Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Una guerra silenciada, ¿cómo se informan los rusos sobre la invasión a Ucrania?

Una nueva ley anunciada este viernes por Vladimir Putin podrá castigar a todos los medios que difundan “noticias falsas” sobre el ejército ruso, el mismo día que Facebook fue prohibido.
vie 04 marzo 2022 07:32 PM
El presidente ruso Vladimir Putin toma parte de una conexión por video fuera de Moscú.
El presidente ruso, Vladimir Putin, promulgó la ley la tarde del viernes en una nueva vuelta de tuerca de la represión interna en plena invasión de Ucrania.

Rusia aprobó este viernes una ley que castiga con graves multas u penas de prisión la difusión de “información falsa” sobre las Fuerzas Armadas y los llamados a adoptar sanciones contra el país.

El presidente ruso, Vladimir Putin, promulgó la ley la tarde del viernes en una nueva vuelta de tuerca de la represión interna en plena invasión de Ucrania.

Publicidad

Los diputados de la cámara baja del Parlamento ruso —la Duma— habían adoptado unas horas antes por unanimidad una enmienda que prevé penas de entre 10 y 15 años de prisión por la difusión de información falsa sobre las Fuerzas Armadas que acarree “graves consecuencias”.

Además, prevé penas de prisión de hasta 5 años por "acciones públicas" que busquen desprestigiar el empleo de la Fuerzas Armadas rusas en "la defensa de los intereses de Rusia y sus ciudadanos, en la preservación de la seguridad y paz internacional".

Otra enmienda que salió adelante este viernes contempla sanciones para quienes pidan "sanciones contra Rusia", cuando el país se enfrenta a fuertes de aislamiento adoptadas por los países occidentales por el ataque a Ucrania. El castigo puede se de hasta 3 años en prisión.

Estos textos se aplican tanto a medios como a particulares.

La presidenta de la Cámara Alta del Parlamento, Valentina Matvienko, acusó a Occidente de haber lanzado "una guerra de información contra Rusia sin precedentes por su amplitud y su agresividad”.

Facebook, prohibido

Además, el regulador ruso de Internet, Roskomnadzor, ordenó bloquear Facebook en el país alegando que la red social "discrimina" a los medios de comunicación rusos.

Roskomnadzor informó que había habido 26 casos de discriminación contra los medios de comunicación rusos por parte de Facebook desde octubre de 2020, con el acceso restringido a los canales respaldados por el Estado como RT y la agencia de noticias RIA.

 

La medida es una escalada importante en una confrontación en curso entre las grandes empresas de tecnología y Rusia, que en los últimos años ha emitido una gran cantidad de multas y ha desacelerado los servicios. Las tensiones han aumentado en medio de la invasión rusa a Ucrania, que Moscú llama una "operación especial”.

La agencia de noticias Tass informó el viernes que Rusia restringió el acceso a Twitter. La agencia de noticias Interfax dijo previamente que el servicio había sido bloqueado.

El jefe de asuntos globales de Meta, Nick Clegg, dijo que la compañía continuaría haciendo todo lo posible para restaurar sus servicios.

"Pronto, millones de rusos comunes se verán privados de información confiable, privados de sus formas cotidianas de conectarse con familiares y amigos y silenciados", sostuvo en un comunicado publicado en Twitter.

La semana pasada, Moscú dijo que estaba limitando parcialmente el acceso a Facebook, una medida que, según la compañía, se produjo después de que rechazó una solicitud del gobierno para detener la verificación independiente de datos de varios medios de comunicación estatales rusos.

Meta dijo esta semana que había restringido el acceso a RT y Sputnik en toda la Unión Europea y que estaba degradando globalmente el contenido de las páginas de Facebook y las cuentas de Instagram de los medios controlados por el Estado ruso, así como las publicaciones que contenían enlaces a esos medios en Facebook.

 

Roskomnadzor dijo que Meta había restringido el acceso a las cuentas de los medios de comunicación respaldados por el Estado en los últimos días, incluidos RT, Sputnik, la agencia de noticias RIA, Zvezda TV del Ministerio de Defensa y los sitios web gazeta.ru y lenta.ru.

Las tropas rusas toman la mayor central nuclear de Ucrania y de Europa

Agregó que tales restricciones violaban los principios clave de la libertad de información y el acceso sin obstáculos de los usuarios de Internet rusos a los medios locales.

Medios extranjeros y locales independientes son silenciados

Con el objetivo de controlar aún más la información que la población rusa recibe del conflicto, las autoridades acentuaron la presión sobre los pocos medios independientes que seguían trabajando en el país a pesar del clima hostil.

Roskomnadzor anunció igualmente haber limitado el acceso a los portales de la edición en ruso de la cadena británica BBC y de la radiotelevisión internacional alemana Deutsche Welle, así como del portal independiente Meduza y de Radio Svoboda, antena rusa de RFE/RL (Radio Free Europe/Radio Liberty), medio financiado por el Congreso estadounidense; a La Voz de América y a otros medios no mencionados.

La BBC informó el viernes en un comunicado de la suspensión temporal del trabajo de sus periodistas en Rusia. Más tarde se unieron también Radio Canada, la cadena CNN y la agencia Bloomberg.

 

La víspera, la emblemática cadena de radio Ekho Moskvy (Ecos de Moscú) anunció su disolución y la cadena de televisión rusa Dojd, afín a la oposición, suspendió sus emisiones, tras haber sido bloqueada por Roskomnadzor, por su manera de cubrir la invasión.

El periódico ruso independiente Novaya Gazeta, cuyo redactor jefe es el último premiado con el Nobel de la Paz, anunció la supresión de algunas de sus publicaciones sobre el conflicto bélico.

La página web de noticias Znak anunció a su vez que dejaba de trabajar "por la gran cantidad de restricciones que han surgido recientemente en el funcionamiento de medios en Rusia".

The Village, la agenda cultural de referencia en Moscú, tomó la decisión de cerrar su oficina en la capital rusa y trasladarla a Varsovia, Polonia.

Una “realidad” paralela

Varios ucranianos han reportado a través de redes sociales o en medios de comunicación que sus familiares en Rusia no creen en las noticias sobre bombardeos en zonas residenciales que realiza el ejército ruso.

"Pero a pesar de que se preocupan por mí, todavía dicen que probablemente solo sucede por accidente, que el ejército ruso nunca atacaría a los civiles. Que son los ucranianos los que están matando a su propia gente”, dijo a la BBC Oleksandra, una joven de 25 años que vive en Járkov, la segunda ciudad más importante de Ucrania, que ha estado bajo el asedio ruso durante esta semana.

De acuerdo con la joven, muchos rusos han comprado el discurso que emiten las televisoras estatales rusas, fieles al Kremlin.

"Realmente me asusté cuando mi madre citó exactamente a la televisión rusa. Simplemente les están lavando el cerebro. Y la gente confía en ellos", indicó.

En los canales estatales rusos no ha habido mención sobre los bombardeos en zonas residenciales de Járkov o la muerte de civiles. Los medios rusos dicen que la amenaza para los civiles ucranianos no proviene de las fuerzas armadas rusas, sino de los nacionalistas ucranianos que utilizan a los civiles como escudos humanos.

Estos medios incluso evitan utilizar la palabra guerra, sino usan el término “operación militar especial”, usado por el Kremlin para hablar de la invasión a Ucrania. El objetivo, al igual que dijo Putin en su anunció del 24 de febrero, es “liberar a Ucrania de un gobierno de drogadictos y neonazis”.

El jefe del servicio ruso de BBC Monotoring, dijo que está sorprendido por por "la representación puramente orwelliana" del conflicto que presentan los canales rusos.

Operación policial contra Memorial

Estas restricciones y cierres se producen en un año especialmente duro en Rusia para los medios independientes, la oposición política y la sociedad civil.

Numerosas publicaciones y periodistas han sido etiquetados como "agentes del extranjero", una categoría que les obliga a llevar a cabo pesadas gestiones administrativas, con el riesgo de ser perseguidos por ley ante la mínima falta.

El principal opositor al Kremlin, Alexéi Navalni, fue detenido a su regreso a Rusia, después de haber sobrevivido a un intento de envenenamiento. Su movimiento fue desmantelado.

A una semana de iniciar la invasión a Ucrania continúan los ataques Rusos

La justicia rusa decidió en diciembre el cierre de Memorial, una organización de la sociedad civil que era un pilar de la defensa de los derechos humanos y custodio de la memoria de millones de víctimas de crímenes de la Unión Soviética. Un veredicto confirmado tras un recurso el lunes.

La organización anunció el viernes que se estaba llevando a cabo una operación policial en sus oficinas en Moscú, lo que hace temer su cierre efectivo.

Otra organización no gubernamental, "Asistencia Cívica", centrada en la ayuda a los migrantes, también fue objeto de redadas de la policía el viernes. De momento, se desconocen las razones de ambas investigaciones.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad