Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las opciones para el 'brexit' que el Parlamento británico contempla

Tras arrebatarle el control de las negociaciones a Theresa May, los legisladores votarán una serie de opciones para decidir el futuro de la relación entre la UE y Reino Unido.
mié 27 marzo 2019 09:03 AM
Salida.
Salida. Las opciones del Reino Unido van desde un brexit suave, hasta llamar a un segundo referendum,.

(CNN)— Los legisladores británicos le quitarán el poder a Theresa May el 27 de marzo.

Tras derrotar al gobierno el 25 de marzo, los legisladores celebrarán una serie de votaciones "indicativas" en un intento por encontrar un plan para el brexit que cuente con el apoyo de la mayoría en el Parlamento.

Lee: May dejará el cargo antes de la "próxima fase de negociación" del 'brexit'

Todavía no sabemos bien a bien qué alternativas se someterán a debate, pero estas son las principales opciones para el brexit.

El acuerdo de Theresa May

Publicidad

El acuerdo de Theresa May, también conocido como Acuerdo de Retirada, fue lo que se negoció con la Unión Europea en noviembre pasado. Su objetivo, en términos generales, era permitir que Reino Unido se separara formalmente en una fecha determinada (originalmente el 29 de marzo) y siguiera observando las reglas de la Unión Europea durante un "periodo de implementación" de 21 meses.

Con esto, Reino Unido y la Unión Europea tienen espacio para maniobrar mientras afinan los detalles de la relación posterior.

Lee: Reino Unido pierde 6 mdd por hora por el 'brexit' '

Los partidarios del brexit lo odian porque significa seguir las reglas de la unión aduanera y del mercado interior de la Unión Europea sin tener voz en ello, cosa que difícilmente coincide con su idea de retomar el control.

El Acuerdo de Retirada también contiene la polémica salvaguarda de Irlanda del Norte. En esencia, este es un mecanismo de emergencia que se activaría si no se encuentra una manera de evitar la necesidad de construir infraestructura en la frontera de Irlanda del Norte una vez que termine el periodo de implementación. ¿Por qué es tan polémica? Porque la salvaguarda dejaría a todo Reino Unido dentro de un territorio aduanero con la Unión Europea. Eso probablemente signifique que no habría una política comercial independiente, el santo grial de los partidarios de la separación.

Si los legisladores aceptaran el acuerdo de May, significaría que Reino Unido se separaría de la Unión Europea el 22 de mayo y empezaría el periodo de implementación. Pero si May no logra que su acuerdo se apruebe, habrá que encontrar otro camino .

Entonces ¿cuáles podrían ser estas opciones?

Noruega Plus o Mercado Común 2.0

Noruega Plus —o Mercado Común 2.0, como lo llaman algunos— es un brexit muy suave en el que Reino Unido se separa formalmente de la Unión Europea pero sigue muy alineada con ella. La parte "plus" de este plan sería un acuerdo aduanero entre Reino Unido y la Unión Europea con el que se evite la implementación de una frontera física en la isla de Irlanda.

Noruega Plus tiene ventajas y desventajas, dependiendo del punto de vista.

Con este plan, Reino Unido solicitaría la incorporación a la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC), lo que le permitiría comerciar con la Unión Europea y otros países de la AELC (Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza) en términos parecidos a los actuales.

Británicos exigen en las calles de Londres un nuevo referéndum del brexit

Por un segundo referéndum.

Por un segundo referéndum.

La marcha, convocada por el movimiento People Vote, usó el lema "Ponlo en manos de la gente" e inició en la calle Park Lane.
NIKLAS HALLE'N/AFP
El títere de Theresa May.

El títere de Theresa May.

Manifestantes sostienen una representación en la que la primera ministra Theresa May 'rompe' la economía británica.
ISABEL INFANTES/AFP
Símbolo de unidad.

Símbolo de unidad.

Con los rostros pintados con los colores de la bandera europea, los manifestantes tomaron las calles por casi dos horas.
NIKLAS HALLE'N/AFP
Unanimidad.

Unanimidad.

Los mensajes en las pancartas eran claros: no al brexit, sí a una nueva votación popular.
NIKLAS HALLE'N/AFP
Levantan las pancartas.

Levantan las pancartas.

Los partidarios de la permanencia de Londres en la Unión Europea terminaron la manifestación afuera del Parlamento.
PETER NICHOLLS/REUTERS
La oposición.

La oposición.

Michael Heseltine, diputado del Partido Conservador, es uno de los representantes políticos en contra del brexit que hablaron durante el mitin.
ISABEL INFANTES/AFP
Nueva oportunidad.

Nueva oportunidad.

Británicos partidiarios de la Unión Europea llenaron la puerta de la Oficina de Gabinete con consignas en contra del brexit.
HENRY NICHOLLS/REUTERS
Representantes del gabinete.

Representantes del gabinete.

Los manifestantes marcharon con títeres del secretario de Medio Ambiente, Alimentación y Servicios Rurales, Michael Gove; el ex secretario de Relaciones Exteriores Boris Johnson y la primera ministra Theresa May.
NIKLAS HALLE'N/AFP
La población joven.

La población joven.

Los niños también participaron en la manifestación que superó la concentración celebrada en octubre, cuando se reunieron unas 700,000 personas.
DYLAN MARTINEZ/REUTERS
Emergencia.

Emergencia.

“En caso de ‘brexit’ rompa el vidrio” es la leyenda que adorna este recuadro de cristal que al interior contiene bolsas de té.
DYLAN MARTINEZ/REUTERS

A través de la AELC, Reino Unido podría seguir siendo miembro del Espacio Económico Europeo (EEE), lo que significa que seguiría teniendo acceso al mercado único de la Unión Europea.

Según las reglas de la AELC, Reino Unido sigue teniendo la potestad —al menos en teoría— de negociar sus propios acuerdos comerciales y mantener cierta relación con la Unión Europea. Esto también representaría una perturbación mínima a su sector de servicios de clase mundial.

Reino Unido también abandonaría la jurisdicción del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en todos los ámbitos que no tengan que ver con el EEE. Lo más importante para algunos partidarios del brexit es que Reino Unido también saldría de la política agrícola común de la Unión Europea y de su política pesquera común. (Pese a que la industria pesquera representa menos del 0.05% de la economía británica, ha sido parte fundamental del debate del brexit).

Recomendamos: El Parlamento arrebata a May el control de las negociaciones del 'brexit'

Sin embargo, como miembro del mercado interior, Reino Unido tendría que respetar las cuatro libertades de movimiento: bienes, servicios, capitales y personas. La última es problemática para los partidarios del brexit porque significa que Reino Unido no tendría control total sobre la cantidad de personas que cruzan sus fronteras.

Reino Unido tendría que seguir haciendo aportaciones enormes a la Unión Europea, cosa con la que los partidarios del brexit prometieron acabar. Además, el acuerdo aduanero único que Noruega Plus representa no tiene precedentes entre los miembros de la AELC, así que no hay garantías de que se logre, lo que significa que la cuestión de la frontera en Irlanda no está resuelta necesariamente.

Una unión aduanera permanente

El Partido Laborista, el principal partido opositor, ha recibido duras críticas por no presentar un plan coherente para el brexit. Sin embargo, si algo sabemos es que está a favor de una unión aduanera permanente con la Unión Europea en la que Reino Unido tenga voz en los futuros tratados comerciales.

El Partido Laborista, el principal partido opositor, ha recibido duras críticas por no presentar un plan coherente para el brexit. Sin embargo, si algo sabemos es que está a favor de una unión aduanera permanente con la Unión Europea en la que Reino Unido tenga voz en los futuros tratados comerciales.

Primero, hay que notar que los laboristas están a favor de "una" unión aduanera, no de "la" unión aduanera. Pero en realidad, esto difiere muy poco del plan de "salvaguarda" de May en cuanto al territorio aduanero único. Es más, no hay un mecanismo definido a través del cual Reino Unido pueda tener voz en los futuros tratados comerciales de la Unión Europea.

Lee: Las esperanzas del acuerdo de 'brexit' de May se desvanecen

Los otros elementos del plan de los laboristas son mantener una "relación sólida" con el mercado único y conservar los estándares de la Unión Europea en derechos laborales.

Más allá de esto, los laboristas no han dado muchos detalles sobre sus propuestas, ni en su sitio web ni en el discurso que dio Jeremy Corbin en enero.

Esos son los tres planes que tienen el apoyo del gobierno, la oposición y el grupo de parlamentarios que tomó el control del proceso del brexit hace unos días, respectivamente. En otras palabras, los tres planes principales a los que hay que estar atentos. Sin embargo, hay otras opciones que probablemente se consideren en la Cámara de los Comunes.

Sin acuerdo

Brexit podría no significar la separación de la Unión Europea, pero que no haya acuerdo significa justamente eso. Reino Unido se separaría de la Unión Europea el 12 de abril y se volvería país tercero. Comerciaría con el mundo en los términos de la Organización Mundial de Comercio y saldría de todas las instituciones de la Unión Europea. Esto afectaría a todo, desde los suministros médicos hasta los viajes por avión.

Para quienes promueven un brexit más suave —y para el gobierno— es tácticamente sensato permitir que la Cámara de los Comunes tenga la última palabra respecto al brexit sin acuerdo.

Recomendamos: Las opciones que tiene el Reino Unido ante las prórrogas propuestas por la UE

Para quienes prefieren un brexit más suave, esto significa que pueden descartar de una vez por todas el peor de los casos. Para el gobierno, significa que May tendrá la oportunidad de demostrarles a los duros de su partido que son minoría en el Parlamento y que si quieren que el brexit se concrete, tienen que aceptar su acuerdo o enfrentarse a algo mucho peor.

Un tratado de libre comercio estilo Canadá

Tras siete años de negociaciones agotadoras, Canadá y la Unión Europea llegaron al Acuerdo Económico y Comercial Global (CETA, por sus siglas en inglés).

Con el CETA se elimina el 98% de los aranceles de Europa y Canadá en ciertas mercancías y se da acceso a gran parte del mercado de servicios de la Unión Europea. Este acuerdo es, en esencia, un tratado comercial más laxo, con el que se eliminan muchas de las barreras entre Europa y Canadá. Sin embargo, Canadá no es miembro de la unión aduanera ni del mercado interior, así que sigue habiendo revisiones aduanales.

Recomendamos: Del 'blackstop' a la unión aduanera: un glosario para entender el 'brexit'

Por las razones que se discutieron líneas arriba, esto no resuelve el tema de la frontera con Irlanda. Los partidarios de un brexit más duro, que quieren una relación más laxa con Europa, están a favor de este plan y argumentan que es inevitable que se encuentren soluciones al tema de la frontera. Sin embargo, todavía no presentan una solución concreta.

Revocar el Artículo 50

Sin embargo, muchos creen que el segundo referéndum es la única manera creíble para que Reino Unido revoque el Artículo 50 —el proceso de separación de la Unión Europea— y se quede en el bloque en los términos actuales.

Si la revocación del Artículo 50 recibiera gran apoyo, sería muy bueno para los defensores del segundo referéndum. Pero de ahí a que se lleve a cabo hay mucho trecho.

Publicidad
Publicidad