Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Qué pasa entre Ucrania y Rusia? Siete momentos clave para entender el conflicto

Moscú reclama que la presencia de la OTAN, la alianza militar liderada por Estados Unidos, cada vez más al este es un acto de hostilidad, algo que es rechazado por el organismo.
mar 25 enero 2022 05:04 PM
Un miembro de las fuerzas armadas de Ucrania es visto en posiciones de combate cerca de la línea de separación con las fuerzas rebeldes pro rusas en la región de Donetsk.
En 2014, Rusia desató enfrentamientos en la región del Donbass, en el este de Ucrania. Este territorio está controlado actualmente por milicias rebeldes pro-rusas.

Las tensiones entre Occidente y Rusia por la presunta intención de Moscú de invadir a su vecino Ucrania se agravaron este lunes. Estados Unidos y varios países europeos advirtieron de “graves consecuencias” si Rusia decide atacar. Estas son las claves del conflicto entre Rusia y Ucrania.

Estados Unidos incluso fue más lejos. El Departamento de Estado ordenó la evacuación de las familias del personal diplomático estadounidense en Kiev. La medida fue replicada por Reino Unido y Australia. Además, la Casa Blanca pidió a todos los ciudadanos estadounidenses en Ucrania, dejar el país.

Publicidad
Aun bajo amenaza de Rusia, Ucrania mantendrá abierto su espacio aéreo

El Pentágono, ademas, anunció que tiene movilizados a unos 8,500 soldados en alerta y "listos" para desplegarse en el este de Europa, dentro de la OTAN.

Rusia ha calificado estos avances de Occidente como una “histeria informativa”, al tiempo que acusa a la OTAN y a Estados Unidos de toda la tensión en Europa.

1. ¿Por qué Rusia querría recuperar Ucrania?

Desde la disolución de la Unión Soviética, en 1991, Ucrania ha sido un objetivo clave para Rusia. El país ha luchado por combatir la corrupción y superar las profundas divisiones a su interior.

El momento más complicado de la relación entre ambos países sucedió hace ocho años, cuando Rusia se anexionó Crimea y desencadenara enfrentamientos en la región del Donbass, en el este de Ucrania. Este territorio está controlado actualmente por milicias rebeldes pro-rusas.

Desde entonces, el gobierno de Kiev ha acelerado su acercamiento a Occidente, especialmente a la OTAN, mientras que el resentimiento contra Rusia se ha incrementado. El gobierno de Volodím Zelenski, que llegó al poder en 2019, ha prometido solicitar el ingreso de Ucrania en la Unión Europea en 2024 y también su ambición por ingresar ala OTAN.

Para el Kremlin esto último es una linea roja en términos de seguridad, por lo que ha aumentado su hostilidad. Putin considera a Ucrania como parte de la “esfera de influencia” de Rusia, un territorio, más que un Estado independiente.

Publicidad

“Un ataque ruso a Ucrania podría dar lugar a más conversaciones diplomáticas que podrían conducir a concesiones sobre estas sanciones.”, indica Tastiana Kulakevich, especialista en Europa del Este de la Universidad del Sur de Florida en un artículo para The Conversation.

2. Tropas rusas en la frontera con Ucrania

Se calcula qu Rusia ha acumulado 100,000 soldados a lo largo de su frontera con Ucrania en las última semanas.

Putin ha planteado varias exigencias de seguridad a Estados Unidos antes de retirar sus fuerzas militares. La lista de Putin incluye la prohibición de que Ucrania entre en la OTAN, y el acuerdo de que la OTAN retire tropas y armas en gran parte de Europa del Este.

3.La OTAN prepara su intervención

La OTAN dijo este lunes que iba a poner fuerzas en espera y a reforzar su presencia en el este de Europa con más barcos y aviones de combate, una operación que según Rusia se debe a la "histeria" occidental en respuesta a su acumulación de tropas en la frontera con Ucrania.

La OTAN y Rusia discuten diferencias en materia de seguridad y crisis ucraniana

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, recibió con satisfacción una serie de despliegues anunciados por los miembros de la alianza en los últimos días y dijo que la alianza "seguirá tomando todas las medidas necesarias para proteger y defender a todos los aliados, incluso reforzando la parte oriental de la alianza".

Publicidad

Dinamarca, España, Francia y Holanda están planeando o considerando el envío de tropas, aviones o barcos al este de Europa, dijo la OTAN. Ucrania comparte fronteras con cuatro países de la alianza: Polonia, Eslovaquia, Hungría y Rumanía.

"Estados Unidos también ha dejado claro que está evaluando aumentar su presencia militar en la parte oriental de la Alianza", agregó.

Un diplomático de la OTAN dijo a Reuters que Washington estudia la posibilidad de transferir de forma gradual algunas tropas estacionadas en Europa Occidental hacia el este en las próximas semanas.

4. EU evacúa su embajada en Ucrania

Estados Unidos dijo el domingo que está ordenando la salida de los miembros elegibles de las familias del personal de su embajada en Ucrania y que todos los ciudadanos deberían considerar irse de ese país debido a la amenaza de una acción militar de Rusia.

Un día después Reino Unido anunció la salida de parte de su personal y los colaboradores de su embajada en Ucrania en respuesta a "una creciente amenaza de Rusia".

El Departamento de Estado dijo que está autorizando la "salida voluntaria de los empleados estadounidenses contratados directamente y ordenó la salida de los familiares elegibles de la embajada de Kiev debido a la continua amenaza de una acción militar rusa”.

"Los ciudadanos estadounidenses en Ucrania deberían considerar partir ahora utilizando opciones de transporte comerciales u otras opciones de transporte privadas disponibles", agregó.

Publicidad

5. Reino Unido advierte de consecuencias

Invadir Ucrania sumiría a Rusia en un conflicto "violento y sangriento", que equivaldría a crear "una nueva Chechenia", exrepública soviética del Cáucaso que ha sido escenario de intervenciones del ejército ruso, advirtió el lunes el primer ministro británico, Boris Johnson.

"Tenemos que transmitir el mensaje de que invadir Ucrania, desde el punto de vista ruso, será doloroso, violento y sangriento, y creo que es muy importante que la gente en Rusia entienda que esto podría ser una nueva Chechenia", dijo el líder conservador en la televisión británica.

"Conozco un poco a ese pueblo y creo que van a luchar", añadió.

Chechenia, república del Cáucaso ruso, vivió dos sangrientos conflictos en las décadas de 1990 y 2000 que opusieron a grupos independentistas, y posteriormente islamistas, al ejército ruso.

Estos conflictos dejaron decenas de miles de muertos y la segunda guerra de Chechenia, de 1999 a 2009, estuvo marcada por bombardeos indiscriminados de su capital, Grozny.

El Reino Unido, que recientemente vendió misiles a las autoridades ucranianas, acusa a Rusia de "intentar instalar un líder prorruso en Kiev", acusaciones que Moscú desestimó calificándolas de "absurdas".

El lunes por la mañana, Londres anunció la repatriación de parte de su personal diplomático en Ucrania ante la "creciente amenaza" de Rusia.

"La información de inteligencia es muy clara, hay grupos de combatientes rusos en las fronteras de Ucrania y todo el mundo puede ver que hay un proyecto de guerra relámpago que podría llevar a la toma de Kiev", afirmó Johnson.

"Tenemos que dejar claro al Kremlin y a Rusia que esto sería un desastre", subrayó.

Sin embargo, el líder británico consideró que una invasión rusa no es "en absoluto inevitable". "Creo que el sentido común puede prevalecer", aseguró.

El canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro británico, Boris Johnson, advirtieron el viernes a Rusia que tendrá que asumir costes "considerables y graves" en caso de agresión militar a Ucrania.

Durante una conversación telefónica mantenida el jueves por la noche, los dos dirigentes coincidieron en que "hay que evitar una agresión militar de Rusia contra Ucrania" (...) pero que, si llegara el caso, "Rusia debe saber que sufrirá costes considerables y graves", explicó la cancillería alemana en un comunicado.

Un portavoz de Johnson declaró a su vez que los dos dirigentes "compartieron su profunda inquietud ante las acciones desestabilizadoras de Rusia en Ucrania y declararon que cualquier invasión sería un grave error estratégico".

6. EU podría asentar tropas en Europa

El Pentágono tiene movilizados a unos 8.500 soldados en alerta y "listos" para desplegarse en el este de Europa, dentro de la OTAN, en caso de que Rusia invada Ucrania.

Así lo señaló el portavoz del Pentágono, John Kirby, en una rueda de prensa, donde apuntó que Estados Unidos quiere estar listo ante los movimientos de Rusia y matizó que de momento esos militares estadounidenses no tienen una misión asignada ni un despliegue.

"El número de efectivos que el ministro (de Defensa) ha puesto en alerta elevada asciende a 8,500 hombres", declaró y subrayó que "no se tomó ninguna decisión sobre un despliegue de fuerzas fuera de Estados Unidos por el momento". Pero "está muy claro" que los rusos "no tienen la intención actualmente de reducir la escalada", agregó.

7. La postura de otros miembros de la OTAN

El jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, formuló este lunes un llamado a evitar las "crisis de nervios" ante la agudización de tensiones en la frontera entre Ucrania y Rusia.

Al ser consultado al fin de una reunión de cancilleres sobre la eventual retirada de personal diplomático europeo en Ucrania, Borrell dijo que "es necesario permanecer tranquilo y hacer lo que sea necesario, pero evitando una crisis de nervios".

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad