Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La estrategia nuclear de Irán: esperar a negociar con el sucesor de Trump

Los anuncios del gobierno iraní sobre romper sus compromisos dentro del acuerdo nuclear, aunque estridentes, cambian poco las capacidades de este país.
mar 09 julio 2019 04:17 PM

(CNN) — Irán juró por segunda vez que violaría las condiciones del tratado nuclear . Dio pocos detalles, pero las consecuencias son muy grandes.

En gran medida, esto encapsuló el estado de ánimo que reina en el golfo Pérsico en este momento: esta medida permite un discurso incendiario y grandilocuente, pero en la práctica, las cosas cambian poco.

Publicidad

El gobierno iraní declaró el domingo 7 de julio que enriquecería uranio por encima del límite del 3.67% establecido en el tratado. En meses recientes, Irán insinuó que esto podría significar el 3.7%, mientras que el sábado se habló de hasta el 5%. Sin embargo, fue notorio que en el anuncio del domingo no se mencionara cifra alguna.

Esto siguió a la declaración de finales de junio respecto a que enriquecerían más uranio en baja concentración que el límite de 300 kilos establecido en el tratado.

Recomendamos: Irán puede beneficiarse de su cercanía con los terroristas en una guerra con EU

Esta maniobra fue meramente simbólica: se pueden hacer pocas cosas con toneladas de uranio enriquecido al 3.67% —como alimentar un viejo reactor de agua presurizada por un lapso breve— y no sirve para fabricar una bomba. Enriquecer uranio al 3.7% es igualmente fútil y el 5% tampoco sirve de mucho.

Sin embargo, las autoridades iraníes señalaron que no enriquecerían el uranio para usarlo en el reactor de investigación iraní, que exige el 20% de enriquecimiento (curiosamente, ese reactor se lo dio Estados Unidos en 1967 al entonces shá de Irán. Cómo cambian los tiempos).

Esta es una cifra que desencadena alertas: el 20% permite el enriquecimiento rápido al 90% que se necesita para un arma nuclear. No obstante, solo se necesita el 5% de enriquecimiento para el reactor de generación de electricidad con fines civiles de Bushehr, para el que Rusia suministró el combustible originalmente. En consecuencia, Irán ha insinuado firmemente que su objetivo será el 5%.

Lee: Irán superó el límite autorizado de reservas de uranio enriquecido

Publicidad

Entonces ¿por qué no anunciar simplemente el 5%?

Porque en primer lugar, el gobierno iraní se vería comprometido por esta cifra más adelante. Por un lado, hace que la amenaza suene vacía porque es tan solo un 1.3% por encima del límite actual y por el otro, configura una violación más clara del tratado.

A los radicales les conviene más que sean imprecisos los nuevos niveles de enriquecimiento: pueden dar la impresión de ser más estridentes en su desafío al tiempo que evitan hacer en público cualquier cosa de la que puedan quejarse los signatarios europeos.

Gran parte de este despliegue tiene la intención de presionar a los tres signatarios europeos para que les ayuden a levantar las sanciones que Estados Unidos impuso luego de que Donald Trump se retirara del Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), el tratado nuclear de 2015 cuya intención era limitar el programa nuclear civil de Irán para impedir que desarrolle armas nucleares.

Lee: Irán fue invadido en la Segunda Guerra Mundial: esto es lo que pasó entonces

Irán quiere obligar a los países europeos a crear un mecanismo con el que puedan aliviar el efecto del bloqueo estadounidense, aunque es muy improbable que Europa pueda hacerlo. Las empresas europeas no quieren arriesgarse a perder negocios en Estados Unidos por llegar a un acuerdo con Irán y violar las sanciones estadounidenses.

Publicidad

Sin embargo, la imprecisión de Irán tiene precio. Permite grandes especulaciones de los detractores del país. Minutos después del anuncio iraní, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, declaró que el enriquecimiento tenía como objetivo el desarrollo de "bombas nucleares". No hay pruebas que respalden semejante afirmación e Irán siempre ha insistido en que su programa nuclear es pacífico. Sin embargo, la falta de declaración pública respecto al grado al que los iraníes purificarán implica que ese vacío puede llenarse con sospechas.

Además, lo más probable es que Washington haga otras valoraciones negativas.

¿Por dónde seguimos?

Irán le subió el volumen a la música ambiental brevemente y luego presionó el botón de pausa. Afirma que su siguiente paso se dará en 60 días. Eso significa que la intensificación es asombrosamente lenta y deja en claro que el gobierno iraní realmente está esperando a que acabe la presidencia de Trump para reparar el acuerdo con su sucesor.

Lo que debes saber de las tensiones entre Irán y EU en tres minutos

El representante de Europa y presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo el domingo, tras una larga conferencia telefónica el sábado con su homólogo iraní, Hasán Rohaní, que Irán debe respetar la letra del tratado. Esto no va a pasar; Estados Unidos se negará a levantar sanciones y los europeos serán incapaces de brindar alivio.

Sin embargo, esto deja a todas las partes en el mismo callejón sin salida, como si estuvieran atrapadas en un elevador en el que lo único que pueden hacer es gritar para hacerse oír sobre música de heavy metal mientras la temperatura aumenta poco a poco.

Está claro que ni Estados Unidos ni Irán quieren la guerra, pero ambos sienten la influencia de radicales que podrían llevarlos a la guerra a tumbos. La violación del domingo es un síntoma más. Pese a que la región necesita calma, lo único que hay son bravatas.

Tags

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad