Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El Papa Francisco cierra la posibilidad de ordenar sacerdotes a hombres casados

Durante su exhortación sobre la Amazonía, el jerarca católico evitó pronunciarse sobre algún cambio en las reglas del celibato.
mié 12 febrero 2020 01:09 PM
Denuncias a la injusticia
El papa utilizó los primeros tres capítulos de su exhortación para reconocer a los pueblos de la Amazonía.

En una de las decisiones más significativas de su pontificado, el Papa Francisco rechazó el miércoles una propuesta para permitir que algunos hombres casados puedan ser ordenados en la región amazónica para aliviar una aguda escasez de sacerdotes.

Francisco divulgó este miércoles la exhortación apostólica "Querida Amazonia", un texto muy esperado en el que evitó pronunciarse sobre los curas casados y denunció las empresas que siembran la "injusticia y crimen" en este territorio azotado por la devastación y la pobreza.

Publicidad

La exhortación del Papa es una respuesta a una recomendación presentada por los obispos de las regiones amazónicas que participaron en el Sínodo del año pasado. Esta propuesta había hecho saltar las alarmas entre los conservadores en el seno de la Iglesia Católica, pues temían pudiera provocar un cambio en el secular compromiso al celibato de los sacerdotes.

La Iglesia católica discute la ordenación de hombres casados en la Amazonía

Con esa decisión Francisco desea que la exhortación apostólica se centre en los desafíos ecológicos, sociales y pastorales y no tanto en el fin del celibato, tema que divide profundamente a la iglesia.

Aunque en el documento Francisco exhorta a que las mujeres tengan mayores funciones en la Iglesia de la región, también cierra la posibilidad a la creación de diaconisas.

El Papa Francisco reconoce que es necesario que la eucaristía llegue a estos lugares pero se limita a pedir que se rece para que crezcan las vocaciones y que se envíen más misioneros en estas zonas.

Para Andrea Tornielli, director de comunicación del Vaticano, Francisco quiso evitar que la exhortación se convierta "en un referéndum" sobre la posibilidad de ordenar curas a hombres casados.

Lee: El papa Francisco elimina el secreto pontificio en caso de pederastia

El documento hecho público el miércoles no hace siquiera mención a la propuesta, pensada para la ordenación como sacerdotes de diáconos casados que sean líderes probados de comunidades católicas remotas y tengan familias estables.

Publicidad

Los conservadores protestaron, por temor a que incluso un cambio limitado pudiera convertirse en una pendiente resbaladiza que llevara al matrimonio sacerdotal en el seno de la Iglesia. El documento de trabajo previo al sínodo llegó a ser calificado como herético.

No obstante, la omisión de este tema decepcionó a los sectores que pedían la excepción para esa zona del mundo.

El fin del celibato en la Amazonía fue en efecto una de las propuestas más innovadoras hechas por los religiosos de la región , con 34 millones de habitantes y 400 tribus indígenas, debido a la escasez de curas y al avance imparable de los evangélicos.

El rechazo del papa a abordar al pedido de los obispos latinoamericanos de autorizar excepcionalmente la ordenación de hombres casados intachables para la región amazónica, es considerada como una victoria de los sectores más conservadores.

"El papa cedió a la presión y no aprobará la ordenación de curas casados", comentó decepcionado José Manuel Vidal, de la página católica Religión Digital.

En la exhortación, el religioso argentino de 82 años escribió que deben hallarse nuevas formas para animar a que más sacerdotes trabajen en la remota región, así como permitir la ampliación del papel de los laicos y los diáconos permanentes, de los que la Amazonia necesita "muchos más".

Publicidad

Al igual que los sacerdotes, los diáconos son ordenados ministros. Pueden predicar, enseñar, bautizar y llevar parroquias, pero no oficiar misas. Los hombres casados pueden convertirse en diáconos.

Recomendamos: Así fue como una orden católica dedicada a proteger a los niños les falló

Como los sacerdotes son los únicos que pueden dar misa, los habitantes de al menos el 85% de las aldeas amazónicas no pueden asistir a la liturgia cada semana y algunos se pasan años sin poder hacerlo.

"Esta urgente necesidad me lleva a instar a todos los obispos, especialmente los de América Latina (...) a ser más generosos al animar a los que presentan una votación misionera a optar por la región amazónica", escribió.

Francisco tampoco abre a la creación de las diaconisas, mujeres que pueden impartir algunos sacramentos, y lo justifica afirmando que es reductivo pensar que "se otorgaría a las mujeres un estatus y una participación mayor en la Iglesia sólo si se les diera acceso al orden sagrado".

"Pero esta mirada en realidad limitaría las perspectivas, nos orientaría a clericalizar a las mujeres, disminuiría el gran valor de lo que ellas ya han dado y provocaría sutilmente un empobrecimiento de su aporte indispensable", explica el papa argentino.

Recomendamos: "El miedo nos vuelve locos", dice el papa Francisco sobre barreras de Trump

Aunque, el papa sí que exhorta a "estimular el surgimiento de otros servicios y carismas femeninos, que respondan a las necesidades específicas de los pueblos amazónicos en este momento histórico", pero "que no requieran" la ordenación.

Denuncia las injusticias en la Amazonía

El pontífice usó los tres primeros capítulos del documento para defender los derechos y el legado de los indígenas y el medio ambiente en la Amazonía, que deben ser protegidos por su papel vital en la mitigación del calentamiento global.

El papa denuncia a las empresas nacionales y multinacionales que siembran la "injusticia y crimen" en la Amazonía y violan los derechos de los pueblos autóctonos.

Lee: Detrás de los incendios en la Amazonía hay redes de tala ilegal, denuncia HRW

"A los emprendimientos, nacionales o internacionales, que dañan la Amazonía y no respetan el derecho de los pueblos originarios al territorio y a su demarcación, a la autodeterminación y al consentimiento previo, hay que ponerles los nombres que les corresponde: injusticia y crimen", escribió.

El papa señala lo que llama "los grandes sueños" para la Amazonía, defiende la "ecología humana" que tiene en cuenta a los pobres y valoriza las culturas indígenas.

"Sueño con una Amazonía que luche por los derechos de los más pobres, de los pueblos originarios, de los últimos", escribe en el primer capítulo.

Con un lenguaje moderno, en el que cita a Pablo Neruda, Mario Vargas Llosa y al padre Pedro Casaldáliga, la exhortación papal se concluye con un poema dedicado a la Madre de la Amazonia.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad