Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Vladimir Putin allana el camino para permanecer en el poder hasta 2036

El parlamento de Rusia aprueba las modificaciones constitucionales que permitirán al presidente reelegirse por dos periodos más, con lo que duraría 36 años en el poder.
mar 10 marzo 2020 01:43 PM

Los diputados rusos adoptaron este martes en segunda lectura las enmiendas constitucionales impulsadas por el presidente Vladimir Putin, que le abren la vía a perpetuarse en el poder.

El texto fue aprobado por 382 votos a favor, 44 abstenciones y ningún voto en contra en la Duma, la cámara baja del Parlamento. La tercera y última lectura tendrá lugar el miércoles e inmediatamente después, el texto será sometido al visto bueno de la cámara alta, el Consejo de la Federación.

Publicidad

"Estoy seguro de que juntos haremos aún muchas cosas buenas, por lo menos, hasta 2024. Ahí, ya se verá", proclamó Putin ante la Duma.

Lee: Todo el gabinete de Vladimir Putin renuncia

Putin consideró que es "posible reinicializar" el periodo que limita a dos los mandatos presidenciales, tras la adopción de la revisión constitucional, a condición de que "los ciudadanos la aprueben" y dejó en manos del "Tribunal Constitucional que confirme que ello no es contrario a la ley fundamental".

El presidente concluye su actual mandato en 2024 y sin reforma constitucional no podría presentarse a un tercer mandato consecutivo.

Tras 20 años en el poder en Rusia, Putin, de 67 años, considera que un "poder presidencial fuerte es absolutamente necesario en Rusia" y que la "estabilidad (...) debe ser prioritaria".

Recomendamos: Putin le envía un mensaje al mundo con la renuncia de todo su gabinete

Para él, Rusia necesita "cambios mediante la evolución", ya que ha vivido en su historia "bastantes revoluciones".

Putin apeló al miedo a Occidente, a la sagrada "estabilidad", a la necesidad de una "fuerte vertical presidencial", a que el país no está preparado para la "alternancia política" y al respaldo de "la mayoría de la sociedad" para justificar sus planes de no dejar el Kremlin en 2024, como le exige la actual Constitución de 1993.

"El mundo cambia. Estos cambios tienen un carácter radical, yo diría irreversible. Ahora, encima, nos llega el coronavirus y los precios del petróleo bailan, y junto con ellos, las divisas y las bolsas", aseguró.

Publicidad
Vladimir Putin presenta a su nuevo gabinete y conserva a ministros clave

Putin sorprendió al anunciar a mediados de enero una reforma de la Constitución -algo que había dicho que nunca haría-, pero entonces los analistas pensaron que dejaría la presidencia para dirigir los designios del país en la sombra desde un nuevo órgano que sería anclado en la modificada Carta Magna: el Consejo de Estado.

Hoy, descartó esa opción como "peligrosa", que "no tiene nada que ver con la democracia" porque crearía una bicefalia de poder y provocaría "la división en la sociedad".

Sin embargo, no tuvo reparos en aceptar la propuesta de perpetuarse en el poder.

"Estoy seguro de que llegará el momento cuando el poder supremo, presidencial, en Rusia no será, digamos, tan personalista y no estará vinculado a una persona concreta. Pero toda nuestra historia ha ido por ese camino...", argumentó.

Lee: Putin parece seguir los pasos de Xi, pero su posición no es tan segura

Agitó el espantapájaros de la "política de contención" occidental, de que los enemigos de Rusia "esperan" que el país "pierda el norte" y se vea enzarzado en "luchas intestinas".

"El presidente es el garante de la Constitución, garante de la seguridad, de su estabilidad interna y desarrollo evolutivo. Precisamente, evolutivo, ya tuvimos suficientes revoluciones. Rusia ya ha cumplido con creces su cuota revolucionaria", apuntó.

Si la Corte Constitucional da su luz verde, lo que es bastante probable, Putin podrá permancer en teoría dos mandatos más, hasta 2036.

Publicidad

La enmienda precisa que la limitación de dos mandatos presidenciales "no impide a la persona que haya ocupado u ocupe el cargo de presidente de la Federación Rusa participar como candidato en las elecciones presidenciales en el momento de la entrada en vigor de la modificación".

Lee: La guerra del petróleo de Rusia y Arabia Saudita puede ser "larga y destructiva"

Sin contar al primer jefe de Estado de la Rusia postsoviética, Borís Yeltsin, la única persona que ha ejercido dos mandatos presidenciales es Putin, ya que Dmitri Medvédev sólo ocupó el cargo durante un mandato (2008-2012).

Los diputados de la Duma adoptaron también todas las otras propuestas que el jefe de Estado presentó en enero y que modificarán el sistema político, las garantías socioeconómicas y afianzarán los valores sociales conservadores que propugna el presidente ruso.

También refuerzan el poder presidencial, sobre todo, en materia de nombramiento de jueces.

Lee: Vladimir Putin domina Rusia desde hace 20 años, ¿llegó la hora del retiro?

Después de que se aprobaron en primera instancia estas propuestas a principios de año, Putin sometió otras 24 páginas adicionales, que también fueron adoptadas y que refuerzan los valores conservadores que defiende.

La Constitución se dota así de la mención "la fe en Dios" de los rusos, así como que el matrimonio sólo puede ser entre un hombre y una mujer.

Una tercera y última lectura está prevista el miércoles, y el texto sería entonces enviado para su aprobación al Consejo de la Federación antes de ser sometido a la "votación popular", el próximo 22 de abril.

Ésta es la primera revisión de la Constitución desde su adopción en 1993

Según las encuestas, más de la mitad de los rusos no entendían las enmiendas constitucionales ni veían sentido a su reforma. Ahora, los analistas y la prensa han concluido que todo era una cortina de humo para que Putin siguiera a toda costa en el Kremlin en aras de la estabilidad.

Para muchos analistas, esta reforma deja a Putin un máximo de puertas abiertas para preservar su influencia y perennizar el sistema que ha construido a lo largo de dos décadas en el poder.

La oposición, y en particular su líder Alexei Navalni, denunció esta revisión constitucional, y afirmó que el presidente quiere permanecer de forma indefinida en el poder.

"Putin está en el poder desde hace 20 años, pero podría ser elegido como si fuera la primera vez", denunció en Twitter Navalni durante la votación.

Putin ha reiterado que un dirigente que hiciera todo para preservar sus poderes corre el riesgo de "destruir" al país. "Es algo que yo no quiero hacer", afirmó.

Enfrentado a una caída del nivel de vida en el país, y tras haber impulsado una impopular reforma de las jubilaciones, Putin ha incluído en la Constitución un salario mínimo y jubilaciones revaluadas según la inflación.

Para los analistas, estas medidas sociales y socioeconómicas tienen como objetivo también convencer a los rusos que participen en el "voto popular" del 22 de abril.

Con información de AFP y EFE

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad