Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Texas, donde puedes comprar un arma a los 18 años, pero no una cerveza

Este estado permite que personas menores de edad puedan obtener una licencia para portar un arma de fuego bajo ciertas circunstancias, pero la venta de alcohol a ellos está prohibida.
vie 27 mayo 2022 05:04 AM
¿Qué se necesita para comprar un arma en Texas?
Las autoridades han señalado que Salvador Ramos había cumplido 18 años recientemente y que disparó contra su abuela con armas compradas este mes.

Salvador Ramos, el joven que disparó contra los alumnos de la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas y que mató a 19 niños y dos profesoras, compró el arma con la que cometió el ataque menos de una semana después de cumplir 18 años.

Las autoridades han señalado que Ramos había cumplido 18 años recientemente y que disparó contra su abuela con armas compradas este mes. La cadena ABC News precisó, citando a fuentes de seguridad, que Ramos cumplió 18 años el pasado 16 de mayo y que seis días después compró de forma legal dos rifles del tipo AR-15.

Publicidad

Reyes apuntó que el martes por la mañana, antes del tiroteo, no vio nada inusual que augurara lo que iba a pasar. Según él, el sospechoso tuvo una pequeña discusión con la abuela sobre la factura de teléfono.

Sin embargo, con esa edad Ramos no habría podido comprar una cerveza en una tienda. Las políticas de consumo de alcohol de Texas prohiben que los menores de 21 años compren alcohol, a menos que forme parte de un operativo para identificar a comerciantes que venden bebidas alcohólicas ilegalmente a menores de edad.

Las 10 peores tiroteos en EU de los últimos años

Los padres, tutores o esposos de menores de 21 años pueden comprar una bebida a los menores de edad, pero esta debe ser consumida en su presencia. Para beber cerveza, vino y destilados en bares y restaurantes la edad mínima es de 18 años, una de las más bajas de Estados Unidos, a excepción de Maine, donde la edad mínima es de 17 años.

¿A partir de qué edad se puede comprar un arma de fuego en Texas?

Según la ley federal estadounidense, cuando se trata de un licenciatario federal de armas de fuego (FFL) debe tener al menos 18 años para comprar un arma larga y 21 años para comprar un arma corta.

“Un residente de Texas de 18 años o más pero menor de 21 años no podrá comprar un arma de fuego a través de un distribuidor de FFL, pero esa persona puede comprar un arma de fuego de otro residente de Texas. Las ventas entre dos personas que no son distribuidores autorizados se denominan ventas privadas”, señala Texas Law Shield, una compañía legal privada que ofrece servicios de defensa legal, en su sitio web.

 

Sobre la venta de armas de fuego a menores de edad, el Código Penal de Texas dice que comete un delito quien intencionalmente o con conocimiento, venda, rente, alquile, dé u ofrezca vender, rentar, alquilar o dar armas a cualquier menos de 18 años en cualquier armería o club.

No obstante, si el padre o el tutor de un menor de 18 años da su permiso escrito para la venta de un arma, no hay ofensa a perseguir.

Desde el 1 de septiembre de 2021, los jóvenes de entre 18 y 20 años pueden obtener una licencia para portar armas cortas de fuego si están protegidos por ciertos tipos de órdenes de protección. Estas pueden ser solicitadas por víctimas de violencia, acoso o abuso sexual.

¿Por qué Texas es un "santuario" para las armas?

Texas se convirtió hace casi un año en el "santuario" de las armas de fuego de la mano de siete leyes firmadas por su gobernador, el republicano Greg Abbott.

En junio de 2021 Abbott firmó siete leyes estatales y prometió mantener Texas como "bastión de la libertad”.

"Texas será siempre líder en la defensa de la Segunda Enmienda (que protege el derecho a portar armas de fuego), que es por lo que hemos erigido una barrera en torno a los derechos de armas en esta sesión", dijo Abbott durante la firma, flanqueado por representantes de la Asociación Nacional del Rifle (NRA).

 

Esas normas entraron en vigor el pasado 1 de septiembre y permiten, entre otros, a los residentes de Texas portar armas de fuego en público sin necesidad de contar con un permiso, siempre y cuando sean mayores de 21 años.

También autorizan a los ciudadanos que cumplan la ley llevar legalmente un arma de mano sin licencia para portarla.

Otra de las normas texanas permite a los huéspedes de hoteles guardar armamento en las habitaciones del alojamiento, mientras que otra impide a las instituciones gubernamentales contratar a empresas que discriminen a negocios u organizaciones de armas y municiones.

Asimismo, hay una regulación que elimina los requisitos sobre las fundas o cartucheras y deja que los dueños de las armas elijan las que prefieran.

Y hay otra que revoca la consideración como delito de la posesión, fabricación, transporte y reparación de silenciadores, además de garantizar que cualquiera de esos artilugios que haya sido producido en Texas y que se encuentre en ese estado no esté sujeto a ninguna norma federal.

¿Cómo es el arma con la que se realizó el ataque?

El atacante de Uvalde estaba equipado con una variante civil de un fusil de asalto militar concebido para hacer el mayor número de víctimas posibles en un tiempo récord.

Conocido en Estados Unidos como AR-15, es un fusil semiautomático que tiene múltiples versiones. Su diseño militar es M16, que puede ser descargado en modo automático.

 

Pero incluso antes, los AR-15, de venta libre, ya habían demostrado su eficacia en la serie de tiroteos que han enlutado a Estados Unidos.

"No existe diferencia importante entre (estos fusiles) y armas militares", resalta el Violence Policy Center, un centro de estudios especializado.

Bien sea durante la matanza perpetrada en julio de 2012 en un cine de Colorado (82 víctimas, 12 muertos), la masacre cinco meses después en una escuela primaria de Connecticut (26 muertos, 20 niños) o el atentado yihadista en diciembre de 2015 en San Bernardino en California (36 personas afectadas, 14 fallecidas), se usaron estos fusiles ligeros dotados de cargadores con gran capacidad, de hasta 30 balas y más.

"Estas armas son usadas para cometer actos terribles. Se les llama máquinas perfectas de matar. Propulsan a una velocidad vertiginosa balas que atraviesan los cuerpos y causan carnicerías terribles", declaró Joe Biden en 2016, entonces vicepresidente de Barack Obama.

En 1994, el Congreso estadounidense adoptó una ley que prohibió durante diez años los fusiles de asalto y algunos cargadores de gran capacidad. La prohibición expiró en 2004 y, desde entonces, nunca fue renovada, pese a múltiples intentos. La idea de un retroceso legislativo en el tema se desvaneció.

De hecho, el mercado de estos fusiles extremadamente peligrosos tiene el viento en popa. Los fabricantes los presentan como objetos de caza, deportes o esparcimiento, o como la mejor respuesta a la necesidad de autodefensa de los estadounidenses.

Con información de AFP y EFE

Tags

Publicidad
Publicidad