Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Matrimonio gay, ¿el siguiente derecho en riesgo en Estados Unidos?

Otros derechos reconocidos por la Corte Suprema con el argumento de que los estados infringen las libertades sin el debido proceso legal pueden ser revertidos tras el fallo sobre el aborto.
lun 27 junio 2022 06:17 PM
matrimonio-igualitario-EXPANSION.jpg
Los magistrados aconsejaron a la opinión pública a ser escéptica ante la afirmación de la mayoría del tribunal de que el fallo no debe tomarse como base para poner en duda otros precedentes “que no se refieren al aborto”. (Fotoarte: Paula Carrillo)

El aborto legal puede ser solo el primero de los derechos que corren riesgo tras la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos. Libertades relacionadas con el matrimonio, la sexualidad y el control de la natalidad puede ser los siguientes en ser revertidos, advierten los magistrados progresistas del tribunal.

El fallo del viernes, de 5 a favor y 4 en contra y redactado por el juez conservador Samuel Alito, anuló la decisión del caso Roe v. Wade de 1973, que legalizó el aborto en todo el país.

Publicidad

Los tres jueces liberales de la Suprema condenaron el fallo por considerarlo “catastrófico” y jurídicamente defectuoso, ya que permitiría a los estados obligar a una mujer a llevar a término un embarazo y, en algunos estados, “a dar a luz al hijo de su violador”.

¿Por qué estás libertades corren peligro?

Los magistrados progresistas explicaron la amenaza que supone la sentencia para otros derechos que el tribunal ha reconocido en decisiones a lo largo de décadas en virtud de un principio jurídico llamado "debido proceso sustantivo" que surge de la 14va Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que impide a los estados infringir las libertades sin el “debido proceso legal”.

“No podemos entender cómo alguien puede confiar en que la opinión de hoy será la definitiva en estos casos”, escribieron los jueces.

Los magistrados aconsejaron a la opinión pública a ser escéptica ante la afirmación de la mayoría del tribunal de que el fallo no debe tomarse como base para poner en duda otros precedentes “que no se refieren al aborto”.

“Piense en alguien que le dice que la torre de Jenga simplemente no se derrumbará”, escribieron los jueces disidentes, refiriéndose a un juego de bloques de madera apilados precariamente.

Sus temores no tardaron en maternizarse. Uno de los jueces conservadores que votaron a favor de la derogación de Roe v Wade, Clarence Thomas, dijo el mismo viernes que es momento de revisar “todas las jurisprudencias” que se basan en la 14va Enmienda.

La Corte Suprema de EU revoca el derecho al aborto en EU

Thomas pidió al tribunal que desechara definitivamente esos precedentes sobre el debido proceso sustantivo.

 

Estos precedentes salvaguardaron una serie de libertades personales, como la anticoncepción en una decisión de 1965 (“Griswold v. Connecticut”), el matrimonio interracial en 1967, la intimidad entre personas del mismo sexo en 2003 (“Lawrence v. Texas”), y el matrimonio gay en 2015 (“Obergefell v. Hodges”).

En futuros casos, dijo Thomas, “deberíamos reconsiderar todos los precedentes de este tribunal sobre el debido proceso sustancial”, mencionando específicamente las sentencias que protegen los derechos a la anticoncepción, la intimidad entre personas del mismo sexo y el matrimonio homosexual.

Según Clarence Thomas, como estas sentencias se basan en el mismo precepto de la Constitución que el que protegía el derecho al aborto, la Corte tiene “el deber de ‘corregir el error'" que establecieron. Habría entonces que analizar si otros apartados de la Constitución "garantizan el sinfín de derechos" así "generados", explicó.

Por ahora solo es la opinión de uno de los nueve jueces integran el templo del derecho estadounidense.

“Estos temas son parte de la conversación nacional en curso sobre lo que significa nuestra carta fundamental como pueblo. Y no es sorprendente que haya profundos desacuerdos entre los jueces”, dijo Marc Spindelman, profesor de leyes de la Universidad Estatal de Ohio, en una entrevista para The State of Ohio.

Sin embargo, los miembros de la comunidad LGBTQ no se muestran confiados después de la publicación de la opición de Thomas.

 

“La disidencia de Thomas es una alerta roja a todo volumen para la comunidad LGBTQ y para todos los estadounidenses. Nunca volveremos a los días oscuros en los que nos excluyeron de las habitaciones del hospital, no nos dieron los certificados de defunción, nos negaron los beneficios conyugales o cualquiera de las otras humillaciones que tuvieron lugar en los años anteriores a Obergefell”, dijo Sarah Kate Ellis, presidenta y CEO de GLAAD, una organización de defensa LGBTQ, de acuerdo con The Washington Post.

La profunda remodelación de la Corte Suprema bajo la presidencia de Donald Trump, que nombró a tres nuevos jueces dando una clara mayoría a los conservadores, hace temer a los demócratas, abogados y asociaciones defensoras de derechos, que varias conquistas, incluida la del matrimonio entre personas del mismo sexo, acaben en el banquillo.

Biden: La intimidad está en riesgo

El presidente Joe Biden dijo a los estadounidenses que se preparen para nuevas amenazas a los derechos establecidos por parte de los conservadores de este tribunal.

“He advertido sobre cómo esta decisión pone en riesgo el derecho más amplio a la intimidad para todos”, dijo Biden. “... El derecho a tomar las mejores decisiones para su salud. El derecho a utilizar métodos anticonceptivos, de una pareja casada en la intimidad de su dormitorio”.

 

Aunque los derechos sustantivos al debido proceso no se mencionan explícitamente en la Constitución, están vinculados a la privacidad personal, la autonomía, la dignidad y la igualdad. La sentencia del caso Roe reconoció que el derecho a la intimidad personal en virtud de la Constitución protege la decisión de una mujer de interrumpir su embarazo.

Críticos conservadores del principio del debido proceso sustantivo han dicho que la norma permite indebidamente que jueces no elegidos tomen decisiones políticas que sería mejor dejar a los legisladores electos.

Para algunos especialistas, este es un momento para que las comunidades que pueden ser afectadas por la suspensión de estos derechos se organicen políticamente para su defensa.

“Si bien en este momento la opinión dice que estas preguntas están resueltas y nada de lo que estamos haciendo significa plantear una duda, es potencialmente importante que la gente se involucre políticamente y resolidifique, reafirme esos derechos”, dijo Spindelman.

El fallo del viernes se produjo en torno a un caso relacionado con una ley de Mississippi que prohíbe los abortos después de las 15 semanas de embarazo.

Con información de AFP y Reuters

Publicidad
Publicidad