Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Estados Unidos donará 80 millones de vacunas al exterior, el 75% por Covax

Entre las dosis donadas, un millón dede Johnson & Johnson serán enviadas a México; Guatemala recibirá medio millón de dosis. La vicepresidenta Kamala Harris visitará los dos países la próxima semana.
vie 04 junio 2021 10:31 AM

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció el jueves la donación de 80 millones de vacunas anticovid para ser distribuidas globalmente, el 75% de las cuales serán repartidas por el programa Covax en regiones como América Latina.

"Compartimos estas dosis, no para obtener favores o lograr concesiones. Compartimos estas vacunas para salvar vidas y liderar al mundo para poner fin a la pandemia con el poder de nuestro ejemplo y nuestros valores", dijo Biden en un comunicado.

Publicidad

La Casa Blanca presentó el jueves un plan para que Estados Unidos comparta 25 millones de dosis excedentes de la vacuna contra el COVID-19 con el mundo y dijo que levantaría algunas restricciones para permitir que otras naciones compren más fácilmente suministros fabricados en el país para la producción de vacunas.

Así lo aseguró en una rueda de prensa la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, quien precisó que "son 25 millones de dosis las que saldrán tan pronto como sea posible, muy rápidamente, algunas de ellas incluso saldrán tan pronto como hoy (el jueves)".

Esta será la primera vez que Estados Unidos comparta con el resto del mundo vacunas aprobadas para uso interno —las de Moderna, Pfizer y Johnson & Johnson—, ya que anteriormente había anunciado el envío entre mayo y junio de 60 millones de dosis de AstraZeneca, que aún no ha recibido el visto bueno de los reguladores estadounidenses.

Estados Unidos donará casi 19 millones de dosis a través del esquema multilateral COVAX, dijo Biden en un comunicado. A través de COVAX, se destinarían unos 6 millones de dosis a América Latina y el Caribe, unos 7 millones para el sur y sureste de Asia y aproximadamente 5 millones a África.

Las dosis restantes, que ascienden a poco más de 6 millones, irían directamente de Estados Unidos a países como Canadá, México, India y Corea, aseguró.

Publicidad

Estados Unidos quiere "mantener cierta flexibilidad" sobre la asignación de dosis fuera de la fórmula de Covax según sea necesario, explicó el asesor de seguridad nacional, Jake Sullivan.

"Socio y vecino"

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, llamó el jueves al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador para comunicarle que su país compartirá próximamente vacunas con la nación latinoamericana, indicó la vocera de Harris, Symone Sanders, más temprano.

De acuerdo con Biden, México recibirá esas vacunas por ser “socio y vecino” de Estados Unidos.

"Hablamos con la vicepresidenta Kamala Harris. Tuvo la gentileza de informarnos, antes del anuncio que hicieron en Estados Unidos, la decisión de enviarnos un millón de vacunas Johnson & Johnson de una sola dosis. Le expresé nuestro agradecimiento en nombre del pueblo de México", escribió López Obrador en Twitter.

El gobierno de México indicó este viernes que destinará estas vacunas, más 1.9 millones de dosis más adquiridas por cuenta propia, para los 40 municipios de la frontera con Estados Unidos, y así poder abrir pronto el paso fronterizo.

"(El objetivo es) que la vacunación en México avance a grados o a proporciones similares a las que hay en los Estados Unidos, por lo tanto se agilice o acelere la reapertura de las actividades en la frontera entre México y Estados Unidos", explicó el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, en la conferencia matutina diaria del presidente.

Publicidad

Aunque Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, había dicho este jueves que las dosis irían a zonas con repunte de casos de covid-19 y sitios turísticos, como Quintana Roo, el canciller aclaró este viernes que la meta es la frontera norte, que está cerrada a viajes no esenciales desde el 21 de marzo de 2020.

"Pensamos que con esto habría ya todas las condiciones sanitarias para que Estados Unidos pueda acceder a que se reanuden las actividades, sino todas la gran mayoría, y entonces no se mantenga la afectación económica, comercial y personal que ha habido en la zona fronteriza", argumentó.

México ya recibió 2.72 millones de vacunas de AstraZeneca desde Estados Unidos entre finales de marzo y principios de abril.

Harris también habló el jueves en llamadas separadas con el primer ministro de India, Narendra Modi; el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, y el presidente de la Comunidad del Caribe (Caricom) y primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley.

El presidente guatemalteco informó que Harris les comunicó la llegada de medio millón de vacunas, sin dar más detalles. Con 18 millones de habitantes, Guatemala cuenta hasta ahora con un millón de dosis de AstraZeneca, Moderna y Sputnik V.

Harris estará el domingo y el lunes en la nación centroamericana, y el martes en México. En ambos casos, el tema migratorio será prioritario en la agenda de reuniones con autoridades locales, aunque existen cuestiones espinosas que posiblemente serán también tratadas.

Un paso necesario

Organizaciones internacionales, como Naciones Unidas y el Banco Mundial, saludaron el anuncio. "Es un buen comienzo y espero que haya más dosis disponibles", dijo a Reuters el presidente del Banco Mundial, David Malpass.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo estar "muy agradecido" por la iniciativa, mientras que la titular de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, exhortó a otros países con excedentes de vacunas a seguir "el ejemplo de Estados Unidos".

Etienne recordó que en Latinoamérica y el Caribe sólo el 4% ha completado su esquema de inoculación y dijo que la región, "epicentro del sufrimiento por el COVID-19, debería ser también un epicentro de vacunación”.

El presidente costarricense, Carlos Alvarado, que esta semana recibió al jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, en su primer viaje a la región, celebró "el plan del presidente Biden para proveer más vacunas contra el COVID-19 a nivel global y fortalecer el mecanismo Covax".

También India, uno de los países más golpeados por la pandemia, expresó su gratitud.

"Agradezco profundamente la garantía de suministro a India como parte de la estrategia de Estados Unidos", dijo el primer ministro, Narendra Modi, tras hablar con Harris.

Y mientras unos agradecieron, otros, como el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, deploraron no haber sido incluidos en el reparto.

"¡Miserable! Miserable, no solo persiguen para que no le vendan vacunas a Venezuela, si no que además cuando pueden abren el corazón podrido que tienen para mostrar su miseria y su odio contra los venezolanos y las venezolanas", acusó Maduro.

El embajador estadounidense para Venezuela, James Story, que está basado en Bogotá, pues Washington y Caracas carecen de relaciones, explicó que la exclusión obedece a que el país "carece de una transparencia de la entrega de las vacunas a las personas que necesitan".

La Casa Blanca también está eliminando los poderes especiales que otorgó a través de la Ley de Producción de Defensa (DPA, por su sigla en inglés) a ciertos fabricantes de vacunas que recibieron financiamiento de Estados Unidos pero que aún no tienen las aprobaciones del país, incluidos AstraZeneca, Sanofi SA/GlaxoSmithKline Plc , y Novavax Inc .

Las calificaciones de DPA dan a los productores estadounidenses acceso prioritario a los suministros y equipos necesarios para fabricar las vacunas que escasean en todo el mundo. Levantarlos podría liberar materias primas para los principales fabricantes de vacunas en otros lugares, especialmente el Serum Institute of India (SII).

Existe una gran desigualdad en la distribución de vacunas en el mundo, donde contrasta por ejemplo la abundancia de Estados Unidos con la escasez de la India, convertida en epicentro de la pandemia.

En concreto, el 87% de las dosis han sido administradas en países con ingresos altos y medios, mientras que las naciones empobrecidas han recibido solo el 0.2 %, dicen datos de abril de la OMS.

A través del Covax ya se entregaron 80 millones de dosis en 127 países y territorios. El 97% son de la vacuna AstraZeneca, aún no autorizada por las autoridades sanitarias de Estados Unidos, y en el resto de Pfizer-BioNtech.

La OPS, que facilita la adquisición de vacunas del Covax en el continente americano, dijo que hasta el momento, más de 18,9 millones de dosis fueron enviadas a través de este mecanismo a 31 países de las Américas.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad