Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Qué es la sharía y cómo influirá en los derechos de las mujeres en Afganistán?

Los talibanes aseguran que respetarán las libertades de las mujeres de acuerdo con la ley islámica, pero esto puede ser interpretado de varias formas.
mié 01 septiembre 2021 05:04 AM
Sharia
La manera en la cuál se interpreta la sharía depende mucho de quién lo hace y por qué. Los talibanes no son los únicos que hacen una interpretación que restringe en extremos los derechos de las mujeres.

Los talibanes han retomado el poder en Afganistán y con ello, el temor de que vuelvan a cometer múltiples atrocidades contra los derechos humanos, como pasó durante primer régimen, entre 1996 y 2001.

Las mujeres son las que temen especialmente, pues prácticamente fueron borradas del espacio público, al tener prohibido estudiar o trabajar. Los talibanes han tratado de tranquilizar los ánimos, pues aseguran que las mujeres serán una parte importante de la sociedad afgana, claro, siempre bajo la sharía o ley islámica.

Publicidad

Esto, sin embargo, es muy ambiguo, pues esta serie de normas de comportamiento basadas en textos sagrados del Islam tiene múltiples interpretaciones.

La interpretación de los talibanes —una palabra que literalmente significa "estudiantes en religión"— es una de las más estrictas del mundo. Esto es lo que sabemos sobre la sharía, así como de los derechos de las mujeres bajo estas normas.

¿Qué es la sharía?

Sharía en árabe significa “el camino”. Varios especialistas en cultura islámica aclaran que no se trata de un cuerpo legal, sino de un marco de principios éticos basado en el Corán —el libro sagrado del Islam, las enseñanzas del profeta Mahoma y las fatuas, una serie de pronunciamientos melagales de los académicos islámicos.

"La sharía era un modo de vida y una visión del mundo, a la vez un conjunto de creencias", dijo el profesor Wael Hallaq, de la Universidad de Columbia, citado en un artículo de la UNESCO sobre el tema. Por ejemplo, la sharía ofrece a los seguidores del Islam orientación acerca de cuánto y cómo orar.

Los talibanes aceptan que los afganos abandonen el país después del 31 de agosto

Estos principios fueron interpretados por algunos juristas para proponer legislaciones y prescripciones morales específicas.

"Fueran cuales fuesen las distintas interpretaciones y divergencias entre los diversos juristas y filósofos, todas ellas coincidían en reconocer que los textos sacros del islam eran tan solo fuentes de la ley, y no el contenido de esta", explicó Ali Benmakhlouf, académico de la Universidad de París Este-Crétil en un artículo de la UNESCO.

Publicidad

Benmakhlouf explica que el uso de la sharía como una parte integrante del derecho positivo es muy moderna, posterior a los regímenes coloniales en el mundo árabe, y que sigue distintos matices. Algunos Estado reducen su ámbito de aplicación al estatuto jurídico de la personas, como el régimen económico matrimonial o el derecho de sucesión.

"En los textos constitucionales de algunos países musulmanes aparece la sharía como la base fundamental de la jurisprudencia; es decir, no se puede tomar ninguna decisión que esté en contra de la sharía, como en el caso de los Estados que llamaríamos más fundamentalistas, como Arabia Saudita e Irán y ahora el Afganistán de los talibanes", dijo a BBC Mundo Ignacio Gutiérrez de Terán, académico de la Universidad Autonómica de Madrid.

Para muchos islamista, el uso de la sharia como base de sus sistema legal fue una solución política a los problemas que azotaban a los países de mayoría musulmana a mediados del siglo XX, como la corrupción y la inequidad.

Sharía y las mujeres, ¿cuál es la relación?

La manera en la cuál se interpreta la sharía depende mucho de quién lo hace y por qué. Los talibanes no son los únicos que hacen una interpretación que restringe en extremos los derechos de las mujeres.

"Por ejemplo, la sharia sa sido usada para restringir la libertad de las mujeres en países como Brunei y Arabia Saudita", recuerda la especialista en religión Kalpana Jain en un artículo para The Conversation.

Publicidad

Sin embargo, otras interpretaciones de la ley islámica dotaban de derechos a las mujeres, algo que no fue visto en Occidente hasta después de la Era Moderna.

"Los eruditos musulmanes que reflexionan sobre los objetivos más amplios la Sharía han dicho que las leyes derivadas de ella siempre deben proteger lo siguiente: la vida, el intelecto, la familia, la propiedad y el honor de los seres humanos", indicó Asma Afsaruddin, profesora de Estudios Islámicos de la Universidad de Indiana.

La académica señala que la sharía requería que las mujeres dieran su consentimiento antes del matrimonio y también permitía a las mujeres iniciar un proceso de divorcio en algunas condiciones. Además, permitió a las mujeres musulmanas tener derecho de propiedad en un momento en que la mujeres europeas cristianas no tenían prácticamente derechos.

Además, los grupos feministas musulmanes abogan por los derechos de las mujeres basando sus argumentos en la sharía.

Una de las atrocidades contra las mujeres que se le adjudica a la Sharía es castigar el adulterio con lapidación. Al igual que en otras religiones, el adulterio esta prohibido. Según las enseñanzas de Mahoma, debe ser castigado con azotes, o con lapidación, de acuerdo con el Corán.

"Pero hay un alto nivel de evidencia que debe cumplirse antes de que se pueda imponer este castigo: cuatro testigos deben observar el acto real de penetración. Incluso en esta era de vouyerismo, sería casi imposible cumplir este criterio", aclara Afsaruddin.

Prácticas como el asesinato por honor o la mutilación genital femenina no tiene ninguna base en la sharía, sino en prácticas tribales no islámicas.

¿Cómo es la interpretación de los talibanes de la sharia?

Cuando estuvieron en el poder, los talibanes impusieron una estricta ley islámica que prohibía los juegos, la música, las fotografías y la televisión. Negó a las mujeres el derecho de trabajar y las escuelas para niñas fueron cerradas.

En marzo de 2001, la destrucción con dinamita de los budas gigantes de Bamiyán (centro) provocó la indignación internacional.

A pesar de sus mensajes conciliadores, muchos observadores internacionales desconfían en que los talibanes tengan una interpretación más moderada de la sharía esta vez.

"Hay un diferencia enorme entre un régimen que acepta la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, que afirma la igualdad absoluta de todos los seres humanos sin distinción de raza, sexo o religión, y un régimen como el de los talibanes que solo reconocen como válida una legislación, la sharía", dijo Michael Barry, un profesor estadounidense especialista en Afganistán, a la agencia AFP.

México da refugio a cinco mujeres afganas del equipo de robótica

"Si el gobierno cree necesario permitir que haya algunas mujeres en televisión o trabajando en los hospitales, se trata de concesiones, no son derechos, la diferencia es sustancial. Una "concesión" es inaceptable", agregó.

La ex viceministra de Asunto de la Mujer en Afganistán dijo a la DW que tenía poca confianza que los talibanes interpretaran la sharía de manera distinta a su primer régimen.

"Para ellos la sharía significaba no tener acceso a la educación, acceso restringido a los servicios de salud, no tener acceso a la justicia, a la vivienda, a la seguridad alimentaria, al empleo, literalmente a nada", dijo.

Educación, ejemplo de cómo los talibanes interpretan la Sharía

La educación es un buen ejemplo sobre la manera en la que los talibanes interpretan la ley islámica. "La educación es vista como algo verdaderamente importante en el Islam, y a los musulmanes se los dieta a buscar el conocimiento", dijo a BBC Mundo Simon Perfect, investigador del centro de pensamiento Theos.

"Por eso hubo muchas mujeres musulmanas académicas que tuvieron un rol muy importante en darle forma a la tradición", añadió.

El domingo el ministro talibán de educación superior dijo que las mujeres afganas estarán autorizadas a estudiar en la universidad, pero se prohibirán las clases mixtas bajo su mandato.

"El pueblo de Afganistán seguirá teniendo educación superior según las reglas de la sharía (ley islámica) que veda las clases mixtas", señaló el ministro Abdul Baqi Haqqani, en una reunión con hombres mayores, conocida como la loya jirga, el domingo.

Dijo que los talibanes requieren "crear un razonable programa educativo que concuerde con nuestros valores islámicos, nacionales e históricos, y por otro lado, sea capaz de competir con otros países".

Jóvenes de ambos sexos serán segregados en las escuelas primarias y secundarias, lo que era común en un país tan conservador como Afganistán.

Ninguna mujer estaba presente en la reunión del domingo en Kabul, en la que estuvieron otros altos funcionarios talibanes.

El ministro talibán "solo habló con maestros y estudiantes varones", dijo una estudiante que trabajó en la ciudad universitaria durante el último gobierno.

Ella dijo que eso muestra "la sistemática prevención sobre la participación de las mujeres en las decisiones" y "la distancia que hay entre las palabras de los talibanes y sus acciones".

Las admisiones universitarias aumentaron e los últimos 20 años de presencia occidental, especialmente entre mujeres que estudian al lado de los hombre y acuden a seminarios impartidos por profesores del sexo masculino.

Peri una serie de ataques en centros educativos en meses recientes, con saldo de decenas de muertos generó pánico entre la población.

Los talibanes negaron estar tras los ataques, algunos de los cuales fueron reivindicados por el brazo local del Estado Islámico.

Con información de AFP

Publicidad
Publicidad