Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Las esperanzas del acuerdo de 'brexit' de May se desvanecen

Los legisladores británicos votarán este lunes si optan por pensar en alternativas al acuerdo sobre la salida de la Unión Europea de la primera ministra, que ya ha sido rechazado dos veces.
Plan.
Plan. Theresa May planea presentar su acuerdo por tercera vez a los legisladores el martes, pero podría cancelarse ni no hay esperanzas de éxito.

LONDRES (CNN)- Esta podría ser la semana en la que todo se resuelva para el brexit … o en la que todo se venga abajo.

Tras meses de negarse a ceder un centímetro en sus planes para separarse de la Unión Europea, es probable que la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, descubra que le quitarán el control.

Entre rumores de que su gabinete quiere destituirla y que miles de personas marcharon para exigir un segundo referéndum (además de que la petición para cancelar totalmente el brexit ya recabó cinco millones de firmas), se le podría perdonar a la primera ministra que quiera ceder parte del control.

Los legisladores británicos votarán este lunes si optan por pensar en alternativas al acuerdo sobre el brexit de la primera ministra, mismo que la Cámara de los Comunes ha rechazado dos veces. Si la moción se aprueba, participarán en una serie de "votaciones indicativas" sobre máximo siete opciones el miércoles 27, entre ellas un segundo referéndum y un híbrido del acuerdo existente de May con el que Reino Unido quedaría en una unión aduanera con la Unión Europea.

Británicos exigen en las calles de Londres un nuevo referéndum del brexit

Por un segundo referéndum.

Por un segundo referéndum.

La marcha, convocada por el movimiento People Vote, usó el lema "Ponlo en manos de la gente" e inició en la calle Park Lane.
NIKLAS HALLE'N/AFP
El títere de Theresa May.

El títere de Theresa May.

Manifestantes sostienen una representación en la que la primera ministra Theresa May 'rompe' la economía británica.
ISABEL INFANTES/AFP
Símbolo de unidad.

Símbolo de unidad.

Con los rostros pintados con los colores de la bandera europea, los manifestantes tomaron las calles por casi dos horas.
NIKLAS HALLE'N/AFP
Unanimidad.

Unanimidad.

Los mensajes en las pancartas eran claros: no al brexit, sí a una nueva votación popular.
NIKLAS HALLE'N/AFP
Levantan las pancartas.

Levantan las pancartas.

Los partidarios de la permanencia de Londres en la Unión Europea terminaron la manifestación afuera del Parlamento.
PETER NICHOLLS/REUTERS
La oposición.

La oposición.

Michael Heseltine, diputado del Partido Conservador, es uno de los representantes políticos en contra del brexit que hablaron durante el mitin.
ISABEL INFANTES/AFP
Nueva oportunidad.

Nueva oportunidad.

Británicos partidiarios de la Unión Europea llenaron la puerta de la Oficina de Gabinete con consignas en contra del brexit.
HENRY NICHOLLS/REUTERS
Representantes del gabinete.

Representantes del gabinete.

Los manifestantes marcharon con títeres del secretario de Medio Ambiente, Alimentación y Servicios Rurales, Michael Gove; el ex secretario de Relaciones Exteriores Boris Johnson y la primera ministra Theresa May.
NIKLAS HALLE'N/AFP
La población joven.

La población joven.

Los niños también participaron en la manifestación que superó la concentración celebrada en octubre, cuando se reunieron unas 700,000 personas.
DYLAN MARTINEZ/REUTERS
Emergencia.

Emergencia.

“En caso de ‘brexit’ rompa el vidrio” es la leyenda que adorna este recuadro de cristal que al interior contiene bolsas de té.
DYLAN MARTINEZ/REUTERS

Publicidad

Reina la incertidumbre

Lo increíble es que pese a que el brexit ha dominado la agenda política desde hace meses, el 27 de marzo —dos días antes de la fecha límite original para el brexit— será la primera oportunidad que el Parlamento ha tenido para escoger entre un menú de alternativas al acuerdo tan criticado de May.

Ha habido otros intentos de votar un segundo referéndum, pero no se ha puesto a prueba la opinión de los parlamentarios respecto a una amplia gama de planes para el brexit.

Si alguna de las alternativas obtiene el apoyo de la mayoría en la Cámara de los Comunes, no será jurídicamente vinculante porque, después de todo, se trata de votos indicativos.

Recomendamos: Las opciones que tiene el Reino Unido ante las prórrogas propuestas por la UE

Sin embargo, como la autoridad de la primera ministra está debilitada, estará bajo presión para aceptar el resultado y para trabajar para encontrar una solución en la que todos estén de acuerdo.

Philip Hammond, ministro de Finanzas de Reino Unido, dijo el domingo, 24 de marzo, que el segundo referéndum era "una propuesta coherente", en claro desafío a la postura de May. Esto no significa automáticamente que el segundo referéndum obtendría el apoyo de la mayoría en la Cámara de los Comunes, pero las palabras de Hammond muestran que la idea sigue cobrando impulso. Además, dado que un acuerdo más suave para el brexit podría dividir al Partido Conservador de May, podría surgir la posibilidad de que haya otras elecciones generales.

No se avanza si no hay acuerdo

Pese a los intentos de encontrar una alternativa, May no se ha rendido con su plan.

Tras haber recibido una prórroga en Bruselas —hasta el 22 de mayo si logra que aprueben su acuerdo o hasta el 12 de abril si no—, podría intentar proponerles su plan actual a los legisladores por tercera vez. Esto está programado para el 26 de marzo, pero podría cancelarse si no hay esperanzas de éxito.

Lee: Por culpar a los legisladores de bloquear el 'brexit', May pierde aliados

En un intento por ganar más votos, la primera ministra invitó a un grupo de conservadores partidarios del brexit a su casa de fin de semana en Chequers, entre ellos a Jacob Rees-Mogg y al exsecretario del Exterior, Boris Johnson.

Lo más probable es que entre la charla casual, hayan abundado los reportes sobre un golpe de parte de los ministros del gabinete, un plan para hacer que May renuncie y ceda el poder a un primer ministro "cuidador", que podría ser su viceprimer ministro, David Lidington, o el secretario de Medio Ambiente, Michael Gove. El 24 de marzo, ambos hombres negaron repetidamente que deseen el cargo. Es más, a los partidarios del brexit que fueron a Chequers les preocupa que el plan se traduzca en un brexit más suave que el que han estado tratando de consolidar.

May celebrará dos reuniones de gabinete el lunes, 25 de marzo; una política, en la que se tocarán temas relacionados con el Partido Conservador y que por ende podría ser un punto de unificación para la dirigencia de la primera ministra, y una reunión de emergencia del gobierno, a la que asistirán altos funcionarios.

Lee: La UE le mete prisa a Theresa May para alcanzar un acuerdo para el 'brexit'

A finales de la semana, los legisladores votarán si aprueban la prórroga al brexit que May negoció en Bruselas la semana pasada, con lo que se evitaría una salida sin acuerdo, por ahora. Sin embargo, los parlamentarios conservadores partidarios del brexit, que están cada vez más alarmados con la idea de que Reino Unido esté dirigiéndose a un brexit más suave, están pensando en orquestar una rebelión más contra la primera ministra y votar en contra de la prórroga.

Los reportes indican que en la rebelión podría haber más de cien conservadores involucrados. Aunque lo más probable es que la prórroga pase, como lo han demostrado una y otra vez los acontecimientos recientes, en este momento no hay nada seguro en la política británica.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad