Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Reino Unido aprueba una tercera vacuna con los hospitales de Londres al límite

Los reguladores británicos dan luz verde al tratamiento de la estadounidense Moderna, mientras los nuevos casos de COVID-19 no dejan de aumentar en el país europeo más afectado por la pandemia.
vie 08 enero 2021 12:58 PM
El más afectado
Con un total de 79,833 muertos, Reino Unido vuelve a ser el país de Europa más castigado por la pandemia, por delante de Italia.

Reino Unido aprobó este viernes el uso de la vacuna de Moderna contra el COVID-19, la tercera que aprueba el país europeo, en un momento en el que los hospitales de Londres, la capital, están al borde de la saturación.

Los reguladores británicos dieron el visto buena al compuesto que otorga un 94% de protección contra la enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2. A finales de 2020 ya había aprobada los compuestos desarrollados por Pfizer/BioNTech y Oxford/AstraZeneca.

Publicidad

Sin embargo, la vacuna de Moderna no será usada durante la primera fase de la campaña de vacunación de Reino Unido, pues la orden de 17 millones de dosis de la farmacéutica comenzará a ser entregada hasta la primavera boreal, cuando la empresa haya expandido su capacidad de manufactura.

Reino Unido comienza la aplicación de la vacuna AstraZeneca y Oxford

Gran Bretaña tiene como objetivo vacunar a las personas mayores, vulnerables y trabajadores de primera línea —alrededor de 15 millones de personas— para mediados de febrero, a fin de poder relajar las estrictas medidas de confinamiento que ha tenido que imponer por el aumento de casos diarios hasta niveles récord.

Si bien la vacuna de Moderna no ayudará a cumplir con ese objetivo, apoyará en los esfuerzos por aliviar la escasez de suministros que Hancock ha calificado como un factor limitante en la campaña de vacunación.

"Esta es otra gran noticia y otro instrumento de nuestro arsenal para controlar esta horrible enfermedad", dijo este viernes el ministro de Sanidad, Matt Hancock, en un comunicado.

Reino Unido ya ha vacunado a 1.5 millones de personas. La primera vacuna que se aplicó en este país, la de Pfizer y BioNtech, indicó este viernes que parece ser efectiva para las nuevas variantes del COVID-19, de acuerdo con un estudio de elaboración propia.

El país gobernado por Boris Johnson vive una situación crítica gracias en parte a las nuevas cepas, detectadas en Reino Unido y Sudáfrica. Desde el miércoles, todos los 56 millones de habitantes de Inglaterra entraron a un tercer confinamiento nacional, el más estricto desde marzo de 2020.

Publicidad

Escocia, Gales e Irlanda del Norte aplicaron medidas similares con duraciones variadas.

A nivel nacional se registraron 1,325 muertes en las últimas 24 horas, un récord desde el inicio de la pandemia. El 21 de abril, en el peor momento de la primera ola, se registraron 1,224 fallecidos según cifras del ministerio de Sanidad.

Con un total de 79,833 muertos, vuelve a ser el país de Europa más castigado por la pandemia, por delante de Italia. El viernes 68,053 personas más dieron positivo, sumando ya casi tres millones.

En Londres, la capital, el alcalde laborista Sadiq Khan alertó este viernes que sus hospitales pueden verse pronto saturados ante el fuerte incremento de pacientes con el COVID-19 en el Reino Unido.

"Si no tomamos medidas inmediatas ahora, nuestro servicio nacional de salud podría verse superado y más gente morirá”, dijo Khan. Declaró la rápida propagación del coronavirus por la capital como "incidente mayor", un requisito formal para obtener una respuesta global de varias agencias gubernamentales.

Los casos de COVID-19 en Londres superan los 1,000 por cada 100,000 habitantes, mientras que los hospitales tienen un 35% más pacientes con la enfermedad que durante la primera ola el pasado abril, según indicaron fuentes de la Alcaldía de la ciudad.

Sólo en los últimos tres días se registraron 477 muertes confirmadas por COVID-19 en los hospitales de la capital.

Publicidad

Entre el 30 de diciembre y el 6 de enero, el número de pacientes en los hospitales de Londres creció un 27%, pasando de 5.524 a 7.034, y el número de pacientes con ventilación mecánica creció un 42%, de 640 a 908, según el ayuntamiento.

Según Khan, el Servicio de ambulancias de Londres está recibiendo unas 8,000 llamadas de urgencias cada día, frente a los 5,500 en una jornada de gran actividad para la sanidad.

Los pronósticos de la situación británica no son alentadores. Incluso si el número de pacientes con COVID-19 aumenta siguiendo las proyecciones más bajas, para el 19 de enero habrá un déficit de 2,000 camas de cuidados intensivos en los hospitales de Londres, de acuerdo con la información proporcionada por el servicio de salud pública a responsables hospitalarios y filtrada el jueves por el Health Service Journal.

"Uno de cada 30 londinenses tiene ahora COVID. Por eso los servicios públicos de Londres instan a todos los londinenses a quedarse en casa, excepto para las compras y el ejercicio absolutamente esenciales", afirmó la presidenta de los consejos municipales londinense, Georgia Gould.

Para intentar frenar la importación de casos, el viernes anunciaron que a partir de la próxima semana todos los viajeros que lleguen a Inglaterra y Escocia, incluidos los residentes, tendrán que presentar un test negativo de coronavirus realizado en las 72 horas previas, aunque esto no les eximirá de respetar una cuarentena de 10 días según su país de origen.

Quienes incumplan la norma podrán ser sancionados inmediatamente con una multa de 500 libras (678 dólares).

Con información de AFP, EFE y Reuters

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad