Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Inglaterra se desconfina pese al temor a la variante india del COVID-19

La variante detectada por primera vez en la India se ha hecho dominante en las zonas más afectadas por la pandemia en Reino Unido, pero sigue con el levantamiento de restricciones.
lun 17 mayo 2021 02:14 PM
Cenar en el interior de un restaurante o ver un partido de fútbol en el estadio vuelven a ser posibles en Inglaterra, que este lunes inició una nueva etapa de desconfinamiento pese al temor por el avance de la variante india del coronavirus SARS CoV-2.
Boris Johnson afirmó que por el momento no hay motivos para cambiar la hoja de ruta, con la reapertura de pubs y restaurantes a cubierto, hoteles, museos, salas de espectáculos y estadios.

Cenar en el interior de un restaurante o ver un partido de fútbol en el estadio vuelven a ser posibles en Inglaterra, que este lunes inició una nueva etapa de desconfinamiento pese al temor por el avance de la variante india del coronavirus SARS CoV-2.

Con más de 127,600 muertos por la pandemia, el Reino Unido, país más golpeado de Europa, vio su situación sanitaria mejorar considerablemente tras un estricto confinamiento durante el invierno y una campaña de vacunación masiva.

Publicidad
El cubrebocas y el distanciamiento dejarán de ser obligatorios en Inglaterra

Pero el avance de la variante india, sobre todo en el noroeste de Inglaterra, amenaza con ensombrecer las perspectivas y podría llevar a modificar la siguiente y última etapa del desconfinamiento, prevista el 21 de junio, cuando todas las restricciones debían levantarse.

La variante del coronavirus detectada por primera vez en la India se ha hecho dominante en los municipios ingleses de Bolton y Blackburn, las dos zonas más afectadas del Reino Unido, donde los casos se han doblado en una semana, informó este lunes el ministro de Sanidad británico, Matt Hancock.

En el conjunto del país se han identificado hasta ahora 2.323 casos, 483 de ellos en esas dos zonas, indicó en una comparecencia en la Cámara de los Comunes Hancock, que recalcó que la nueva variante es "más contagiosa", pero "no se sabe todavía hasta qué punto".

El ministro recalcó al mismo tiempo que las primeras evidencias sugieren que "las vacunas son efectivas contra esa variante", según se desprende de datos de laboratorio preliminares de la Universidad de Oxford, así como de datos observacionales aportados por el hospital de Bolton y centros de la India, detalló.

El titular de Sanidad aseguró que el progreso hecho hasta ahora con el programa de vacunación en el Reino Unido, donde más de 20 millones de personas ya han recibido dos dosis de la vacuna, permite continuar relajando las restricciones de manera "cautelosa".

Publicidad

Con todo, Hancock alertó de que la rápida transmisión de la variante india del virus representa un "riesgo real".

El consejero médico del gobierno, Chris Whitty, afirmó la pasada semana que los científicos tienen una "confianza muy alta" en que la vacuna protege contra casos graves y muertes por esa variante, aunque "menos" confianza en su efectividad para detener la transmisión y cuadros leves.

Los casos de coronavirus relacionados con la variante india han aumentado en todos los grupos de edad en los municipios de Bolton y Blackburn with Darwen, dijo Hancock, que recalcó sin embargo que en esa segunda área el ritmo de hospitalizaciones se mantiene estable, con ocho personas ingresadas con coronavirus.

En Bolton, hay 19 pacientes hospitalizados con COVID-19, la "mayoría" de los cuales están en una franja de edad en la que ya se les ha ofrecido una vacuna pero aún no habían sido inmunizados.

Cinco pacientes ingresados en Bolton habían recibido una dosis de la vacuna, mientras que uno tenía ya la pauta completa, según los datos ofrecidos por el ministro este fin de semana.

Para tratar de frenar la expansión de la nueva variante en las zonas más afectadas, el gobierno ha dedicado un equipo de más de cien personas a distribuir unos 35,000 test de coronavirus y recoger muestras en Bolton y Blackburn durante el pasado fin de semana.

Publicidad

También se han abierto dos nuevos centros de vacunación y se ha reforzado los ya existentes.

Por su parte, el comité científico que aconseja al gobierno mantuvo reservas ante la gran reapertura del lunes y alertó que existe una "posibilidad realista" de que la variante sea hasta 50% más contagiosa que la que apareció al final de 2020 en Inglaterra.

Advirtió que la reapertura podría "conducir a un recrudecimiento sustancial de las hospitalizaciones, similar o mayor que los picos precedentes", cuando los servicios de salud llegaron al borde de la saturación.

Muy criticado por haber reaccionado tarde al inicio de la pandemia en 2020, el gobierno de Johnson defendió el domingo no haber endurecido más rápidamente las restricciones a los viajes desde y hacia India.

Restaurantes abiertos y reuniones permitidas

Al tiempo que pedía prudencia a los británicos, el primer ministro Boris Johnson afirmó que por el momento no hay motivos para cambiar la hoja de ruta, con la reapertura de pubs y restaurantes a cubierto —las terrazas reabrieron en abril—, hoteles, museos, salas de espectáculos y estadios con hasta 10,000 espectadores.

Prohibidas durante muchos meses, las reuniones en casa vuelven a estar permitidas, pero limitadas a seis personas o dos hogares como máximo.

"Tenga cuidado con los riesgos para sus seres queridos, recuerde que el contacto físico, como los abrazos, es una forma directa de transmitir esta enfermedad. Así que deben pensar en los riesgos considerando por ejemplo si están vacunados", afirmó Johnson en un vídeo difundido en Twitter.

También vuelven a estar autorizadas las vacaciones en el extranjero, aunque sólo unos pocos destinos están exentos de la cuarentena al regreso, entre ellos Portugal, Israel y Gibraltar.

En Inglaterra, Gales y la mayor parte de Escocia, con excepciones como la ciudad de Glasgow, es posible tomar una cerveza dentro de un pub y comer en un restaurante, un alivio dadas las inclemencias del tiempo de las últimas semanas.

"Es muy agradable poder sentarse dentro y no empaparse por la lluvia, sí es genial volver a un restaurante", afirmaba entre risas Emio Werner, un estudiante de 19 años entrevistado por la AFP en el "Montagu Pyke", en el centro de Londres.

Poco a poco, los visitantes volvían también a los museos, que estrenarán grandes exposiciones a lo largo de toda la semana, y a los cines mientras los primeros teatros se preparaban para recibir público de cara al fin de semana.

El gobierno ha acelerado la administración de segundas dosis de la vacuna en todo el Reino Unido a los mayores de 50 años, que se inocularán ocho semanas después de la primera inyección, en lugar de tras 12 semanas, como hasta ahora.

Desde el inicio de la campaña de vacunación, en diciembre, más de 36 millones de personas han recibido la primera dosis, y unos 20 millones ya están con la pauta completa, cerca de 40% de la población adulta. El gobierno espera haber aplicado al menos la primera dosis a todos los adultos para fines de julio.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, del opositor Partido Laborista, pidió al ejecutivo "flexibilidad" en su campaña de vacunación, actualmente a los mayores de 38 años, para poder vacunar a los más jóvenes que viven en zonas afectadas por la variante india.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad