Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Cuál es la política de "Un País, Dos Sistemas" de China con Hong Kong?

Hace 25 años, Reino Unido regresó la soberanía de esta isla al país asiático, que se comprometió a respetar algunas de las instituciones políticas de ciudad durante 40 años.
vie 01 julio 2022 05:45 PM
25th anniversary of Hong Kong's handover to Chinese rule
Hong Kong's new Chief Executive John Lee walks with China's President Xi Jinping following Xi's speech after a ceremony to inaugurate the city's new leader and government in Hong Kong, China, July 1, 2022, on the 25th anniversary of the city's handover from Britain to China. Selim Chtayti/Pool via REUTERS

El gobernante chino, Xi Jinping, exaltó este viernes el mando de Beijing sobre Kong Kong, al encabezar las conmemoraciones del 25º aniversario del traspaso de la ciudad de mando británico, donde afirmó que la democracia florece pese a la represión que silenció a la disidencia.

En la ceremonia, que incluyó la instalación del nuevo gobierno de Hong Kong, Xi evidenció el control del Partido Comunista Chino sobre la ciudad luego de desatar una fuerte represión contra el movimiento prodemocracia local.

Publicidad

Origen de la política

En pocas palabras, significa que las Regiones Administrativas Especiales de Hong Kong y Macao, ambas antiguas colonias, pueden tener sistemas económicos y políticos diferentes a los de China continental, mientras forman parte de la República Popular China.

La política de Un País, Dos Sistemas fue propuesta originalmente por Deng Xiaoping poco después de tomar las riendas del país a fines de la década de 1970. El plan de Deng era unificar China y Taiwán bajo la política de Un país, dos sistemas. Prometió una gran autonomía a Taiwán.

El gobierno nacionalista de China, que fue derrotado en una guerra civil por los comunistas en 1949, había sido exiliado a Taiwán. Según el plan de Deng, la isla podría seguir su sistema económico capitalista, tener una administración separada y mantener su propio ejército pero bajo soberanía china. Taiwán, sin embargo, rechazó la oferta del Partido Comunista.

Desde entonces, la isla se ha administrado como una entidad separada de China continental, aunque Beijing nunca renunció a su reclamo sobre Taiwán.

Devolución de territorios coloniales

La idea de dos sistemas en un solo país resurgió cuando Beijing inició conversaciones con Reino Unido y Portugal, que dirigían Hong Kong y Macao, respectivamente.

Los británicos tomaron el control de Hong Kong en 1842 después de la Primera Guerra del Opio. En 1898, el gobierno británico y la dinastía Qing de China firmaron la Segunda Convención de Beijing, que permitió a los británicos tomar el control de las islas que rodean Hong Kong, conocidas como Nuevos Territorios, en arrendamiento por 99 años.

Londres prometió a Bejing que las islas serían devueltas a China después de la expiración del contrato de arrendamiento, en 1997. Macao, por otro lado, había sido gobernado por los portugueses desde 1557. Comenzaron a retirar las tropas a mediados de la década de 1970.

 

En las conversaciones, Beijing prometió respetar la autonomía de la región bajo la propuesta de Un país, dos sistemas. El 19 de diciembre de 1984, China y el Reino Unido firmaron la Declaración Conjunta Sino-Británica en Beijing, que establece los términos para la autonomía y los sistemas legal, económico y gubernamental de Hong Kong después de 1997.

De manera similar, el 26 de marzo de 1987, China y Portugal firmaron la Declaración Conjunta sobre la Cuestión de Macao en la que China hizo promesas similares para la región de Macao después de que fuera entregada a Beijing.

Hong Kong volvió al control chino el 1 de julio de 1997 y la soberanía de Macao fue transferida el 20 de diciembre de 1999. Ambas regiones se convirtieron en Regiones Administrativas Especiales de China.

Las regiones tendrían sus propias monedas, sistemas económicos y legales, pero Beijing decidiría la defensa y la diplomacia. Sus miniconstituciones seguirían siendo válidas durante 50 años, hasta 2047 para Hong Kong y 2049 para Macao. No está claro qué sucederá después de este mandato.

 

¿Qué desencadenó la crisis actual?

En los últimos años, ha habido una creciente protesta de la sociedad civil prodemocracia de Hong Kong contra los supuestos intentos de China de erosionar la autonomía de la ciudad. Esto ha creado tensiones entre la juventud de la ciudad y el gobierno local, que en realidad es elegido por Beijing.

En 2016-17, seis legisladores críticos con Beijing fueron inhabilitados. En 2018, el Partido Nacional de Hong Kong, un partido localista que ha criticado a Beijing, fue ilegalizado. En 2019, Carrie Lam, directora ejecutiva de Hong Kong, propuso el proyecto de ley de extradición, que buscaba extraditar a los hongkoneses a lugares con los que la ciudad no tiene acuerdos de extradición.

Los críticos dijeron que permitiría al gobierno de la ciudad extraditar a los críticos de Beijing a China continental, donde el sistema judicial está subordinado al gobernante del Partido Comunista.

Esto desencadenó las protestas, y continuaron a pesar de la decisión de la Sra. Lam de suspender el proyecto de ley. Los manifestantes, que a menudo se enfrentaron con la policía, ahora quieren que se retire formalmente el proyecto de ley, que la Sra. Lam renuncie, que se libere a los manifestantes arrestados y que se reforme el sistema electoral de la ciudad.

Tags

Publicidad
Publicidad