Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Trump les pasó la pelota, ¿cómo va el tema migratorio en el Congreso de EU?

Los legisladores están de acuerdo en que hay que hacer algo ante el flujo de migrantes en la frontera sur de EU, pero no coinciden en qué se debe hacer.
Desacuerdo.
Desacuerdo. Los demócratas, que controlan la Cámara Baja, rechazan las medidas sugeridas por el Departamento de Seguridad Nacional.

WASHINGTON (CNN)- Ante la marejada de migrantes en la frontera sur de Estados Unidos, el presidente Donald Trump y el Departamento de Seguridad Interior de ese país esperan que el Congreso estadounidense entre en acción . Pese a que los legisladores están de acuerdo en que hay que hacer algo, eso es lo único en lo que están de acuerdo.

Los demócratas no confían en la administración y consideran que lo que está pasando es una situación exacerbada por la agresividad de Trump en la implementación de las políticas migratorias. Los republicanos insisten en que esta situación es una crisis que exige atención inmediata.

La razón por la que todos están poniendo manos a la obra es el marcado incremento de los migrantes en la frontera con México, principalmente familias y niños procedentes, predominantemente, de países del Triángulo del Norte: Guatemala, El Salvador y Honduras.

Lee: Trump amenaza (otra vez) a México... ahora con aranceles

Mientras el Departamento de Seguridad Interior desplegaba refuerzos en la frontera, urgió al Congreso a encontrar una solución legislativa. Nadie sabe cuál será dicha solución.

Mike Rogers, el republicano de mayor rango en la Comisión de Seguridad Interior de la Cámara de Representantes, está en las primeras etapas de redacción de una ley con sus colegas republicanos; pretenden redirigir más recursos a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés).

Publicidad

"Tenemos que reconocer que es una crisis", dijo Rogers, representante del estado de Alabama, a CNN.

Según su oficina, Rogers habló con la secretaria de Seguridad Interior, Kristjen Nielsen, sobre la situación en la frontera.

Lee: Pese al caos potencial, Trump se inclina por cerrar la frontera

La administración le ha pasado la pelota repetidamente al Congreso en el tema de la inmigración y en muchos más. Pero nadie sabe exactamente qué quieren las autoridades —y particularmente el presidente— dado que las propuestas que han promovido hasta ahora son inaceptables para los demócratas.

Trump recalcó la urgencia del tema cuando amenazó, el martes, 2 de abril, con cerrar la frontera con México si el Congreso no llega a algún acuerdo. A finales de marzo, Nielsen envió una carta al Congreso para proponerles la deportación más rápida de los menores sin acompañar procedentes del Triángulo del Norte y la extensión del periodo que se puede mantener a las familias en detención, propuestas que de inmediato recibieron críticas de los demócratas.

CNN se comunicó con los miembros de la Comisión de Seguridad Interior de la Cámara de Representantes, que tiene jurisdicción sobre algunas cuestiones de inmigración.

"No", respondió la diputada Yvette Clarke, demócrata por Nueva York, cuando se le preguntó si consideraría alguna de las propuestas de Nielsen. "No podemos apresar a todas estas familias. Ahí ya estamos hablando de internamiento", agregó.

Clarke dijo que el aumento de los migrantes en la frontera es una crisis que la administración "creó con sus propias manos" y agregó que cree que la administración tiene los recursos suficientes para lidiar con el flujo actual de migrantes, pero ha optado por centrarse "singularmente" en la construcción de un muro. "Es un auténtico misterio", dijo.

Recomendamos: ¿Trump puede cerrar la frontera con México? Esto dicen las leyes

"La administración ha demostrado que está mal equipada y mal preparada para manejar el Departamento de Seguridad Interior y que esta situación en particular se debe a su propia ineptitud", dijo Sheila Jackson Lee, diputada demócrata por Texas.

Los demócratas que encabezan comisiones relevantes en la cámara baja también criticaron a la administración y a sus políticas en una carta dirigida a Nielsen y agregaron que la administración "necesita hablar con el Congreso sobre las políticas diseñadas para promover un flujo de migrantes seguro y ordenado".

Para ello, parece que entre los demócratas y los republicanos hay consenso sobre destinar personal y recursos a lo largo de la frontera con México y trabajar con los países centroamericanos para que les ayuden a controlar el flujo de migrantes.

El miércoles, 3 de abril, los senadores Gary Peters y John Cornyn presentaron una propuesta de ley bipartidista cuyo fin es aumentar el personal de los puertos de entrada de todo el país.

Lee: Pelosi condiciona el T-MEC a cambio de reformas laborales en México

Pese a todo, las diferencias persistentes entre los legisladores dificultarían la aprobación de cualquier ley. Las críticas usuales de los demócratas y los defensores de los inmigrantes, por ejemplo, son que las políticas agresivas de inmigración de la administración, como la "tolerancia cero" —que provocó la separación de las familias y que limita la cantidad de personas que pueden solicitar asilo al día— causaron la crisis.

"La situación en la frontera sur es una prueba más de que las políticas de seguridad fronteriza e inmigración del presidente Trump son un fracaso total y su administración merece gran parte de la culpa por empeorar esta crisis humanitaria", dijo Bennie Thompson, presidente de la Comisión de Seguridad Interior de la cámara baja, en un comunicado.

Los republicanos dicen que los demócratas simplemente no quieren hacer nada.

Lee: Las remesas a México marcan récord en febrero

"Pese a la acumulación de pruebas, [los demócratas] siguen negándose a reconocer la situación como lo que es realmente: una crisis", dijo Dan Crenshaw, diputado republicano por Texas. "En vez de intentar encontrar una solución, están estrictamente centrados en dar a conocer sus resoluciones. Esta es auténticamente una crisis enorme. ¿Cuántas personas más tienen que decírselos? Dejen de usar esto como pelota política y trabajen con nosotros para resolverlo".

Debbi Lesko, diputada republicana por Arizona, dijo a CNN que es importante analizar si se cambian las leyes sobre asilo y la capacidad de deportar a los centroamericanos como se hace con los migrantes mexicanos.

"Coincido absolutamente con que el Congreso tiene que cambiar las leyes inmigratorias. El presidente ha hecho prácticamente todo lo que puede y ahora el Congreso de verdad tiene que actuar", señaló.

Sin embargo, cuando se le preguntó sobre la posibilidad de cerrar los puertos fronterizos para abordar la situación, dijo que necesitaba más información.

"Obviamente Arizona y México son grandes socios comerciales, así que cerrar el tráfico comercial tendría un efecto adverso sobre la economía de Arizona", dijo Lesko.

En marzo, Kevin McAleenan, comisionado de la CBP, dijo que la dependencia estaba en vías de haber encontrado "más de 100,000" migrantes tan solo en marzo. "Marzo será el mes más alto desde 2008", agregó. No solo es un aumento numérico, sino un cambio demográfico que, según afirman, está poniendo presión sobre los recursos que se usaban para los adultos solteros procedentes de México y que ahora también se necesitan para las familias y los niños centroamericanos.

"Debido a la inacción continua del Congreso, se seguirá poniendo en riesgo a la gente", dijo McAleenan. "Los hombres y las mujeres de la CBP están sirviendo con honor pese a los graves desafíos, pero necesitamos que el Congreso actúe".

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad