Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

¡A votar!, llega el momento de la verdad para Donald Trump

Este 6 de noviembre, los estadounidenses juzgarán en las elecciones legislativas las decisiones que han tomado el presidente Donald Trump y los republicanos.
Encuesta.
Encuesta. Los demócratas continúan teniendo una ventaja de dos dígitos sobre los republicanos en una votación genérica en el Congreso entre los votantes probables, según una encuesta de CNN.

(CNN)- A pocas horas de las elecciones intermedias, los estadounidenses se enfrentan a una elección que podría dar una nueva forma a la nación después de una campaña que la dejó destrozada políticamente, en guerra consigo misma por la raza y de luto por la tragedia.

Los votantes deben decidir este martes si restringen al presidente Donald Trump y sus republicanos obedientes después de los primeros dos años de una presidencia demagógica que amplió las divisiones nacionales y se convirtió en un torrente de escándalos. Trump también puso a prueba las normas constitucionales y diseñó un cambio brusco en la actitud del país hacia el resto del mundo.

Los demócratas continúan teniendo una ventaja de dos dígitos sobre los republicanos en una votación genérica en el Congreso entre los votantes probables, según una nueva encuesta de CNN realizada por SSRS. La ventaja de 55% a 42% del partido en la nueva encuesta refleja su ventaja a principios de octubre y es casi igual a la ventaja de 10 puntos que tuvieron justo después del Día del Trabajo.

Lee: Trump: “Cuando puedo, digo la verdad”

Pero al enfrentarse a su primera oportunidad de juzgar el desempeño de Trump, también podrían registrar su satisfacción con una economía históricamente impulsada y un presidente que ha cumplido muchas de sus promesas electorales, si bien controvertidas, y tiene una administración innegablemente consecuente que ha logrado un cambio conservador generacional en la Corte Suprema.

El primer resultado representaría una reprimenda para todo el enfoque político de Trump: su incapacidad para dominar sus instintos volátiles a favor de los intereses de la unidad nacional y su falta de voluntad para abrazar a la propia presidencia como patrimonio nacional.

Publicidad

El segundo transmitiría la aquiescencia por las tácticas de "tierra quemada" del presidente, su infatigable y dominante personalidad, las advertencias que hacen temer a la nación por estar siendo atacada por una marea de invasores inmigrantes de criminales de piel oscura y la aprobación de su credo nacionalista "Estados Unidos Primero".

"Vieron ese alambre de púas subiendo. Ese alambre de púas ... sí, señor, tenemos alambre de púas subiendo. Porque, ¿sabes qué? No vamos a permitir que estas personas invadan nuestro país", dijo Trump el domingo en un mitin en Georgia, defendiendo su decisión de enviar tropas a la frontera en lo que los críticos han calificado de "artimaña" política.

OPINIÓN: EU se juega todo en estas elecciones intermedias

Si bien la campaña ha visto intensas batallas sobre la atención médica, la inmigración, la educación y la mejor manera de compartir los dividendos del alto crecimiento, el bajo desempleo y el aumento de los salarios, Trump, como lo hace todo el tiempo sobre todo lo demás, hizo que la campaña fuera sobre él.

En el argumento de cierre más inflamatorio de cualquier campaña en la memoria moderna, Trump aprovechó a un grupo de migrantes que se dirigían hacia la frontera sur de Estados Unidos a cientos de kilómetros en México como metáfora de su retórica de línea dura y de insultos raciales sobre la inmigración. Su punzante retórica nacionalista y el ahondamiento de las diferencias culturales provocaron críticas de que había cruzado una peligrosa línea luego de que un hombre armado matara a 11 personas en una masacre en una sinagoga en Pittsburgh y un partidario de Trump enviara bombas a los principales detractores del presidente en política y medios de comunicación, incluidos dos expresidentes.

Lee: Los primeros integrantes de la caravana migrante llegan a la CDMX

Publicidad

Pero el que nadie pueda decir con seguridad cuál será el resultado el martes por la noche es una medida del clima político volátil del país y las lecciones de la sorpresiva victoria de Trump en 2016.

Trump vs. Obama

A veces, el domingo, casi parecía que Trump estaba dirigiendo una campaña contra el hombre contra el que se ha definido, su antecesor en la Oficina Oval, Barack Obama. El 44° presidente está golpeando a Trump de la manera más directa hasta ahora intentada por cualquier demócrata prominente. Diez años después de que pronunció su gran discurso de victoria en Grant Park, Chicago, Obama redobló la apuesta por la esperanza y la describió como el antídoto contra lo que dijo que eran los oscuros impulsos ejemplificados por su sucesor, y advirtió que Estados Unidos se encontraba en una encrucijada.

"En las últimas semanas de esta elección, hemos visto repetidos intentos de dividirnos con retórica, de intentar unirnos el uno al otro", dijo Obama en Gary, Indiana, una ciudad familiar de su campaña de 2008.

¿Es una amenaza el triunfo demócrata en las próximas elecciones de EU?
Publicidad

"La buena noticia es que, cuando votas, puedes rechazar ese tipo de política", dijo. "Cuando votas puedes controlar el mal comportamiento. Cuando votas puedes elegir la esperanza sobre el miedo. "

La elección del martes representa otro choque entre la capacidad de Trump para subvertir las normas políticas y el peso de la historia y la lógica electoral.

Los presagios parecen malos para los republicanos, ya que el índice de aprobación de Trump se ubica entre el 40% y el 45% en la mayoría de las encuestas y la historia sugiere que los presidentes de primer término que son impopulares suelen llevar a sus partidos a grandes pérdidas.

Los demócratas confían cada vez más en que pueden recuperar la Cámara de Representantes por primera vez en ocho años y están apostando a una reacción violenta contra el presidente por parte de los votantes que se quedaron en casa en 2016. Su camino hacia el poder se encuentra a través de distritos más diversos, suburbanos y ricos donde la guerra cultural de Trump no resuena.

Lee: Obama y Trump, la lucha por Florida

Pero la férrea lealtad a Trump de una base política que lo ve como un héroe y un guardián de la vida tradicional de la clase trabajadora, en gran parte blanca, significa que los republicanos son los principales favoritos para mantener al Senado, a la vez que los demócratas vulnerables luchan por la vida política en los estados donde Trump arrasó hace dos años como Indiana, Missouri, Dakota del Norte y Montana.

Publicidad

La agitación cultural y racial también se está librando en varias contiendas gubernamentales de alto nivel que, en una buena noche para los demócratas, podrían resultar en la primera gobernadora afroamericana de la nación, Stacey Abrams en Georgia, y al primer director ejecutivo negro de Florida con Andrew Gillum. En Wisconsin, un estado de tendencia a menudo liberal que Trump presume haber ganado en 2016, una figura política nacional, el gobernador republicano Scott Walker se enfrenta a otra batalla cuesta arriba para retener el poder.

Qué significaría un cambio de poder para la nación

El resultado más probable para el martes según concuerdan los encuestadores y expertos es uno que consagra con elocuencia la polarización de Estados Unidos: los demócratas obtendrían una estrecha mayoría en la Cámara de Representantes y los republicanos mantendrían el Senado y posiblemente obtendrían algunos escaños.

Tal escenario representaría una amenaza significativa para la Casa Blanca, ya que permitiría a los presidentes de los comités demócratas someter a la Casa Blanca a un escrutinio sin precedentes en todo, desde las declaraciones de impuestos y tratos comerciales de Trump hasta el escándalo en las agencias gubernamentales.

Una Cámara dirigida por los demócratas también sería una audiencia más receptiva si el abogado especial Robert Mueller descubre que el presidente y su campaña obraron mal, y teóricamente darían a los opositores al Congreso la facultad de iniciar procedimientos de juicio político.

Publicidad

Lee: FBI indaga intento de difamar a Mueller, jefe de investigación de la trama rusa

Si bien la pérdida de la Cámara de Representantes paralizaría las esperanzas de Trump de sumarse a una agenda legislativa delgada, retener el control republicano del Senado preservaría el otro legado clave de la agenda del presidente: la reconstrucción del poder judicial federal por el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell. Cualquier vacante en el Tribunal Supremo en los próximos dos años le permitiría a Trump consolidar su logro más significativo, la construcción de una mayoría conservadora en el tribunal superior de la nación.

Y si los republicanos tienen el Senado, es poco probable que cualquier proceso de juicio político en la Cámara de Representantes resulte en un juicio contra el presidente y una posible expulsión del cargo, a menos que los cargos que puedan surgir sean especialmente notorios.

Si los demócratas desencadenan una "ola azul" que arrasa con el Senado y con la Cámara de Representantes, todas las apuestas están cerradas para la presidencia de Trump. Ellos harían preguntas sobre su estrategia de campaña cargada de miedo y cómo podría llevar a un desastre aún mayor en la campaña presidencial de 2020 que comenzará efectivamente el miércoles por la mañana.

Si el Partido Republicano se aferra a la Cámara de Representantes y mantiene el Senado, Trump probablemente reclamaría la validación de su liderazgo de línea dura enraizado en mantener intacta su base política y vilipendiar a los oponentes. Eso podría aumentar su poder en una purga de influencias restrictivas en su gabinete que augurarían un período tumultuoso en el país y en el extranjero hasta noviembre de 2020.

La reputación del presidente de desafiar todas las convenciones políticas y presagios permanecería intacta. Y los demócratas habrían fracasado, una vez más, en formular una narrativa contraria efectiva para el gobierno autocrático del presidente.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad