo de Iberoamérica en medio de la pandemia?
Federico Russi: Sabemos que en México hay muy buenas agencias, llenas de grandes profesionales, pero que nos tocara a nosotros en un año complicado para la humanidad y para la industria en general nos llena de orgullo. Este logro lo obtuvimos gracias al trabajo en equipo de la agencia, era muy fácil poner de excusa la pandemia, pero no lo hicimos y este reconocimiento lo refleja.

Además refleja el trabajo que ya veníamos haciendo de integración, las ideas que fueron premiadas en el festival son de comunicación e innovación, áreas que estamos explotando ahora y que nos ha permitido trabajar de cerca con los clientes en el desarrollo de nuevas tecnologías.

federico-russi.jpg
Federico Russi, vicepresidente creativo de Leo Burnett, fue reconocido como mejor creativo de México en el festival El Ojo de Iberoamérica.

E: ¿Cómo cambió la forma de trabajo en Leo Burnett con la pandemia?
Horacio Navarro: Los primeros días de enero fueron inciertos, a todos nos tomó por sorpresa y no estábamos preparados para nada de lo que pasaría después. Nunca dimensionamos el tamaño de lo que estamos viviendo. No pudimos planear, así que nos movió todo y muy rápido, en cuestión de días 150 personas ya estábamos trabajando en casa. Ése fue el primer movimiento importante. Después nos dimos cuenta que sí estábamos preparados para asumirlo, sobre todo del lado estratégico y creativo, pues pudimos generar varias ideas.

Se volvió importante el clima organizacional, los lazos que habíamos conformado como equipo. Al final no nos estaba costando tanto trabajo adaptarnos, nos acostumbramos a no vernos las caras y explotar nuestro talento a distancia.

Publicidad

E: ¿Pertenecer a una red les permitió hacerle frente a la pandemia con mayor facilidad?
HN: Una de las grandes virtudes de trabajar en una agencia como Leo Burnett es que no estás solo. El hecho de trabajar en una red nos permite tener tranquilidad en todos los sentidos, desde el económico hasta saber que el grupo hará lo que sea posible para que la gente conserve su empleo. Es una red de salvación, literalmente. En el trabajo, por ejemplo, sabes que mañana puedes llamar a Singapur y pedir tres proyectos que te permitirán solucionar problemas en México para clientes con similitudes. Ser parte de una red nos da tranquilidad, certeza y orientación.

Esto nos dio la oportunidad de concentrarnos en lo que es nuestro trabajo y no en lo financiero. El hecho de no tener que atender ese tipo de problemas, porque contamos con un respaldo importante, nos permitió enfocarnos en ayudar a las marcas.

E: ¿Y cómo les ayudó tener una incubadora de startups?
FR: Latin Labers (iniciativa creada en 2019 con la finalidad de acercar servicios de venture advertising a las startups en etapas tempranas de América Latina) nos permitió traer soluciones al mercado que no estuvieran relacionadas con la comunicación, y que nos ayudaron a resolver problemas de los clientes, las cuales van desde desarrollar un prototipo físico para vender algo, hasta la generación y análisis de nueva data. Nos apoyamos mucho en ellos.

E: ¿En qué consiste el plan de trabajo para 2021?
HN: Debido a que vemos un 2021 igual de pesado que 2020 y que el tema de la movilidad no se va a solucionar pronto, vamos a seguir trabajando como hasta ahora, desde casa precisamente para cuidar la salud de los colaboradores.

Desde mediados de año ya estamos planeando cómo vamos a enfrentar el próximo, obviamente con todas las limitantes en mente y con la idea de que será un año menos intempestivo, al menos para nosotros, porque no vamos a tomar decisiones apresuradas, sino planeadas. Ojalá que nos equivoquemos y en febrero llegue la vacuna para volver a la normalidad, pero si no, estamos preparados.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad