Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Esto es lo que sabemos sobre el derrame de petróleo en California

Más de 3,000 barriles de petróleo fueron derramados en el Océano Pacífico, amenazando la fauna y las playas estadounidenses en lo que las autoridades calificaron como una “catástrofe ambiental”.
mar 05 octubre 2021 06:19 PM
Esta vista aérea tomada el 4 de octubre muestra trabajadores de respuesta ambiental limpiando el petróleo que flota cerca del pantano Talbert y la boca del río Santa Ana.
El derrame de 480,000 litros de crudo comenzó a filtrarse a primera hora del sábado desde un oleoducto conectado a una plataforma petrolífera en altamar.

Las autoridades de Estados Unidos intentan contener el derrame de 3,000 barriles de petróleo en el Océano Pacífico, cerca de la costa de California, que cubre casi 34 kilómetros cuadrados y que provoca un daño ambiental en esta región que puede ser irreversible.

La peor parte se la ha llevado Huntington Beach, una ciudad costera a unas 40 millas (64.37 kilómetros), recibía la peor parte del derrame.

Publicidad

La alcaldesa de Huntington Beach, quien calificó el derrame de un “potencial desastre ecológico”, advirtió el domingo que “nuestros humedales se están degradando y hay partes de nuestra línea costera que ahora está n cubiertas de petróleo”.

Esto es lo que sabemos sobre el derrame:

¿Cómo comenzó el derrame de petróleo?

El derrame de 480,000 litros de crudo comenzó a filtrarse a primera hora del sábado desde un oleoducto conectado a una plataforma petrolífera en altamar, según las autoridades. La causa del derrame puede ser una fisura conectada a la plataforma petrolera Elly y se extendía desde el Muelle de Huntington Beach hasta Newport Beach, una zona de la costa muy concurrida por surfistas y visitantes.

Carr dijo que la plataforma petrolera era operada por Beta Offshore, una subsidiaria californiana de Amplify Energy Corporation, con sede en Houston.

El director general de Amplify Energy, la firma con sede en Texas, aseguró que había alertado a los guardacostas el sábado por la mañana cuando sus equipos detectaron una posible fuga.

Sin embargo, la Guardia Costera indicó este martes que la compañía avisó de la fuga en el oleoducto que transporta el crudo 12 horas después de las primeras llamadas.

Así lo apuntan los informes de la Guardia Costera de Estados Unidos de los que se hacen eco este martes varios medios de comunicación, que explican que se recibió la primera alerta de vertido 12 horas antes de que la empresa informase.

Publicidad

Los registros muestran dos llamadas sobre el derrame de crudo al Centro Nacional de Respuesta que se produjeron 12 y 6 horas antes del primer aviso de la compañía propietaria, Amplify Energy.

La primera de las llamadas se hizo desde un barco anclado en la zona, cuyos tripulantes explicaron que habían visto un brillo distinto en el agua.

La segunda llamada, seis horas después, fue de una agencia federal que detectó una posible mancha de petróleo en imágenes de satélite, según informes de la Oficina de Servicios de Emergencia de California citados por los medios estadounidenses.

A pesar de estos avisos, las tareas de limpieza y contención de la fuga, que ha vertido el equivalente a unos 3,000 barriles de petróleo, no empezaron hasta 12 horas después, cuando Amplify Energy notificó de la fuga.

La compañía dijo el lunes que "como medida de precaución, se paralizaron todas las operaciones de producción y de los oleoductos en el campo Beta".

El director ejecutivo Martyn Willsher pidió a la empresa "hacer todo lo que sea necesario" para controlar el derrame, y dijo que la compañía contaba con un seguro capaz de lidiar con los costos del caso.

¿Qué pudo causar la fisura?

La guardia costera de Estados Unidos investiga si el golpe de un ancla contra un oleoducto submarino causó el derrame de miles de litros de petróleo en el litoral de California, informaron medios este martes.

Publicidad

El diario Los Angeles Times reportó el martes que la Guardia Costera investiga si el ancla de un enorme barco comercial fue lanzada en el lugar equivocado e impactó en el oleoducto.

Los Ángeles y Long Beach figuran entre los puertos más activos del mundo. Los atascos provocados por la pandemia han visto a decenas de enormes buques portacontenedores estacionados en alta mar mientras esperan atracar.

Los barcos reciben coordenadas para anclar, usualmente lejos de lugares que impliquen riesgos, como aquellos con oleodcutos.

Pero Los Angeles Times citó a una fuente al tanto de la investigación del derrame, que dijo que una ancla mal ubicada pudo haber impactado el oleoducto.

Las autoridades del comando unificado —a cargo de los trabajos— dijeron que hay 14 embarcaciones intentando retirar el petróleo del agua. Hasta el lunes se habían quitado poco más de 15,000 litros.

"El comando unificado está enfocado en la salud y seguridad del público y en la protección de nuestra comunidad costera", dijo la capitana de la Guardia Costera, Rebecca Ore.

"Tenemos muchos profesionales dedicados trabajando contrareloj para limpiar este derrame y asegurar la seguridad del público y del ambiente".

El derrame se originó cerca de la plataforma Elly, construida en 1980, una de las 23 plataformas de petróleo y gas en aguas federales a la altura de California, dijo Los Angeles Times.

Publicidad

Los ambientalistas llamaron la atención sobre los años que tienen algunas de las instalaciones —las que dicen que están oxidadas y mal mantenidas— así como los riesgos que representan.

Martyn Willsher, el director ejecutivo de Amplify Energy, a cargo del oleoducto, dijo que las evaluaciones en el mar revelaron que 1.200 metros del oleoducto están en donde no deberían.

"El oleoducto fue esencialmente estirado como una cuerda", dijo en una rueda de prensa.

"En su punto más ancho está a 32 metros de donde debería estar", agregó explicando que la fisura en el oleoducto está en el vértice del doblez causado.

Willsher se negó a especular qué podría haber causado esto y si un ancla sería responsable por el impacto, pero dijo: "Es un oleoducto de acero de 40 centímetros, de 1.5 cm de grosor, cubierto por una capa de concreto de tres centímetros. Que se mueva 32 metros no es común".

¿Cuáles son las afectaciones?

Un tramo de 24 km de costa permanece cerrado al público, en tanto se interrumpió la pesca mientras equipos trabajan para limpiar el vertido, uno de los mayores ocurridos en California.

Para evitar males mayores entre la población, las autoridades han decidido clausurar las principales playas afectadas, desde el muelle de Huntington Beach hasta las de Newport Beach.

Decenas de ciudadanos de ese municipio costero, ahora impregnado de un fuerte olor a petróleo, observaban y fotografiaban las tareas de recuperación y las manchas negras en el océano desde lo alto del famoso muelle local.

Desde allí apenas se aprecia la magnitud del vertido, ya que se han colocado balizas de color blanco en el mar para evitar que el petróleo avance hasta la playa, que no obstante presentaba un color negruzco en algunas partes.

Al menos ocho pájaros fueron encontrados cubiertos en petróleo, entre otros reportes de animales afectados por el derrame.

Brianna Gonzales, vecina de Huntington Beach, explicó a la agencia EFE que “nunca” había visto tantos peces muertos en la costa californiana como en los últimos tres días, aunque este lunes a mayoría ya habían sido retirados

Las autoridades advirtieron a las personas que no toquen ni traten de salvar a ningún animal, son que llamen a funcionarios locales para que se encarguen.

El lunes, las autoridades alertaron en una rueda de prensa del desastre ecológico por el peor derrame de crudo de California en las últimas tres décadas.

"Vamos a sufrir el impacto de este derrame de petróleo durante generaciones", lamentó el fiscal del distrito del condado de Orange, Todd Spitzer.

El desastre reabrió el debate sobre la presencia de plataformas petroleras y oleoductos cerca de la costa del sur de California.

Ante la catástrofe ecológica, el grupo ambientalista Sierra Club, uno de los más antiguos e influyentes del país, considera que Estados Unidos debe iniciar una transición de las explotaciones petroleras “hacia un futuro energético más saludable, seguro y limpio”.

"¿Cuántos más de estos derrames tendremos que presenciar antes de que nuestros líderes electos comprendan que no existe una manera segura de extraer y transportar los combustibles fósiles?", se preguntó en declaraciones a la agencia Monica Embrey, directora de uno de los programas de Sierra Club.

Por su parte, el grupo Greenpeace calificó esta situación de "inaceptable" y pidió "el fin de la era del petróleo".

“Mientras que más de 480,00 litros de petróleo se filtran en nutras agua y playas, California también enfrenta aún otra temporada de incendios que rompen récords. ¿Cuántas emergencias necesita el gobernador (Gavin) Newsom) antes de que pare con la expansión de los combustibles fósiles” en el estado, dijo la portavoz de la organización para Estados Unidos, Caroline Henderson, en un comunicado.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad