Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Benjamin Netanyahu será acusado de corrupción, fraude y abuso de confianza

Es la primera vez en la historia de Israel que un primer ministro enfrenta acusaciones en una investigación criminal.
jue 21 noviembre 2019 12:30 PM
El peso de los cargos
Los cargos son un duro golpe para el futuro político y personal de Benjamin Netanyahu.

El Fiscal general de Israel, Avichai Mandelblit, anunción este jueves cargos contra el primer ministro Benjamin Netanyahu por corrupción, fraude y abuso de confianza. Es la primera vez en la historia del país que un jefe de gobierno enfrenta acusaciones en una investigación criminal.

Publicidad

Durante una audiencia final previa a la acusación el mes pasado, el equipo legal de alto poder de Netanyahu trató de convencer a los fiscales de cerrar los casos, incluido el cargo más grave de soborno. Pero Mandelblit, una persona designada por Netanyahu que alguna vez fue secretario del gabinete, está avanzando.

Con el Parlamento de Israel estancado, una acusación formal contra Netanyahu puede demorar meses. Sin embargo, los cargos son un duro golpe para el futuro político y personal del primer ministro de Israel con más años de servicio, que ha ocupado el cargo durante más de 13 años en total.

Netanyahu renuncia a candidatura en Israel y cede el turno a su rival Gantz

Netanyahu ha proclamado su inocencia desde que las investigaciones penales se hicieron públicas hace casi tres años. Se esperaba que se hiciera un anuncio este jueves por la noche.

Lee: Benjamín Netanyahu se vuelve a jugar su destino en las urnas

A medida que avanzaban las investigaciones, Netanyahu rechazó reiterados llamados de legisladores de la oposición para que renunciaran. Este mismo jueves, el primer ministro reiteró que no renunciará al cargo.

A diferencia de un ministro del gobierno, o un legislador ordinario, que debe renunciar a su cargo si es acusado, un primer ministro no tiene esa obligación. En cambio, solo se le exige que renuncie después de cualquier condena y que el proceso de apelación posterior se haya desarrollado, lo que podría llevar años.

Publicidad

Tras dos elecciones legislativas, una en abril y otra en septiembre, los líderes políticos no lograron formar gobierno, por lo que Netanyahu sigue siendo primer ministro.

Lee: Incluso con la victoria, Netanyahu tiene mucho que perder

Estos son los caso por los que Netanyahu está siendo acusado:

El caso Bezeq

El "caso 4000" se presenta como el más peligroso para Netanyahu, en el que el primer ministro está acusado de corrupción, fraude y abuso de confianza.

Los investigadores sospechan que el jefe de gobierno intentó garantizarse una cobertura favorable en el medio de comunicación digital Walla. A cambio, habría concedido favores que habrían supuesto millones de dólares de beneficios a Shaul Elovitch, entonces jefe del principal grupo de telecomunicaciones israelíe Bezeq y también de Walla.

En el corazón de la investigación se encuentra la fusión entre Bezeq y el proveedor de televisión por cable Yes en 2015, que requería del aval de las autoridades de control, justo cuando Netanyahu estaba al frente de la cartera de Comunicaciones.

Lee: Estados Unidos da la vuelta a una política de 41 años sobre Israel

Frente a las acusaciones, Netanyahu alega que la fusión Bezeq-Yes fue validada por los servicios del ministerio y por las autoridades de control como pertinente, y niega que Walla le dedicara una cobertura privilegiada.

Además de a Netanyahu, ese caso también salpica a Elovitch y a su esposa, así como a la presidenta de Bezeq en la época. El fiscal general decidió cerrar "el caso 4000" en lo tocante a Sara y Yair Netanyahu, esposa e hijo del primer ministro.

Publicidad

Cigarros y champán

En el "caso 1000", Netanyahu y miembros de su familia son sospechosos de haber recibido sobornos por más de 700,000 séqueles (200,000 dólares) de varias personas, entre ellos Arnon Milchan, un productor israelí de Hollywood, y de James Packer, un millonario australiano.

Estos sobornos se materializaron en forma de cigarros, botellas de champán, y joyas, distribuidos entre 2007 y 2016, a cambio de favores financieros personales.

En este caso, Netanyahu está acusado de fraude y abuso de confianza. Netanyahu asegura que lo único que hizo fue aceptar regalos de sus amigos, sin haberlos pedido.

Mediagate

En el "caso 2000", la policía sospecha que Netanyahu intentó llegar a un acuerdo con el propietario del diario Yediot Aharonot, Arnon Moses, para obtener una cobertura más favorable de este gran rotativo israelí, a menudo acusado por el primer ministro de estar en su contra.

A cambio, Netanyahu habría propuesto la posibilidad de hacer votar una ley que limitaría la distribución del Israel Hayom, un diario gratuito y principal competidor del Yediot Aharonot, y prohibir su publicación el fin de semana.

El acuerdo finalmente no se cerró pero Netanyahu será investigado por fraude y abuso de confianza.

La policía se basa en el testimonio de Ari Harow, un exjefe de gabinete de Netanyahu, que aceptó dar su testimonio a cambio de mayor clemencia en caso de ser procesado.

Netanyahu asegura que él era el principal opositor a la ley en cuestión y que incluso provocó las elecciones anticipadas de 2015 para bloquearla.

Con información de CNN y AFP

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad