Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las mujeres ganan espacio en las elecciones de EU, pero la equidad está lejos

Al menos de 132 mujeres formarán parte del congreso de Estados Unidos en la próxima legislatura, un récord, aunque solo serán una cuarta parte de los legisladores.
sáb 07 noviembre 2020 07:02 AM
Una victoria agridulce
Si Kamala Harris, de padre jamaiquino y madre de origen indio, llega a ser la primera vicepresidenta del país, las senadoras perderán a una de sus pares.

Por lo menos 132 mujeres, casi una decena de ellas latinas, formarán parte del Congreso de Estados Unidos en la próxima legislatura, que será la de mayor componente femenino de la historia y puede ir acompañada de otro hito en la lucha por la igualdad en la política: una mujer, Kamala Harris, en la vicepresidencia del país.

En la legislatura del Congreso estadounidense que se inaugurará en enero, la número 117, uno de cada cuatro de sus miembros será mujer, según las cifras que maneja el Centro para las Mujeres Estadounidenses y la Política (CAPW), que forma parte de un instituto de la Universidad de Rutgers (Nueva Jersey).

Publicidad

Un número récord

Este centro cuenta con un "rastreador" de candidatas ganadoras de puestos legislativos en juego en las elecciones de 3 de noviembre, de los que aun hay unos 25 sin resultado definitivo, como ocurre con el duelo por la Presidencia entre el presidente Donald Trump y el demócrata Joe Biden, que lleva como compañera de fórmula a Harris.

Joe Biden gana las elecciones de EU

Las 132 representantes y senadoras que ya tienen asegurados sus puestos equivalen al 24.7% del total de los integrantes del Congreso y ya han superado a las 127 (23.7 %) de la legislatura anterior a las elecciones del 3 de noviembre en las que se renovó la Cámara de Representantes.

De ellas 48 (9%) no son blancas, por ahora el mismo número que en esta legislatura, pero aun superable pues hay contiendas no resueltas.

Un caso especial es el de Nuevo México, donde se eligió a un trío de mujeres de grupos minoritarios para la Cámara de Representantes.

Las tres mujeres electas son Deb Haaland, una demócrata que en 2018 se convirtió en una de las dos primeras mujeres amerindias en el Congreso, la republicana Yvette Herrell, también indígena, y la demócrata Teresa Leger Fernández, una abogada de raíces latinoamericanas.

"La gente de Nuevo México ha escogido proteger lo que amamos, nuestra democracia, nuestro planeta, nuestras familias y comunidades, nuestra salud y nuestro futuro. Con esta victoria les prometo que actuaré como demanda este momento histórico", escribió Fernández para agradecer a los que la votaron.

Publicidad

Además de Leger Fernández, otras latinas que estarán en la cámara son Alexandria Ocasio-Cortez y Nydia Velázquez, por Nueva York; Linda Sánchez Norma Torres, Lucille Roybal-Allard y Nanette Díaz Barragán, en California; María Elvira Salazar, en Florida, y Silvia García y Verónica Escobar, en Texas.

Candace Valenzuela, en Texas, y Nicole Malliotakis, todavía no están seguras.

La republicana María Elvira Salazar, una periodista y conductora de televisión nacida en Estados Unidos pero de origen cubano, es una de las mujeres elegidas por primera vez para el Congreso.

Salazar va a representar al distrito 27 de Florida en la Cámara de Representantes, un puesto en el que estuvo durante décadas la veterana Ileana Ros-Lehtinen, que fue la primera mujer latina y la primera cubano-estadounidense en ser congresista.

La republicana dijo a la agencia EFE que está "orgullosa" de representar a un distrito eminentemente latino y que va a "responderle" a la gente que votó por ella. Una de sus prioridades va a ser apoyar y defender a los latinos, incluyendo los indocumentados.

Mujeres que rompen barreras

En Wyoming, la republicana Cynthia Lummis consiguió este martes el primer escaño en el Senado para una mujer procedente de un estado del oeste. Gracias a su elección ya solo hay 17 estados del país que nunca han estado representados por una mujer en la cámara alta, señala CAPW en un análisis de lo que se logró en las recientes elecciones desde el punto de vista de la lucha de la mujer por la igualdad.

Publicidad

La carrera en este estado del noroeste estadounidense era ya histórica, puesto que las todas candidatas de ambos partidos para las cámaras de Washington eran mujeres.

Entre ellas estaba Liz Cheney, hija del ex vicepresdidente republicano Dick Cheney, quien conquistó su tercer mandato para la Cámara de Representantes.

En Misuri, Cori Bush se convirtió en la primera mujer negra elegida para representar al estado en el Congreso.

También abrieron nuevos caminos las candidatas de Delaware y Vermont que se convirtieron en las primeras legisladoras abiertamente transgénero en sus estados.

Sarah McBride, de 30 años, consiguió ser la primera senadora transexual elegida de Delaware, haciéndose con el 86% de los votos en el primer distrito para el Senado de su estado. La nueva legisladora se convertirá igualmente en la primera senadora de un estado abiertamente trans a nivel nacional, y en la más alta funcionaria transexual de Estados Unidos.

"Lo logramos. Ganamos la elección general. Gracias, gracias, gracias", escribió en su cuenta de Twitter tras la elección. "Espero que esta noche muestre a un chico LGBTQ que nuestra democracia es lo suficientemente grande para ellos, también", declaró.

Un poco más al norte, en Vermont, Taylor Small, de 26 años, se convirtió en la primera representante transgénero del estado, obteniendo el 43% y el 41% de los votos en sus dos distritos.

Sus victorias llegan apenas algunos años después de que la demócrata Danica Roem se convirtiera en la primera legisladora abiertamente trans de Estados Unidos. Roem fue elegida para la Asamblea del estado de Virginia en 2017.

Motivos para el optimismo

Hay motivos fundamentados para “el optimismo”, tanto por el número de candidatas como por las que obtuvieron la victoria, aseguró Debbie Walsh, la directora del CAPW. Sin embargo advirtió que no se puede pensar que esto ocurre porque sí.

“Se requiere que los partidos, los donantes, los activistas y los votantes le presten la debida atención”, subrayó Walsh, quien subrayó el hecho de que haya un mayor número de candidatas del Partido Republicano este año, que en anteriores procesos electorales.

De las 132 congresistas electas hasta ahora, 100 son demócratas y 32 republicanas, de acuerdo con el CAPW.

En la Cámara de Representantes actual son mujeres el 23.2 % de sus miembros y en la que asumirá en enero el porcentaje subirá por lo menos al 24.4 %.

Entre los senadores, un 26% son del género femenino actualmente, pero en la próxima legislatura el porcentaje puede bajar a un 25%.

Si Kamala Harris, de padre jamaiquino y madre de origen indio, llega a ser la primera vicepresidenta del país, las senadoras perderán a una de sus pares.

De las siete senadoras que buscaban la reelección, seis, dos demócratas y cuatro republicanas, lograron su propósito y una fue derrotada, Martha McSally, republicana de Arizona.

Las republicanas han puesto una marca en las elecciones de 2020 con la victoria de 13 de sus candidatas nuevas (las que no defendían un puesto ya conquistado). La marca anterior eran 9 (año 2010).

Con información de EFE y AFP

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad