Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La"fábrica de troles" rusa utiliza las elecciones en África como entrenamiento

El empresario Yevgueni Prigozhin, conocido como "el chef de Putin" y que ha sido sancionado en Estados Unidos, está involucrado con redes que buscan intervenir en países de este continente.
dom 03 noviembre 2019 08:45 AM
Cumbre de países africanos en Sochi, Rusia
Facebook retiró las cuentas unos días antes de que el presidente ruso Vladimir Putin organizara una opulenta recepción en una cumbre para 54 países de África en el centro vacacional ruso de Sochi.

Mary Ilyushina

MOSCÚ- Previo a las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos, los graduados de la infame "fábrica de troles" de Rusia están afinando sus habilidades para crear bulos. Esta vez lo están haciendo abiertamente y están usando a África como campo de pruebas con la ayuda de Alexander Malkevich, un propagandista ruso exiliado de Estados Unidos.

El miércoles, 30 de octubre, Facebook anunció que había eliminado tres redes de cuentas que incluían docenas de páginas dirigidas a varios países africanos. Las páginas estaban relacionadas con el empresario ruso Yevgueni Prigozhin , a quien la prensa rusa llama "el chef de Putin" y que recibió sanciones del gobierno estadounidense por financiar la Agencia de Investigaciones de Internet que, de acuerdo con los fiscales federales estadounidenses, interfirió en las elecciones presidenciales de 2016.

Publicidad

Las nuevas acciones de Facebook arrojan luz sobre la operación cambiante y creciente de los especialistas de la desinformación de Prigozhin, quienes al parecer están reclutando a entidades en el terreno y fundando oficinas satélite en África, en vez de dirigir la operación desde un centro de negocios en la ciudad rusa de San Petersburgo, como lo hicieron en las elecciones de Estados Unidos en 2016.

Esto es parte de una campaña más amplia del Kremlin con miras en África. Facebook retiró las cuentas unos días antes de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, organizara una opulenta recepción en una cumbre para 54 países de África en el centro vacacional ruso de Sochi.

Lee: Así cambió Siria con las últimas decisiones de Trump, Putin y Erdogan

Según Facebook, la operación tenía como objetivo Madagascar, la República Centroafricana, Mozambique, la República Democrática del Congo, Costa de Marfil, Camerún, Sudán y Libia, y se dirigía parcialmente desde África a través de cuentas locales auténticas.

Al menos una de las páginas electrónicas que se desactivaron —llamada AFRIC— tiene una presencia muy real en el terreno, tanto en Rusia como en África.

AFRIC, que se describe como "una comunidad de investigadores, expertos y activistas independientes", tuvo gran prominencia en el foro de Sochi e incluso anunció su alianza con una fundación dirigida por Malkevich, a quien el gobierno estadounidense sancionó por su relación con la campaña de interferencia electoral de Prigozhin.

Publicidad

Recomendamos: China extiende su poder en África un televisor a la vez

"Nuestra fundación pondrá los expertos, científicos y economistas, y AFRIC pondrá su red en todo el continente, ya que trabaja virtualmente en todos los países de África", dijo Malkevich en una reunión con Jose Matemulane, director de AFRIC.

Malkevich salió de Estados Unidos el año pasado, más o menos cuando el Departamento del Tesoro de Estados Unidos lo sancionó por operar un sitio web en inglés llamado USA Really que, según la dependencia, publicaba "contenidos centrados en temas políticos divisivos pero que en general está plagado de imprecisiones" y estaba financiado por Project Lakhta, que recibía recursos de Prigozhin. Malkevich niega conocer a Prigozhin y le dijo a CNN que para él, estar en la lista de sanciones es un honor.

Ahora, Malkevich dirige un centro de estudios de dudosa reputación, la Fundación para la Protección de los Valores Tradicionales, que promueve la idea de que África se beneficiaría mucho más de la cooperación con Rusia, país que no está tratando de imponer "normas extranjeras" a sus socios, a diferencia de los países de Occidente y sus respectivos pasados coloniales.

Lee: El gigante telefónico chino que le ganó a Apple en África

La fundación ya está operando en África. Desplegó estrategas políticos en al menos tres países africanos, dos de los cuales se mencionan en la lista de sitios que Facebook retiró.

Publicidad

En mayo, arrestaron a dos investigadores en Libia y los acusaron de interferir en las elecciones. Malkevich declaró para CNN que simplemente estaban llevando a cabo encuestas e investigaciones sociológicas, en las que descubrieron que el general renegado libio, Jalifa Haftar, es más popular que el primer ministro Fayez al Sarraj, quien cuenta con el respaldo de la ONU. Esos son los mismos dos individuos de los que se habla en el trabajo apócrifo de las cuentas relacionadas con Rusia que se centraban en Libia. Una página, titulada La voz de Libia, hacía eco de lo que Malkevich le dijo a CNN en una publicación: "El Gobierno de Acuerdo Nacional [GAN] practica la hipocresía… la detención de dos ciudadanos rusos con la excusa de que están manipulando las elecciones en Libia. Pero en realidad, no hay elecciones en Libia en este momento. Entonces, el argumento por el que arrestaron a los rusos es ficticio e inventado".

Lee: La influencia de China crece en África: más jóvenes aprenden mandarín

El gobierno ruso respalda abiertamente a Haftar; el año pasado, los altos mandos de Rusia recibieron al general en Moscú. En esa reunión también estuvo presente Yevgueni Prigozhin y sus aviones privados fueron vistos en Libia.

Hace poco, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos intensificó las sanciones contra Prigozhin y puso en la lista negra su yate y sus aviones privados, a los que se ha visto en toda África.

Prigozhin ha estado expandiendo sus actividades en África a través de su otra empresa en años recientes. Las investigaciones de CNN arrojaron que empresas relacionadas con Prigozhin enviaron mercenarios a Siria, a la República Centroafricana y a Sudán, entre otros países, y obtuvieron contratos lucrativos de minería y extracción petrolera. Prigozhin ha negado su relación con las compañías de mercenarios.

Otro de los anuncios que Facebook retiró promovía una política rusa real que podría servir a los intereses de Prigozhin en la República Centroafricana. La publicación incluía una foto de Putin con el presidente de la República Centroafricana, Faustin-Archange Touadéra, en la cumbre de África, y una leyenda en la que se urgía a la ONU a levantar el embargo de armas para que Rusia pudiera suministrarle armamento pesado al país.

Mientras estuvo en Rusia, Touadéra le pidió a Putin que incrementara la asistencia militar e incluso propuso que instalaran una base militar rusa.

Proekt, un sitio ruso de periodismo de investigación, reportó que Prigozhin había mostrado su interés en proyectos de influencia en África a principios de 2018.

Según Proekt, su oficina de San Petersburgo le preparó una investigación profunda sobre 20 países africanos y propuso varias rutas para tejer una red de estrategias políticas confiables en el continente.

Sin embargo, Proekt señaló que obtuvieron resultados diversos, que a los estrategas les falta la información necesaria y que los candidatos que contaban con el respaldo de Prigozhin no lograron quedarse con los cargos deseados en las elecciones locales.

Los intentos de Malkevich aún no rinden frutos, pero esta es tan solo una cara de la campaña rusa para proyectar influencia política en el continente.

Mientras Putin cortejaba a docenas de líderes africanos y firmaba acuerdos para suministrar más armas al continente (en algunos casos, sin costo), los miembros de su gobierno promovían otro producto: cursos de capacitación con expertos rusos en propaganda.

Las autoridades rusas y los directivos de los medios oficialistas anunciaron que los periodistas africanos pueden ir cuando quieran a Moscú a capacitarse en cosas como participación en redes sociales con los sitios oficialistas rusos RT y Sputnik, ambos mencionados en la campaña de retiro de páginas de Facebook.

"Tanto Sputnik como RT están listos para llegar más allá de tan solo recibir a los periodistas africanos para sus clases magistrales; entendemos que cuesta mucho ir a Moscú y que puede ser demasiado caro para las redacciones en África", dijo Alexéi Volin, viceministro de Comunicaciones de Rusia. "Estamos preparados para evaluar la posibilidad de enviar especialistas de RT y Sputnik a varios países africanos y organizar las clases magistrales en el lugar, cosa que será más beneficiosa y conveniente".

Publicidad
Publicidad