Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Donald Trump, la presencia omnipresente en la política estadounidense

Aun sin dar la conferencia de prensa que había previsto, el ex presidente republicano se convirtió en el protagonista de la conmemoración del aniversario del asalto al Capitolio.
vie 07 enero 2022 05:04 AM
Un simpatizante de Donald Trump sostiene un letrero con la leyenda "Salvemos a Estados Unidos. Trump 2024".
Una decena de seguidores de Trump rezaba frente a la prisión de Washington para pedir la libertad de los arrestados por el asalto al Capitolio, a los que consideran “presos políticos”.

La insalvable brecha política que divide Estados Unidos se materializó este jueves en Washington con la convocatoria de dos vigilias de significados diametralmente opuestos con motivo del primer aniversario del asalto al Capitolio, que solo lograron congregar a los más incondicionales.

Los republicanos con su silencio y el presidente Joe Biden con sus ataques... El primer aniversario del asalto al Capitolio brindó espacio político a Donald Trump.

Publicidad

Trump se había visto obligado a cancelar una rueda de prensa prevista este jueves, pero no por ello quedó relegado a un segundo plano.

Biden sorprendió en el aniversario del ataque al Congreso de Estados Unidos. Él, que por lo general, solo menciona a su predecesor dando rodeos o con apodos como "el otro tipo" o "el tipo de antes", no escatimó en golpes verbales contra Trump, cuyos partidarios invadieron el templo de la democracia estadounidense el 6 de enero de 2021.

Trump "ha creado y difundido una red de mentiras" y "trató de evitar el traspaso de poder pacífico", afirmó el demócrata. Con sus ataques, Biden también ofreció a su rival la ocasión de volver a la arena política.

Sin esperar, el ex presidente contraatacó con comunicados de prensa. Un primero para calificar de "teatro político" el discurso de Biden, destinado, según él, a hacer que la gente se olvide de su "fracaso".

"Todo lo que toca se convierte en fracaso", repite en un segundo texto divulgado poco después.

En un tercero insiste: "No olviden nunca que las elecciones presidenciales de 2020 fueron un crimen. ¡Nunca se rindan!".

Joe Biden arremete contra Trump culpándolo por la toma del Capitolio hace un año

Biden y él ¿volverán a enfrentarse en 2024? Todo parece posible.

Además, el aniversario también sirvió para conocer la fecha del lanzamiento oficial de la red social de Trump: el 21 de febrero.

El Trump Media & Technology Group (TMTG), la casa matriz de Truth Social, el nombre de la red social, no respondió a una solicitud de confirmación hecha por la agencia AFP.

 

La futura plataforma ha sido presentada por el ex presidente como una alternativa a Facebook, Twitter y Youtube, de las cuales ha sido excluidos después de los hechos del 6 de enero de hace un año.

Silencio republicano

Porque a las diatribas del millonario hay que añadir el silencio desconcertante este jueves de los republicanos, que casi unánimemente habían condenado las acciones de los manifestantes pro Trump hace un año.

Los pocos republicanos que emitieron un comunicado, como el poderoso senador Linsday Graham, lo hicieron para ir en la dirección de Trump, prueba de su enorme influencia sobre el partido más de un año después de su derrota en las elecciones de noviembre de 2020.

"Si la presidencia de Biden está en caída libre un año después del 6 de enero no es por el ataque a nuestro Capitolio sino por sus políticas fallidas y la debilidad de su liderazgo", acusa.

Según el senador de Carolina del Sur, Biden y su vicepresidenta Kamala Harris están tratando de convertir el asalto al Capitolio en un asunto político.

El jefe de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, también acusó a sus colegas demócratas de "aprovechar el aniversario para promover objetivos políticos partidistas". Él se ausentó de las conmemoraciones para asistir a un funeral en el sur del país.

Pasillos desiertos

Las únicas voces disidentes fueron Liz Cheney, opuesta a Trump, y su padre, Dick Cheney, ex vicepresidente de George W. Bush.

 

Los dos estuvieron presentes durante el minuto de silencio en homenaje a los policías muertos como consecuencia del asalto.

Liz Cheney es una de los dos congresistas republicanos que han aceptado participar en la comisión de investigación parlamentaria que busca depurar responsabilidades en lo ocurrido el 6 de enero de 2021.

A pesar de las pruebas, más de la mitad de los votantes del partido todavía cree que los demócratas robaron a Trump las elecciones presidenciales de 2020.

Según un sondeo de Reuters/Ipsos, cerca del 55% de los votantes republicanos cree en la falsa acusación de Trump, que fue rechazada por decenas de tribunales, departamentos electorales estatales y miembros de su propio gobierno.

Por eso, para esta jornada de conmemoración, los republicanos han desertado del Capitolio.

No había ni un republicano en el hemiciclo del Senado, donde pocas horas después del discurso de Biden el líder demócrata Chuck Schumer acusó a Trump de "seguir hoy derramando su venenosa bilis".

Los únicos dos congresistas que rompieron el silencio republicano en el Capitolio pertenecen al ala del partido más favorable a Trump.

"Revelaremos la verdad sobre el 6 de enero" en una rueda de prensa, prometió Marjorie Taylor Greene junto a su colega Matt Gaetz.

Al igual que Trump, esta congresista ha visto como Twitter prohibía una de sus cuentas en la plataforma y, también como el expresidente, defiende la teoría de que las elecciones fueron "robadas".

 

Conmemoraciones opuestas

Un año después de uno de los paítulos más oscuros de la historia de Estados Unidos, grupos izquierdistas y simpatizantes del Partido Demócrata se concentraron con velas frene al edificio del Congreso, que una turba de ultraderechistas asaltó el 6 de enero del año pasado, para reivindicar la resiliencia de la democracia estadounidense.

Casi a la misma hora, pero separados por tres kilómetros de distancia, una decena de seguidores de Trump rezaba frente a la prisión de Washington para pedir la libertad de los arrestados por el asalto al Capitolio, a los que consideran “presos políticos”.

“Nunca me habría imaginado que algo así podía pasar. Estoy preocupada por la democracia”, dijo a la agencia EFE al recordar lo sucedido hace un año Kay Drew, una jubilada de 71 años que participó en la vigilia demócrata frente al estanque del Capitolio.

Con información de AFP y EFE

Publicidad
Publicidad