Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Roe v. Wade: ¿cómo afectará el derecho al aborto en América Latina?

Aunque es complicado que las legislaciones y decisiones judiciales sobre el tema se modifiquen en la región, la derogación en EU puede ser un aliciente para grupos de extrema derecha.
mar 31 mayo 2022 05:04 AM
Mujeres con pancartas que dicen "Mi cuerpo, mi decisión" y "Los derechos de las mujeres son derechos humanos" protestan a favor del derecho al aborto en frente de la Suprema Corte de Estados Unidos en Washington DC.
La Suprema Corte de Estados Unidos votará una resolución para derogar la jurisprudencia Roe v. Wade, que garantiza el derecho al aborto, en junio.

Una marea verde ha inundado a América Latina en la última década.

El movimiento pro aborto en la región ha tenido grandes victorias desde hace varios años. La principal vino de Argentina, donde surgió el movimiento. Luego de varias iniciativas rechazadas, el 30 de diciembre de 2020 el Congreso argentino aprobó la interrupción del embarazo antes de las 14 semanas.

Publicidad

En México y Colombia, el poder judicial ha sido protagonista, con decisiones de la Corte Suprema de Estados Unidos.

En Chile, la Comisión que escribe la nueva Constitución incluyó entre sus artículos el derecho al aborto. Ecuador aprobó la despenalización del aborto en caso de violación, pero la norma fue vetada por el presidente Guillermo Lasso.

Cuando en América Latina se dan pasos para garantizar el derecho al aborto, el Estados Unidos está ocurriendo lo contrario. Este junio de 2022, la Corte Suprema de Estados Unidos derogó la sentencia Roe v. Wade , que garantiza el derecho al aborto en este país, de acuerdo con un borrador del proyecto de sentencia filtrado y publicado por Politico y después corroborado por el presidente de la corte, el magistrado John Roberts.

En caso de que se confirme el fallo, se espera que 23 estados prohiban el aborto, lo que dejaría a gran parte de la población de Estados Unidos sin acceso a los servicios de interrupción del embarazo.

Roe vs. Wade, aprobada en 1974, y la legalización del aborto en Cuba en 1961 fueron los primeros antecedentes de este derecho en el continente. ¿Cómo puede afectar la derogación de la sentencia estadounidense los avances que ha tenido la región a lo largo de la última década?

Dos aproximaciones al aborto

Aunque fue una resolución pionera, Roe v. Wade parte de un lugar muy distinto a las sentencias de las cortes mexicana y colombiana, señala Fernanda Díaz de León Ballesteros, subdirectora de incidencia de Ipas Centroamérica y México.

 

“Roe v. Wade se aprobó tomando en cuenta una enmienda a la Constitución de Estados Unidos que indica que todos los ciudadanos tienen derecho a la privacidad. Se consideró que el Estado no podía decidir por las mujeres si debían o no ser madres”, dijo en entrevista con Expansión.

En cambio, las resoluciones tanto de Colombia como de México tomaron en cuenta derechos más de avanzada, como el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo y otros relacionados con el género, señala la especialista.

El 7 de septiembre de 2021, la Suprema Corte de la Justicia de la Nación (SCJN) de México aprobó una resolución que declaró inconstitucional una ley de Coahuila.

“El derecho a decidir, entendido como la libertad que le permite a la mujer elegir quien quiere ser en relación con la posibilidad de procrear… este derecho reconoce en la mujer y en las personas con la capacidad de gestar como las únicas personas titulares de su plan de vida, a partir de su individualidad e identidad propia, lo que constituye la raíz de la obligación estatal de brindarle un ámbito de protección y no de una sanción”, dijo el ministro Luis María Aguilar, durante la presentación de su propuesta.

En abril, la corte mexicana dio un paso más lejos y aprobó que las personas menores de edad que hayan sufrido abuso sexual puedan acceder a servicios de aborto en cualquier hospital sin solicitar el permiso de sus padres o tutores.

 

La corte colombiana aprobó la despenalización parcial del aborto el 21 de febrero de 2021, permitiendo la interrupción voluntaria del embarazo hasta las 24 semanas, aunque no eliminó el delito del Código Penal.

Hasta entonces, el aborto solo estaba permitido en Colombia cuando está en riesgo la salud o la vida de la madre; cuando es fruto de violación o incesto, o si hay malformación del feto, mientras que en el resto de casos está penado hasta con cuatro años y medio de cárcel.

De acuerdo con Díaz de León Ballesteros, será muy complicado que una derogación de Roe v. Wade en Estados Unidos tenga un efecto contagio en las cortes latinoamericanas, justo por las diferencias que hay entre las resoluciones.

En el caso de países donde ya se han aprobado leyes que legalizan el aborto, como Argentina, la subdirectora de Ipas indica que será más complicado que haya un cambio significativo tras la resolución.

Síntoma del avance de los grupos de extrema derecha en EU

La aprobación de leyes que restringen o prohiben el aborto en varios lugares de Estados Unidos, como Texas, Florida y Oklahoma, así como el borrador de la sentencia de la corte son la muestra del avance de los grupos de extrema de derecha en Estados Unidos, indica Díaz de León Ballesteros.

“Los grupos de derecha, vinculados a iglesias cristianas, en muchas ocasiones han estado cabildeando en Estados Unidos para terminar con el derecho al aborto en Estados Unidos”, dijo.

 

De acuerdo con Díaz de León Ballesteros, el verdadero problema para América Latina si avanza la penalización del aborto en Estados Unidos será que servirá de aliciente para grupos contra el aborto en la región, ya sea para que hagan cabildeo para impedir la legalización del aborto, o bien, para que continúe siendo un delito en países como El Salvador.

Brasil, el país más poblado de América Latina, tiene una presencia importante de grupos relacionados a iglesias evangélicas, que a su vez tienen un contacto estrecho con miembros del poder, desde legisladores hasta el presidente Jair Bolsonaro.

El 30 de diciembre de 2020, cuando Argentina legalizó el aborto, Bolsonaro aseguró que mientras él fuera presidente de Brasil, la interrupción del embarazo no sería legal en el país.

“Lamento profundamente la vida de los niños argentinos, ahora sujetos a ser cortados en el vientre de sus madres con el consentimiento del Estado. Mientras dependa de mí y de mi gobierno, el aborto nunca será aprobado en nuestro suelo. ¡Siempre lucharemos por proteger la vida de inocentes!”, dijo entonces el mandatario brasileño.

Bolsonaro se juega la reelección en octubre. Su principal competidor, el expresidente Luis Inazio Lula Da Silva, se ha mostrado más favorable a la legalización del aborto.

¿Afecta a México?

Si Roe v. Wade se deroga, las primeras restricciones entrarían en vigor en 13 estados con las llamadas leyes de activación que se promulgarían si la sentencia es anulada.

Los estados son Arkansas, Idaho, Kentucky, Luisiana, Misisipi, Misuri, Dakota del Norte, Oklahoma, Dakota del Sur, Tennessee, Texas, Utah y Wyoming, según el Instituto Guttmacher, un grupo de investigación sobre el derecho al aborto.

Se espera que un puñado de estados del Medio Oeste y del Suroeste mantengan el aborto legal, como Colorado, Illinois, Kansas, Minnesota y Nuevo México, de acuerdo con el Instituto Guttmacher.

En ese caso, una mujer de Miami, Florida tendria que conducir 11 horas, o más de 1,100 kilómetros, para llegar a Carolina del Norte, donde se espera que el aborto siga siendo legal.

Sobre si algunas de las mujeres estadounidenses que busquen acceder a un aborto legal usaran a México como una opción, Díaz de León Ballesteros recordó que, aunque el aborto está despenalizado, aún no está reglamentado en la mayoría de los estados.

De los estados de México que tienen frontera con Estados Unidos, solo Baja California ha aprobado una ley para legalizar el aborto. Este territorio colinda con California, donde el aborto seguirá siendo legal, según anunció el gobernador demócrata Gavin Newsom.

Además, para muchas mujeres estadounidenses será mucho más barato trasladarse a otro estado dentro de Estados Unidos, a pagar un vuelo a los lugares de México donde es legal abortar.

Con información de Reuters

Publicidad
Publicidad