Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Trump, en un agresivo esfuerzo para frenar la crisis que aqueja a su presidencia

Por la publicación de un artículo de opinión y de un próximo libro que critican sus defectos como presidente, la Casa Blanca batalla por mantener la credibilidad.
mar 11 septiembre 2018 05:52 AM
Donald Trump crisis Casa Blanca Estados Unidos
Elecciones. Trump insiste en que no habrá una “ola azul” de victorias demócratas, sino una marea republicana en noviembre.

(CNN) - Donald Trump está haciendo un agresivo esfuerzo para frenar la crisis de autoridad que aqueja a su presidencia en un momento crítico.

Con las elecciones de mitad de periodo acercándose, enfrenta nuevos cuestionamientos sobre su aptitud para el cargo, y está buscando a un rebelde oculto dentro de su propio campo.

El presidente tomó medidas inmediatas para abordar la situación el lunes, al atacar el nuevo libro de Bob Woodward, que, junto con un artículo de opinión de un alto funcionario anónimo en el New York Times, pinta una imagen devastadora de su desempeño.

Lee: Kim Jong Un envía carta a Trump para un segundo encuentro

“El libro de Woodward es una Broma, solo otro ataque en mi contra, en una andanada de asaltos, utilizando fuentes sin nombrar y anónimas refutadas...”, tuiteó Trump.

“Muchos ya han alzado la voz para decir que sus citas, como aparecen en el libro, son ficción. Los demócratas no pueden soportar perder. ¡Yo escribiré el verdadero libro!”.

Publicidad

Tipificando la sensación de que lo que una vez pareció absurdo ahora representa la normalidad en esta Casa Blanca, el vicepresidente Mike Pence se ofreció el domingo a tomar una prueba de detector de mentiras para demostrar que no era el autor del artículo de opinión que acusó a Trump de tener un liderazgo “medio cocido”, mal informado y en ocasiones imprudente.

Pence y la consejera del presidente, Kellyanne Conway, trataron de voltear los reflectores hacia los motivos del funcionario anónimo, advirtiendo que podría haber dimensiones “criminales” en el artículo de opinión, y apoyaron los llamados de Trump para que el Departamento de Justicia realice una investigación.

Pero es poco probable que la controversia disminuya esta semana. El nuevo libro de Woodward se publicará este martes, y el veterano periodista está promoviendo su condenatorio recuento del liderazgo del presidente.

Lee: Trump no siempre respeta las reglas, dice Justin Trudeau

“Es mejor que la gente despierte ante lo que está sucediendo”, dijo Woodward en Sunday Morning de CBS mientras promocionaba Fear: Trump in the White House como un recuento interno y detallado que refleja las afirmaciones del artículo de opinión de que un grupo de altos funcionarios está trabajando para salvar a la nación y al mundo de las precipitadas decisiones de Trump.

Si la versión de los hechos revelada por Woodward y el funcionario anónimo es cierta, Estados Unidos enfrenta una presidencia profundamente disfuncional y una crisis de gobernanza sin paralelo en la historia moderna, aparte, tal vez, de los paranoicos días finales del gobierno de Nixon.

Según estas versiones, el presidente de Estados Unidos parecería profundamente no apto para sus responsabilidades, desinteresado en los detalles de políticas, carente de conocimiento y, en palabras del alto funcionario anónimo, “impetuoso, conflictivo, mezquino e ineficaz”.

Tal situación dejaría al país con un vacío de liderazgo en la Oficina Oval y comprometería la efectividad del gobierno. También empañaría la imagen de Estados Unidos ante el mundo y ofrecería oportunidades a sus adversarios si la Casa Blanca está constantemente distraída.

Pero la idea de que hay un núcleo de “adultos en la habitación”, según lo descrito por el autor del artículo de opinión, subvirtiendo la autoridad del presidente y ejerciendo para sí el poder otorgado al comandante en jefe durante una temporada electoral también debería ser preocupante, ya que plantea dudas sobre la integridad del sistema democrático de Estados Unidos.

Golpes en contra

Después de días en que la Casa Blanca permaneció agazapada y a la defensiva, Conway y Pence contraatacaron en programas de entrevistas políticas el domingo, luego de que fuentes dijeron a CNN que el gobierno había reducido sus sospechas sobre quién escribió el artículo a unos pocos individuos.

“Para el presidente, podría haber un riesgo de seguridad nacional inmediato, no quiere a esta persona en una reunión donde debata sobre China, Rusia, Corea del Norte”, dijo Conway a Jake Tapper de CNN en State of the Union.

Dijo que podría haber un aspecto criminal en la redacción del artículo de opinión, aunque no pudo decir exactamente cómo habría el autor violado la ley cuando parece que el acto de deslealtad más bien equivale a ejercer el derecho a la libertad de expresión.

Lee: 'Miedo: Trump en la Casa Blanca', una mirada tras bambalinas del poder en EU

“Realmente no tengo ni idea, ni tampoco tú, de qué más ha divulgado esta persona”, dijo Conway a Tapper. “Creo que alguien tan cobarde y tan engreído probablemente iría un paso más allá”.

En Fox News Sunday, se le preguntó a Pence si los altos cargos deberían tomar pruebas de detector de mentiras para demostrar que no escribieron el explosivo artículo de opinión en el Times.

“Aceptaría tomarla en un abrir y cerrar de ojos y someterme a cualquier revisión que el gobierno quisiera hacer”, dijo Pence.

El vicepresidente también argumentó que el autor del artículo del Times era culpable de algo más que deslealtad.

“Lo mejor que podemos hacer aquí es que este individuo reconozca que está literalmente violando un juramento. Si es un alto funcionario del gobierno, está violando un juramento no al presidente, sino a la Constitución”.

Pence pareció argumentar que al mostrar tal deslealtad al presidente, e incluso al susurrar acerca de cómo invocar la Enmienda 25 para removerlo, la “resistencia” que menciona el autor del artículo de opinión está trastocando el proceso democrático.

OPINIÓN: ¿Por qué hay tantas intrigas en la Casa Blanca de Trump?

Pero aquellos que han elogiado las acciones del escritor de opinión y de los funcionarios mencionados en el libro de Woodward que parecen estar actuando para contener a un presidente impulsivo, dicen que los altos funcionarios podrían estar actuando para proteger a la propia Constitución de los ataques de Trump.

Los llamados de Trump para que el Fiscal General Jeff Sessions investigue al autor del artículo del Times han renovado los temores sobre la visión expansiva del poder ejecutivo por parte del presidente. Después de todo, él está efectivamente pidiendo que los instrumentos de investigación criminal del gobierno sean puestos en práctica contra alguien que no ha cometido un delito evidente.

“¿Acaso este presidente no comprende que el Departamento de Justicia no es una herramienta de su propio poder personal?”, preguntó el domingo el senador de Virginia, Mark Warner, en State of the Union.

El senador de Nebraska, Ben Sasse, mientras tanto, advirtió que el caos incesante en la Casa Blanca distrae de los problemas cruciales.

“No tengo ningún deseo de apalear a este presidente, pero está bastante claro que esta Casa Blanca es un reality show, una presidencia de telenovela”, dijo Sasse, un crítico frecuente de Trump en el programa Meet the Press de NBC.

Lee: ¿Qué tanto afectarán las revelaciones de Woodward sobre Trump?

“Lo que me gustaría es que el presidente no se preocupara tanto por el corto plazo de la elección de personal, sino a largo plazo de la creación de una visión para Estados Unidos, por unirnos como pueblo, por ayudarnos a deliberar acerca de dónde debemos ir y luego a construir un equipo de gente grandiosa, de grandes causas y bajo ego a tu alrededor”, dijo.

Noviembre se acerca

El nuevo alboroto en la Casa Blanca y las preguntas sobre el estilo de liderazgo y personalidad de Trump no podrían llegar en peor momento para los republicanos, a menos de dos meses antes de las elecciones de mitad de periodo en las que los demócratas esperan paralizar su presidencia al ganar la Cámara de Representantes.

Algunos expertos ahora comienzan a preguntarse si los demócratas también tienen un estrecho camino posible hacia la victoria en el Senado.

Cualquier sensación de desmoralización que se establezca en medio de los votantes republicanos podría frenar su participación en las elecciones, una de las razones por las cuales Trump está intensificando su campaña a través de los estados rojos e implorando a su base leal que se presente en cifras récord.

Uno de los principales asesores de Trump, el jefe de presupuesto Mick Mulvaney, advirtió tras puertas cerradas el sábado que incluso los candidatos republicanos como el senador de Texas Ted Cruz podrían estar en riesgo de perder y que no eran lo suficientemente “agradables”, informó el New York Times.

Trump pide a la justicia investigar quién es el 'topo' en la Casa Blanca

Mulvaney hizo sus comentarios, según el Times, en una reunión con donantes del partido junto con la presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel. El Times dijo que una persona en el evento privado proporcionó al periódico una grabación de audio de los comentarios de Mulvaney.

Sin embargo, Trump insiste en que no habrá una “ola azul” de victorias demócratas, sino una marea republicana en noviembre, basada en la sólida economía y lo que según él es el desempeño récord de su gobierno.

“A los republicanos les está yendo muy bien con las elecciones de mitad de periodo del Senado. Contiendas que ni siquiera estábamos pensando en ganar están ahora muy cerca, o incluso liderando”, dijo el presidente en un tuit el sábado por la noche. “¡La noche de las elecciones será muy interesante!”.

Publicidad
Publicidad