Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Manifestantes abuchean a Trump en el funeral de la jueza Ruth Bader Ginsburg

Las personas exigieron al presidente que respeto la última voluntad de la ministra de la Corte Suprema de nombrar a su sustituto hasta que las elecciones presidenciales pasen.
jue 24 septiembre 2020 12:19 PM
Un movimiento extraño
Donald Trump, que no suele asistir a los funerales de las personalidades con las que no coincide ideológicamente, rindió homenaje a la juez progresista acompañado de su esposa Melania.

Un grupo de manifestantes abucheó este jueves al presidente Donald Trump, que acudió a la Corte Suprema para homenajear a la fallecida jueza progresista Ruth Bader Ginsburg, pero fue recibido con gritos pidiendo que se "honre" el deseo de la magistrada de no ser reemplazada hasta después de las elecciones de noviembre.

Antes de que Trump saliera de su vehículo, la multitud lo recibió con abucheos y gritando "voten para sacarlo", en referencia a los comicios del 3 de noviembre; y "honren su deseo", en alusión a la última voluntad de Ginsburg, que murió el viernes pasado a los 87 años.

Publicidad

Trump, que llevaba una mascarilla negra y estaba acompañado por la primera dama, Melania Trump, se situó cerca del féretro en el edificio de mármol en medio de los abucheos y cánticos de "voten para echarlo" proferidos por personas presentes para rendir tributo a la juez liberal.

Este desplazamiento es poco habitual en el presidente, que nunca participa de los homenajes de personalidades que no son de su campo político.

El mandatario republicano, que ya nombró dos integrantes para la corte desde que asumió el cargo en 2017, dijo antes que dará a conocer el nombre de su sustituta el sábado, una semana después del fallecimiento de la magistrada de 87 años.

Su decisión de avanzar rápidamente en su sustitución a menos de dos meses de los comicios aumentó el enfrentamiento entre republicanos y demócratas, al tiempo que reformuló la carrera electoral, en la que Trump busca la reelección.

Trump mete presión y nominará a remplazante para la Corte Suprema de EU

"Creo que todo va a andar muy bien, que va a ir muy rápido", dijo Trump a Fox Radio este jueves. "Tenemos a cinco mujeres en la lista y todas me gustan", agregó el mandatario, que ya adelantó que entre las finalistas figura Bárbara Lagoa, jueza conservadora de Miami y de origen cubano.

Trump planea anunciar el nombramiento el sábado a las 5:00 pm hora local (4:00 pm hora de la Ciudad de México) desde la Casa Blanca.

Publicidad

Número impar

Hasta la muerte de Ginsburg, los conservadores tenían una mayoría de cinco frente a cuatro en el tribunal que decide sobre asuntos de la vida de los estadounidenses, como el derecho a portar armas, el derecho al aborto, asuntos migratorios o temas como el acceso a la salud.

Si Trump llena la vacante para este puesto vitalicio, la Corte podría quedar anclada en terreno conservador durante décadas, especialmente si nombra a una jueza joven.

El mandatario dijo que quiere hacer la nominación con premura debido a la importancia de que haya un número impar de jueces, en el caso de que las elecciones generen controversias que terminen en el alto tribunal.

Sin legisladores republicanos que se desmarquen de la mayoría que ostentan en el Senado, que debe ratificar la designación, los demócratas no tendrán nada que hacer salvo intentar capitalizar el descontento del apresurado nombramiento para impulsar la participación en los comicios y favorecer a su candidato, Joe Biden.

Ginsburg, nombrada por el presidente demócrata Bill Clinton en 1993, era un icono para los liberales, sobre todo en un momento en que la corte se había vuelto más conservadora. Su muerte dio un renovado impulso de los demócratas para intentar que la gente acuda a las urnas en noviembre, además de un aumento de las donaciones de campaña.

Antes de la elección de 2016, en la que Trump llegó a la presidencia, Ginsburg le criticó públicamente, calificándole de "farsante" en una entrevista. Trump respondió escribiendo en Twitter que Ginsburg "no está en su sano juicio". Ella se disculpó más tarde, lamentando sus "desacertados" comentarios.

El viernes concluyen los homenajes públicos para Ginsburg, que será la primera mujer en yacer en el Capitolio, sede del Congreso, antes de su entierro privado la próxima semana en el cementerio de Arlington, en las afueras de Washington.

Con información de AFP y Reuters

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad